Cartas de lectores

Del mundo de las palabras

Miércoles 12 de Febrero de 2020

Una familia de palabras, también llamada familia léxica, es un conjunto de palabras que proceden de la misma raíz y por lo tanto tienen un mismo origen. Analizaremos la familia del verbo latino “docere”, que significa “enseñar”, de acá proviene “docente”, que designa a quien ejerce la enseñanza y la educación, y también lo relacionado con su práctica de enseñante. Doctor proviene de “docere”, el que enseña los conocimientos propios de su especialidad a cambio de honorarios. Docto, que posee muchos conocimientos adquiridos a fuerza de estudio. Dócil es el alumno, mascota, soldado, que se deja enseñar fácilmente. Y por último doctrina también proviene de “docere” y designa a un conjunto de enseñanzas de una determinada fracción política, religiosa o filosófica, según los casos: doctrina peronista, doctrina social de la Iglesia o doctrina budista. Otra familia es la que proviene de “domus” (casa), una palabra latina con la que se conoció a un tipo de casa romana. De esta raíz proviene “mayordomo”, que era en origen el criado principal de una casa o el encargado de una organización o cofradía. Domicilio proviene del latín “domicilium”, que a su vez tiene su origen en el vocablo “domus”: significa el lugar donde se habita y a su vez residencia legal de cada persona. Y por último, “doméstico” proviene del latín “domesticus”, relativo a la casa, también de “domus” y de ahí criado o empleado doméstico, animales domésticos (los que antes eran salvajes), electrodomésticos, aparatos movidos por electricidad para el confort de la casa. Creo que mediante las etimologías llegamos al alma de las palabras.

Omar Alfredo Re

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario