Cartas de lectores

De tan Maduro, casi podrido

Sábado 02 de Marzo de 2019

¿En qué radica la bonhomía de un presidente que dice querer y cuidar a su pueblo, cuando es capaz de hacer quemar y destruir camiones enteros con medicamentos y alimentos para aquellos que no pueden acceder a los mismos, que en Venezuela son muchísimos? ¿Qué cosas estarán en juego a la hora de necesitar perpetuarse en un país que, lejos de haber tenido indicadores que mostraran una mejora en alguno de los indicadores sociales o un cambio proyectado en el tiempo, como podría ser el cambio de matriz exportadora de materia prima (el crudo petrolero) por una más diversificada que le diera empleo a más gente? Si nada de ello está presente en el horizonte, pues querrían explicar entonces los sectores que desde la Argentina defienden a una dictadura y acusan a las corporaciones de todos sus males, ¿qué es lo que defienden? Porque los únicos dólares que entraban en Venezuela, producto de sus exportaciones de petróleo son los que aportaba EEUU, a diferencia de los que no llegan de China y Rusia. ¿Por qué si el magnate egipcio Naguib Sawiris (aquel que intentó infructuosamente que Grecia o Italia le vendieran una isla para cobijar a los migrantes libios) manifestó su intención de invertir en Venezuela la dictadura lo ahuyenta?

Otto Schmucler

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});