Policiales
Martes 01 de Noviembre de 2016

Monchi procesado por dar la orden que desató el crimen de una chica

Está escuchado al instigar la balacera contra una casa donde vivía Lourdes Canteros, de 14 años, alcanzada por un tiro en el pecho

"Está bien, dale a mansalva", ordenó Monchi. Gabi respondió afirmativamente. Entonces Monchi agregó: "Venite a lo de Hernán y pasate a buscar la plata". Minutos más tarde alguien fue a disparar al frente de la casa de Conscripto Bernardi 6374, donde según habían averiguado al parecer había un competidor vendiendo droga. El amedrentamiento ordenado por el cabecilla de Los Monos con la intención de mantener su dominio en el mercado de drogas de la zona tuvo un desenlace razonablemente trágico: una de las balas disparadas "a mansalva" atravesó el pecho de Lourdes Nerina Canteros, una adolescente de 14 años que moriría minutos después.

Por el asesinato, ocurrido en mayo de 2013, la jueza Alejandra Rodenas procesó por homicidio calificado por precio y promesa remuneratoria a Ramón Machuca, conocido como "Monchi Cantero". Se le atribuye haber ordenado una agresión armada a pesar de que sabía que alguien podría resultar herido o muerto, lo que se conoce en derecho como dolo eventual.

La evidencia contra el imputado se basa en las conversaciones teléfonicas interceptadas entre Machuca y un hombre hasta ahora no identificado apodado "Gabi". Charlas similares a las que condujeron a la condena del policía Juan Angel "Tiburón" Delmastro, sentenciado a seis años y medio como partícipe secundario.

En el sillón. La noche del 15 de mayo de 2013 Nadia Canteros miraba la tele de la casa de la zona sur que compartía con algunos de sus hermanos desde que su madre muriera en 2009 y el padre luego los abandonara. La joven se había sentado en un sillón del living donde estaba Agustín, de 16 años, y Lourdes, de 14. En una pequeña casa ubicada en la parte trasera de la propiedad estaba Nicolás, otro hermano, con su pareja e hija.

A las 22, casi puntual, la muchacha escuchó el escape de una moto que parecía estar frenando en la puerta de su casa. Entonces sonaron varios disparos y voló una cortina. Nadia y Agustín se tiraron al piso y vieron cómo Lourdes, que se había levantado para ir al baño, cayó cerca de la puerta de la cocina.

Nadia le levantó la campera y la remera a su hermanita y vio cómo sangraba. Empezó a pedir auxilio y un vecino las llevó hasta el Hospital Roque Sáenz Peña donde Lourdes murió minutos después. Al menos siete balas calibre nueve milímetros se levantaron en el frente e interior de la casa.

A partir de testimonios de las víctimas, en un primer momento la pesquisa se orientó hacia jóvenes del barrio que estaban enemistados con Nicolás Canteros, con quien sus hermanos dijeron no tener relación y a quien le atribuían consumir y vender drogas. Pero los allanamientos y escuchas ordenadas hacia esos muchachos no arrojaron resultados.

Hasta que, según se indica en la resolución de Rodenas, las escuchas organizadas como parte de la causa 913/12 que investigó actividades criminales de la banda de Los Monos empezó a arrojar pistas sobre lo sucedido esa noche en el barrio de la Carne.

Competidores. La participación de Machuca como instigador del ataque está acreditada, según la resolución judicial, por las conversaciones interceptadas con otros miembros de Los Monos, también procesados como él por su pertenecia a esa organización delictiva. El fallo de Rodenas reseña las escuchas desde cuatro días antes del crimen, el 11 de mayo de 2013, cuando Gabi informó por teléfono a Monchi de la competencia que había descubierto en la zona.

Según los primeros datos que averiguó, el presunto búnker era de un pibe que andaba en Ford Focus gris que solía estar estacionado en la puerta. Gabi le propuso a Monchi: "Si vos me das apoyo los podemos echar y nos queda la casita para nosotros". Machuca respondió: "Bueno, averigüen bien, preguntenlé al Chino Fleitas, a alguno de esos, a ver si ellos saben de quién es".

Al día siguiente continuaron las conversaciones con datos sobre la ubicación exacta y más información colectada sobre los competidores. Gabi mandó a "uno de los pibes" a comprar droga y constató que el lugar estaba trabajando. "Es una casita que está como escondida, se entra y se compra atrás", describió Gabi.

Tiburón. Horas más tarde, Monchi llamó a Gabi para pedirle la dirección exacta de la casa. Minutos después Gabi le informó: "Conscripto Bernardi 6374". Con ese dato, Machuca llamó al "Tibu" Delmastro, un policía de Drogas Peligrosas y le pidió que averiguara si ese lugar estaba "habilitado" como boca de expendio de estupefacientes porque, caso contrario, lo mandaría "a cerrar" por estar cerca de uno de sus búnkeres.

Al día siguiente, el 14 de mayo a las 11.16, Delmastro llamó a Monchi con la novedad: "Sí, lo tienen acá, pero no importa. Dale boludo, no digas nada y dale", habilitó el policía. Machuca pregunta de quién es el quiosco, Tibu dice que no sabía.

Dos horas después Machuca convocó a Gabi "a la canchita" para planificar el atentado consistente en balear la casa y el auto. Pero esa noche, al no estar el Focus, la acción se postergó para la noche siguiente. El día del ataque, Machuca llamó a su ladero Cristian Hernán Bustos y le preguntó si había "dos lucas de cambio". Luego se comunicó con Gabi para decirle que pasara a cobrar por lo de Hernán.

—¿Podremos hacer eso hoy? ¿No dieron con el auto hoy? —le pregunta.

—No, no, no, pero le vamos a dar... a lo otro, a lo que está ahí solo (por la casa). ¿Qué decís vos? —repregunta Gabi.

—Está bien, dale a mansalva.

—Listo, te llamo cuando esté.

A las 21.44 Bustos llamó a Monchi y le preguntó: "¿Cuánto le doy a Gabi?". Y según dice el fallo de la jueza, "minutos después, a las 22, con puntualidad, múltiples disparos impactan contra el frente de la vivienda de Conscritpto Bernardi 6374 y un le quita la vida a Lourdes".

Venta de droga. Si bien los hermanos de Lourdes se habían empeñado en negar que en su casa hubiese "un búnker como salió en los diarios", una ampliación de denuncia de Nadia arrojaría un dato revelador sobre el mortal ataque. La joven agregó en su testimonio que dos días antes del crimen se enteró de que su hermano Nicolás vendía drogas en su casa y que frente al domicilio solía estacionar un Ford Focus de un amigo de éste.

La joven añadió que a la casa de su hermano se podía entrar directamente por un portón lateral cuya descripción coincide con los datos aportados por Gabi a Monchi.

"En virtud del arsenal probatorio analizado, la comisón de los hechos imputados debe considerarse concretada con la concurrencia del dolo eventual. Actúa así quien pone en marcha la causalidad, puede suponer el resultado como posible y asume una actitud indiferente frente a tal eventualidad", explica la resolución, que remata: "Toda la sucesión de acontecimientos, el conocimiento que el imputado tenía sobre el lugar (que era una casa de familia no un búnker) y, en particular, la frase "dale a mansalva", a traves de la cual Machuca determina un accionar sin mesura o cuidado alguno, relevan de todo comentario".

En ese sentido, la jueza Rodenas procesó a Machuca por la presunta comisión de "homicidio calificado por precio o promesa remuneratoria agravado por el uso de arma de fuego".

Comentarios