Información general
Jueves 24 de Noviembre de 2016

El estremecedor momento en el que dos siameses se miran a los ojos tras ser separados

Jadon y Anias, que estaban unidos por sus cabezas, superaron una delicada operación de 27 horas en el hospital infantil Montefiore de Nueva York.

La imagen recorrió el mundo. Muestra el momento en el que dos hermanos se miraron por primera vez a los ojos luego de ser separados tras haber nacido unidos por la cabeza. La historia es de los siameses Jadon y Anias que superaron una delicada operación de 27 horas en el hospital infantil Montefiore de Nueva York.
La operación fue un éxito. Los médicos pudieron reconstruir los cráneos y tejidos de los gemelos. Aunque pelearon duras batallas -ambos sufrieron convulsiones, fiebres e infecciones de piel- ahora, seis semanas después, los hermanos están listos para comenzar las sesiones de rehabilitación, una recuperación récord que sorprendió a todo el equipo médico.
"Cuando entraron en el quirófano sentí paz y fuerza para lo que venía después", contó Nicole McDonald, la madre de los niños, que lloró al ver salir de la sala de operaciones primero a su hijo Jadon y horas después a Anias. Por primera vez desde su nacimiento el 9 de septiembre de 2015, los pequeños durmieron en camas separadas.
Embed
"Cuando los veo acostados en sus camas, enteros y sanos, no veo un milagro, el milagro de la separación, sino todos los milagros que ocurrieron en cada parte del camino", afirmó Christian McDonald, el padre de los menores.


Comentarios