El feed lot se consolida como aliado estratégico de la agricultura

La economía circular, innovación y sustentabilidad ambiental, definen un patrón de calidad para las carnes argentinas.

La Cámara Argentina de Feedlot, reconoció que la actividad pecuaria se encamina hacia un modelo de país, que busca ingresar a los mercados internacionales con productos de mayor valor agregado.

El cambio, deja atrás la simple idea de producir kilos de carne en los corrales, para pasar a un esquema desarrollado con cortes de alta calidad, buenas prácticas de manejo y otros factores que van a ser excluyentes para el comercio mundial.

La sustentabilidad ambiental, un sistema de economía circular donde todo se transforma y nada de tira, así como también los bio procesos, tienden a ser los elementos más observados por el mundo moderno y determinantes en la definición de un negocio que requiere perfeccionamiento y eficacia.

En este marco, varios especialistas coinciden que Argentina vuelve al mundo, sin haber salido a vender nada todavía. Es decir, lo que refleja China en estos primeros meses del 2017, con su ubicación como el principal mercado comprador de nuestras carnes, es solo una muestra sobre lo que se puede lograr esperando que vengan a comprarte.

"Argentina, sabe dónde están los mercados de valor y por eso apunta con fuerza a Japón, EE.UU, Alemania y otros países de la Unión Europea". Da la impresión, que la estrategia sería acordar con varios mercados asiáticos como región, incluyendo a Brasil y otros países del Mercosur para la alcanzar los volúmenes de abastecimiento.

"Se entiende, que en este intercambio comercial, el gigante asiático (China), es sin dudas uno de los principales inversores que podría tener nuestro país, para el desarrollo de infraestructura".

Según Roberto Guercetti, directivo de la Cámara Argentina de Feedloteros, el segmento pecuario apuntará a mercados más diversos y con una fuerte participación de países del norte de américa y otras regiones.

EXCLUYENTES. Para muchos, la eficacia productiva es el eslabón que impulsa la incorporación de tecnología en el sector. "Es el complemento que necesita la genética, por encima de la falta de aguadas, molinos, alambrados, pasturas y otros puntos básicos que se fueron perdiendo", remarcaron los referentes de la Cámara.

De cara a los nuevos negocios, muchos ganaderos ven como un gran trabajo el hecho de preparar los campos para la recría, con el objetivo de generar hueso, musculo y más kilos de carne por animal.

"Vamos a tener que producir con otros valores que no se tienen en cuenta en el mercado interno. La sustentabilidad, protocolos y nuevas exigencias vienen dentro del paquete de normas que el mundo demanda. El cuidado en las formas de producir, hoy regula el precio y limita el acceso a los mercados", subrayó Guercetti de manera conclusiva.

[Rosario, String agro]

Comentarios