Politica

Paso: los candidatos, con un ojo en sus rivales y otro en la apatía del electorado

A dos semanas de las Paso, la campaña se recalienta en los medios y las redes pero no en la calle. El nivel de participación, una incógnita clave

Domingo 29 de Agosto de 2021

A dos semanas de las Paso, el clima de la campaña se siente en los medios y las redes sociales pero no en la calle, donde la inseguridad y la economía marcan el pulso del humor social. En este turno electoral, los candidatos no sólo enfrentarán a sus rivales internos y sus vecinos de barrio ideológico sino también la apatía creciente de la ciudadanía.

En las elecciones de medio término se dibujarán dos equilibrios: entre oficialismo y oposición en ambas Cámaras del Congreso, y entre los liderazgos que pulsean al interior del Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

Por varias razones, Santa Fe es un laboratorio atractivo en el heterogéneo pero bastante previsible panorama nacional. En la provincia están suspendidas dos leyes que rigen la dinámica del poder. Una es que no se hacen internas cuando el oficialismo —en este caso el PJ— gobierna también el distrito. La otra es que la polarización está rebajada por la presencia de un Frente Amplio Progresista tocado pero todavía en pie después de la muerte de Miguel Lifschitz.

El peronismo está atravesado por la disputa a cielo abierto entre Omar Perotti y Agustín Rossi, que sacude a todo el edificio institucional de la provincia. Los apoyos de Alberto Fernández y Cristina Kirchner a la lista en la que el gobernador es precandidato suplente golpearon la precandidatura del ex ministro de Defensa, que busca mantenerse a flote con la referencia ante el electorado kirchnerista y su defensa del gobierno nacional.

image.png

La disputa entre Omar Perotti y Agustín Rossi, uno de los platos fuertes de las Paso

En el campamento de Perotti aseguran que sostendrán el plan de pelea y evitarán entrar en el golpe por golpe. El eje seguirá siendo la gestión provincial: boleto educativo gratuito, Billetera Santa Fe y las obras en marcha. Lo que se preguntan es cómo será la convivencia entre ambos espacios en el camino a las generales —habrá lista única, con el ascendente Marcelo Lewandowski o Rossi como cabeza de senadores y en diputados se armará un mix entre las dos nóminas— después de la artillería pesada que dispararon desde el rossismo.

En la alianza entre el PRO, la UCR y la Coalición Cívica —que en este turno sumó a aliados como los evangélicos de UNO y la Ucedé— el panorama está más que abierto y podría haber, como en el atletismo y el turf, foto finish. Los mismos recursos que cada uno puso sobre la mesa de negociación para sostener su candidatura —conocimiento, experiencia, aparato, apoyos nacionales— pesan para que se arme una competencia sumamente pareja entre Federico Angelini, Carolina Losada, José Corral y Maximiliano Pullaro.

image.png

Póker de candidatos en Juntos por el Cambio en Santa Fe: Losada, Pullaro, Angelini y Corral

En el FAP, la pulseada entre Clara García y Rubén Giustiniani expresa la puja entre la mayoría lifschitzsta del Partido Socialista —que viene de sufrir el doble golpe de perder el gobierno provincial y a su principal líder— y Pablo Javkin y sus aliados, que buscan resetear el equilibrio de poder en el frente.

La apuesta del intendente es arriesgada: una derrota en la interna drenaría parte de su capital político en vistas a 2023, sobre todo si pretende saltar del Palacio de los Leones a la Casa Gris.

Otros espacios que transitan por los carriles del centro, la derecha y la izquierda tratarán de superar el umbral y llegar al 14 de noviembre. Un dato no menor: el piso para cargos nacionales es 1,5% de los votos válidos (afirmativos y en blanco), por lo que si la participación se reduce se podrían necesitar menos votos que en tiempos normales para llegar a las generales.

Indicios

En este punto, las elecciones realizadas en el país en lo que va en 2021 dan una pista sobre lo que podría suceder el 12 de septiembre.

Según relevó el portal Reverso, la participación en las elecciones del 2 de junio en Misiones fue del 59,53% del padrón, 19 puntos menos que la registrada en los comicios provinciales de 2019 y la obtenida en 2017.

El 27 de junio, en las provinciales de Jujuy, la participación electoral fue del 70,68%. Esto representa una caída de 8 y 10 puntos porcentuales, respectivamente, en relación con las elecciones de gobernador y diputados provinciales de 2019 (78,69%) y las legislativas provinciales de 2017 (80,75%), que coincidieron con las nacionales.

Finalmente, en las elecciones provinciales de Salta, realizadas el 15 de agosto, la participación fue del 60,21%. Significó una caída de 11 y de 14,7 puntos porcentuales, respecto del 71,39% y el 74,92% registrados en las elecciones locales de 2019 y 2017, respectivamente.

image.png

Los niveles de participación, uno de los interrogantes de este turno electoral

“Si fuese una sola ciudad o provincia uno podría pensar que se trata de una excepción, pero aquí ya se están reuniendo varios elementos”, dice a La Capital el politólogo Gustavo Marangoni. Y agrega: “Las encuestas que auscultan la opinión pública registran más indecisos sobre si ir a votar. Además, la situación sanitaria podría incidir en la baja participación, aduciendo que el comicio va a funcionar más lento por los recaudos”.

El director de la consultora M & R Asociados cree que la participación será más baja que en las dos Paso de medio término que se realizaron desde el cambio de sistema electoral. En 2013 concurrió el 72% del padrón y en 2017 el 77%.

En Santa Fe se registraron niveles similares: hace ocho años participó el 73% del padrón y hace cuatro años el 70%.

Un interrogante es qué grupos sociales son más proclives a quedarse en sus casas. Marangoni pone la lupa sobre dos segmentos etarios: los adultos mayores y las personas entre los 30 y los 50 años, entre quienes crece, indica, “cierto escepticismo”.

Según datos a los que accedió la agencia Noticias Argentinas, están habilitadas para votar 4.022.643 personas mayores de 70 años (casi cinco veces más que los jóvenes entre 16 y 17 años) que representan el 11,71% del padrón electoral nacional. En Santa Fe los electores de ese grupo son 353.751, el 12,77% del total.

Malestar

La década perdida —cogestionada entre el kirchnerismo y el macrismo— la endogamia de la polarización y episodios recientes como el Olivos-gate dibujan una grieta más riesgosa, que azota a América Latina y a varios países de Occidente, y que la Argentina experimentó hace exactamente veinte años: la política versus la sociedad.

De acuerdo al informe de agosto de la Encuesta de Satisfacción Política y Opinión Pública que realiza periódicamente la Universidad de San Andrés, el 82% de las personas encuestadas se muestra insatisfecho con la marcha general de las cosas y el 72% desaprueba la gestión de Alberto Fernández.

image.png

Según un estudio de la Universidad de San Andrés, el 72% de la población desaprueba la gestión de Alberto Fernández

Los especialistas en opinión pública coinciden en que más que bronca, predominan la incertidumbre y la angustia. De todos modos, los electores tienen varias opciones en el menú para expresar su descontento: el voto en blanco (que trepó al 12% en Salta capital), el voto nulo (fueron casi dos millones y medio en 2001) y la búsqueda de terceras opciones más en los extremos, tanto por izquierda como por derecha, para castigar al gobierno y la oposición.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario