Política

La aparición de Máximo Kirchner en el acto de La Cámpora sacudió la política

Hacia el 2015. El oficialismo tildó de "políticamente esclarecedora" la intervención del hijo de la presidenta Cristina Fernández, mientras que la oposición salió a criticar por avalar la re-reelección.

Lunes 15 de Septiembre de 2014

El gobierno calificó ayer como "políticamente esclarecedora" la intervención de Máximo Kirchner, hijo de la presidenta Cristina Fernández, en un acto de La Cámpora, mientras desde la oposición lo criticaron al desafiar a la oposición a que la enfrente "en las urnas".

Uno de los más enfáticos en la defensa del discurso del hijo de la jefa del Estado durante un acto que se realizó anteayer en la cancha de Argentinos Juniors fue el ministro de Economía, Axel Kicillof, quien destacó que las palabras de Máximo Kirchner sirvieron para "dejar en claro que hay un proyecto".

En cambio, desde la oposición, el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández cuestionó el discurso, al advertir que "ha dejado al descubierto el verdadero sentir de las entrañas de Cristina y de su entorno que es «yo quiero la re-relección»".

Tras la sorpresiva aparición de Máximo Kirchner al cierre del acto convocado por La Cámpora bajo el lema "Bancando un rumbo irreversible", dirigentes del oficialismo y de la oposición analizaron el discurso del dirigente.

Para Kicillof, sirvió para "catalizar el sentimiento" de los militantes que se acercaron a la cancha ubicada en el barrio porteño de La Paternal y destacó que el hijo de la Presidenta "dejó en claro cuáles eran las líneas de trabajo" de la agrupación juvenil.

"La intervención de Máximo, políticamente, fue muy esclarecedora. Más allá de la persona, él dejó en claro que hay un proyecto, hay un movimiento", ponderó el ministro de Economía en conversación con Nacional Rock, quien reconoció que la presentación de Máximo "generó mucha expectativa", pero lo adjudicó a una "campaña de demonización" a la que fue sometido el dirigente y toda La Cámpora.

En este sentido, el funcionario indicó que el hijo de la jefa del Estado y del fallecido ex presidente Néstor Kirchner "es parte de la conducción" de la agrupación oficialista y ponderó que "su rol en la política es bien definido".

"Eran como 40 mil militantes, todos muy entusiasmados y abocados a sus tareas, con una enorme potencialidad y activos", aseveró Kicillof y agregó que se trató de "un acto espectacular".

En la misma línea, la diputada nacional Diana Conti, que estuvo en el acto, definió como "gratísima sorpresa" la presencia de Máximo en al acto oficialista y destacó la "solvencia de sus posiciones y su criterio".

Además, calificó como "muy bueno que el pueblo argentino pueda ver" al hijo de la presidenta "tal cual es y saque sus conclusiones", ya que, aseguró, el referente de La Cámpora es "humilde, sincero y muy natural".

La legisladora también respaldó el pasaje del discurso de Máximo Kirchner en el que desafió a la oposición a enfrentar Cristina en elecciones, al señalar que "habría que preguntarles si tienen miedo" de rivalizar con la jefa del Estado en 2015.

"Máximo está plantando ahí una discusión, un desafío. Habría que preguntarle a la oposición si tiene miedo de enfrentar a la presidenta", señaló Conti en diálogo con radio América.

En cambio, Alberto Fernández criticó la postura de Kirchner a favor de un nuevo mandato de la jefa del Estado, al indicar que "en una democracia, además de votar, que es lo que tanto prioriza Máximo, hay que respetar instituciones".

"Cristina no es que no puede ser candidata porque la oposición se lo niega, no puede ser candidata porque se lo impide la ley", enfatizó el dirigente del Frente Renovador en declaraciones a radio Mitre, quien, sin embargo, consideró "sano" que el dirigente de La Cámpora haya salido a la luz.

Consultada por el discurso de Máximo Kirchner, la diputada nacional Elisa Carrió evitó profundizar en las palabras del dirigente de La Cámpora, al advertir que "los hijos son siempre víctimas de los padres".

"Los hijos son siempre víctimas de los padres, pero la verdad que no opino, siempre he preservado a los hijos", sentenció la precandidata presidencial por el FAU.

Anteayer, el hijo de la presidenta habló por primera vez en público y en su discurso desafió a la oposición a competir "en las urnas" con la mandataria y reclamó a los que "quieren acabar con el kirchnerismo" que "no le tengan miedo al pueblo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario