Policiales

Un joven de 19 años fue detenido y será imputado por el crimen de un taxista

Tiene 19 años y sería uno de los tres ocupantes de una moto desde la cual el jueves, en barrio Industrial, asesinaron a Mario Esusy.

Domingo 21 de Abril de 2019

Ignacio Damián P., de 19 años, fue detenido ayer a la madrugada por personal de la Policía de Investigaciones (PDI) y será acusado por el asesinato del taxista Mario Esusy, ocurrido la madrugada del último jueves en los confines del barrio Industrial. "Nacho", como apodan al detenido que no tiene antecedentes penales, cayó en un domicilio ubicado en inmediaciones de la Cooperativa Cotar, a unas diez cuadras de la escena del crimen del taxista. Le secuestraron un arma calibre 22 y municiones que serán peritadas para saber si se usaron en el hecho.

Según confiaron fuentes de la investigación, será imputado por homicidio calificado en ocasión de robo ya que se entiende que las tres personas que participaron del hecho debieron componer un escenario en el que robando armados podían herir o matar a su víctima. Siempre de acuerdo a este escenario, ahora hay dos prófugos.

"Los quiero presos"

El asesinato de Mario Esusy marcó el inicio de un Jueves Santo sangriento que incluyó cuatro homicidios en 24 horas. "No hay que hacer una lectura política sobre esto, yo lo que quiero es agarrar a estos tipos que asesinaron a un laburante y meterlos en cana", indicó horas después del asesinato el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro tras escuchar el reclamo de los dueños y los peones de taxis de Rosario que pararon al saber del homicidio de un colega.

Según se pudo reconstruir, el jueves pasada la 1.30 Esusy condujo el Chevrolet Corsa dominio RA 2114 hasta Casilda al 2000, casi esquina Formosa, para asistir a un pedido de radio llamada. Los investigadores lograron reconstruir lo ocurrido a través de declaraciones de testigos, imágenes de cámaras de videovigilancia del municipio y el GPS del taxi que Esusy condujo desde la estación de servicios de avenida Sabin (ex Travesía) y Cándido Carballo hasta el lugar del crimen.

De acuerdo a la hipótesis de la Fiscalía, tres hombres en moto le salieron al cruce con intención de robo al verlo estacionado. Al sorprender al taxista hubo un forcejeo y el trabajador atinó a escapar acelerando el auto. En ese contexto le dispararon con una pistola calibre 9 milímetros impactándolo a la altura del tórax y no le robaron nada. En la escena quedó una vaina servida de ese calibre y en 200 metros a la redonda no hay cámaras de videovigilancia públicas.

La mecánica homicida

"El intento de robo deviene del hecho de que el taxista estaba en ese lugar esperando un servicio por el que había recibido un llamado poco antes. Fue en ese momento, cuando Esusy aguardaba a los pasajeros, que lo abordaron los asaltantes en una moto. Intentó escapar y le dispararon a quemarropa", explicó el jueves, horas después del crimen, el fiscal Adrián Spelta.

"La billetera estaba en poder del taxista, cerca del asiento. Inmediatamente después de ser abordado por estos masculinos emprende la huida y es en esa circunstancia que recibe el impacto y a los pocos metros lamentablemente pierde la vida", dijo el funcionario. Y agregó: "Si no hubo sustracción es porque la víctima no le habrá dado la posibilidad de que se llevaran sus pertenencias".

"El taxista recibió un solo disparo, de izquierda a derecha y con una inclinación leve de arriba hacia abajo, lo que da a entender, por la posición del brazo, que intentó huir", indicó el fiscal. "Ese impacto ingresó en su cuerpo después de atravesarle el brazo, lo que hace suponer que intentó defenderse infructuosamente al ver el arma", dijo Spelta. Y añadió: "En la autopsia se constató que el cuerpo presenta un golpe en la frente del lado izquierdo, lo que hace pensar que hubo un forcejeo o un intento de ataque físico de parte de los homicidas". Por cuestiones de protocolo (cantidad de homicidios por fiscal en turno) el expediente en el que se investiga el asesinato pasó de manos de Spelta a la fiscal Marisol Fabbro.

Voceros de la pesquisa confiaron que entre los testimonios recabados en la causa hay "un testigo de identidad reservada" que dio cuenta que tras escuchar una detonación observó una moto Honda Twister roja que fugaba con tres ocupantes de la escena del crimen. Pudo establecerse que minutos antes del ataque contra el taxista tres personas que respondían a la misma descripción habían cometido una tentativa de robo contra dos hombres en la cortada Madrid al 100, a unos 200 metros del lugar del homicidio. Las víctimas lograron refugiarse en una vivienda y los maleantes hicieron varios tiros que perforaron un portón.

"Datos precisos"

El asesinato del taxista Esusy corrió como reguero de pólvora por las calles rosarinas y sus pares tuvieron una respuesta inmediata. Decretaron un paro de actividades y movilización. Durante varias horas mantuvieron bloqueado los ingresos a la Terminal de Omnibus Mariano Moreno en un día clave de Semana Santa. En paralelo, dirigentes de las cámaras de titulares de taxis y del sindicato de peones se reunieron en la sede local de Gobernación con el ministro Pullaro. Desde el inicio de la pesquisa, la Fiscalía indicó tener "datos precisos" para dar con los autores del hecho y una detención era prioritaria en la recta final del proceso eleccionario que el domingo que viene se realizará en la provincia.

Con ese telón de fondo, el viernes a la tarde efectivos del Comando Radioeléctrico demoraron a un muchacho de 18 años en inmediaciones de Matienzo y las vías que corren paralelas a Felipe Moré. El pibe fue llevado a la seccional 12ª, de Casilda y Solís, y al anochecer fue liberado al no encontrarse elementos que lo vincularan con el crimen del taxista.

Fuentes de la investigación indicaron que, a partir de "testimonios de personas que se mantendrán en reserva hasta la audiencia imputativa", se determinó que en una vivienda ubicada en inmediaciones de la Cooperativa Cotar (Humberto Primo al 1200) se ocultaría uno de los sospechosos de haber participado en el crimen. Ayer a la mañana efectivos de la PDI realizaron un allanamiento en ese lugar y se llevaron a Ignacio Damián P. detenido. Le secuestraron tres celulares, un arma calibre 22 y ocho proyectiles del mismo calibre. El arma fue remitida para ser peritada.

Enterada de la detención, la fiscal Fabbro ordenó que el joven quedara detenido. La imputación que le aplicaría sería la de coautor de homicidio calificado en ocasión de robo. Desde el área de prensa de la Fiscalía Regional se precisó que "existen elementos e indicios que en primera instancia lo relacionan" con el homicidio y que "el rol del detenido en el hecho se reserva" hasta que se haga la audiencia imputativa. Allegados al detenido, en tanto, indicaron que "el pibe no tiene antecedentes", y plantearon que el muchacho que será imputado en principio mañana puede "justificar dónde estaba al momento del crimen".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario