Policiales

Un hombre con peluca y anteojos oscuros en dos escenas del delito

En el legajo investigativo del atentado contra Guillermo Peyrano consta la declaración de un testigo que dijo haber visto cómo el tirador se acercaba al abogado y le disparaba a corta distancia en el Paseo del Siglo.

Lunes 22 de Enero de 2018

En el legajo investigativo del atentado contra Guillermo Peyrano consta la declaración de un testigo que dijo haber visto cómo el tirador se acercaba al abogado y le disparaba a corta distancia en el Paseo del Siglo. El testigo hizo aportes para la confección de un fotofit del agresor al que recordó porque usaba gruesos anteojos de armazón oscuro y peluca. Cuando lo detuvieron hace 40 días en Marcos Juárez, el abogado Alejandro M. usaba gruesos anteojos oscuros, gorra y una peluca. Una coincidencia llamativa que puede disparar las conexiones entre ambos casos.

El abogado rosarino Alejandro M. fue detenido el 6 de diciembre pasado a las 13. Según dijo a este diario el fiscal del caso, Fernando Epelde, fue atrapado in fraganti. La esposa del productor Diego Bermejo aseguró que pudo ver desde la cocina de su casa cómo el abogado inutilizaba una cámara de vigilancia y luego se deslizaba debajo del auto de la familia. Llamó a la policía que lo atrapó a unas cuadras de la casa con peluca, gorra y anteojos oscuros. Se resistió a dar su nombre a los policías. La mujer dijo que cuando miró debajo del auto encontró un teléfono celular con el GPS activado.

"Elementos sólidos"

El fiscal Epelde sospecha que el abogado rosarino colocó el navegador satelital en el auto de la familia Bermejo con la posible intención de hacerle un seguimiento con fines extorsivos. "Más allá de la conjetura están los elementos de cargo muy sólidos como para fundamentar la comisión de un delito. Al producirse la detención esta persona estaba camuflada con una gorra y una peluca. Además estamos al tanto de que la familia del acusado tiene un pleito previo con la familia que denuncia el delito. No es un elemento menor que tiene domicilio en Rosario y estaba en la puerta de esa casa de esta familia en Marcos Juárez", dijo el fiscal.

Tras la detención, Epelde reunió los elementos de cargo y pidió la prisión preventiva de M. "Entendimos que existía peligrosidad procesal porque esta persona no es de la ciudad y que existe posibilidad de entorpecimiento si quedaba en libertad porque es un abogado. Pedimos actuaciones judiciales previas porque tenemos la sospecha de que la acción que desarrollaba el imputado tiene que ver con el pleito previo que su familia había perdido justamente contra la familia dueña de la casa donde ocurrió el suceso investigado", agregó.

"Los elementos en contra del imputado nos parecen sobrados. Hay imágenes de video que toman al imputado, una cámara de seguridad que fue violentada para no captar imágenes, los elementos de camuflaje con el que se lo detuvo y los testigos que lo señalan primero en la casa y luego en su escape cuando es detenido por la policía", indicó Epelde.

El elemento de la peluca y los anteojos oscuros, que coincide tanto en la escena del ataque a Peyrano hace más de dos años como en la detención del abogado en Marcos Juárez, ahora es gravitante para la conexión entre ambos hechos y un eventual requerimiento en Rosario del último para responder por este hecho. Un elemento fuerte es que Alejandro M. además tiene conexión objetiva con los dos casos. El mismo fue procesado en una causa en la que intervenía Peyrano como contraparte y él fue sorprendido en la casa de un hombre que le ganó un juicio a su padre.

"Sospechamos que la acción que desarrollaba el imputado tiene que ver con un pleito previo con los dueños de casa"

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario