Banda de Los Monos

"Tengo pruebas de que Luis Paz mató al padre de mis hijos", dijo Lorena Verdún

La ex pareja de Claudio "Pájaro" Cantero habló ayer fuera del cronograma y respondió dichos que el padre del "Fantasma" hizo la semana pasada.

Martes 12 de Diciembre de 2017

El juicio oral a 25 acusados de integrar la banda de Los Monos propició ayer un nuevo round entre la familia Cantero y el manager de boxeo y titular de una flota de taxis Luis Paz. El padre de Martín "Fantasma" Paz, cuyo crimen en 2012 derivó en la causa, dijo la semana pasada que el clan de Las Flores "mató a medio Rosario". Y Lorena Verdún fue la encargada de responder. "Se sentó acá y nos trató de asesinos. Dijo que no tiene pruebas. Yo sí tengo pruebas de que él mató al padre de mis hijos", contestó ayer la ex esposa de Claudio "Pájaro" Cantero, asesinado en mayo de 2013.

La declaración de Verdún no estaba prevista en el cronograma de testigos civiles y policiales de allanamientos citados por fiscalía. Fue antes de esa ronda que la ex del Pájaro —acusada de poner a su nombre vehículos presuntamente obtenidos con medios ilícitos— pidió la palabra. De rol activo y protagónico en el juicio, no esquiva los golpes de efecto: hace dos semanas la echaron de la sala por insultar a un policía mientras prestaba declaración.

Esta vez Verdún moderó su tono. Serena, brindó en 15 minutos un relato sin sobresaltos. Así se vienen defendiendo, uno por día, los acusados del núcleo duro que en forma sorpresiva piden declarar. Ramón "Monchi" Machuca lo hizo el martes pasado, Ariel "Guille" Cantero al día siguiente y el presunto lugarteniente Leandro Vilches, el jueves.

"La policía se robó todo"

Verdún se dedicó a responderles a Paz y a los efectivos de la Brigada Operativa de la División Judicial (BOJ), área ya disuelta que concentró gran parte de la pesquisa. Dijo que esos policías plantaron droga y un arma en un allanamiento a la casa de Caña de Ambar 1816 donde vivían Celestina Contreras, la madre de Pájaro, Guille y Monchi. "Cuando fueron a allanar la casa de mi suegra yo estaba afuera. Bajaron de un auto particular un paquete que fue la droga que le pusieron a ella. También vi cuando ellos colocaron el arma que se incautó en un Citroën C3 que tenía mi suegra para viajar a Buenos Aires", arrancó. Por la tenencia de esa pistola Bersa Thunder 9 milímetros, y como miembro de asociación ilícita, Contreras aceptó en 2015 una condena a 3 años de prisión en un juicio abreviado.

Ese operativo fue el 31 de mayo de 2013, cinco días después del crimen del Pájaro, en medio de los asesinatos en presunta venganza que se cometían por esos días y precipitaron los allanamientos a la banda, sometida a escuchas desde hacía un mes.

"Pasábamos por un mal momento porque hacía unos días que había fallecido el Pájaro. Y éramos todas mujeres porque mi cuñado (Guille) andaba prófugo, Monchi también y el padre no vivía ahí", recordó Verdún, y agregó que al requisar la casa de su suegra los efectivos le "pegaron una patada en el estómago" a la mujer y sacaron de su habitación de "los pelos" a una hija.

"La policía en todos los lados a los que fue se robó todo. Fueron a la casa de mi cuñada, que no estaba, rompieron y se llevaron hasta las ollas", reseñó Verdún, quien dijo haber estado presente también cuando los efectivos cargaban una chata con pertenencias de una casa de Monchi en la calle Melián.

En ese tren le respondió al suboficial del BOJ Ariel Lotito, cuya declaración insumió tres jornadas de juicio. Diez días atrás Lotito dijo que en un allanamiento a una casa del Pájaro de Regimiento 11 al 2500 —supuestamente buscaban un maletín con dinero robado— se toparon con una chica que se presentó como la "novia" de Cantero.

"Puedo asegurar que sí ha estado esa chica pero dudo que haya dicho que era la pareja del Pájaro. Si yo le tengo que dar (los nombres de) todos los gatos que tuvo el Pájaro en esta sala no hay lugar", dijo Verdún, para quien Lotito nombró a esa chica "como excusa" por no haber investigado a Mercedes Paz, hermana del Fantasma y entonces pareja de Cantero.

Anzuelo

Para Verdún ese allanamiento fue armado como un anzuelo para lograr que Cantero —en esos días de viaje en Corrientes— volviera a reclamar sus pertenencias secuestradas en esa causa, donde nada en su contra se probó. "Lo hicieron venir de un viaje para matarlo. Allanan esa casa el 17 (de mayo) y el 26 matan al Pájaro. Por eso afirmo que esto fue armado para matarlo. Porque sabemos que la policía de Judiciales era la que tenía el señor (Juan Carlos) Vienna", el juez instructor.

Entonces Verdún se lanzó de lleno contra Luis Paz: "Se sentó acá a ensuciar a los abogados. Agredió a toda la familia Cantero y nos trató de asesinos. Dijo que no tiene pruebas. ¿De dónde saca esas cosas? Porque yo sí tengo pruebas de que él mató al Pájaro". Y aclaró que aportará esas pruebas cuando se revise la absolución de Luis "Pollo" Bassi, Milton Damario y Facundo Muñoz, juzgados en abril pasado por el crimen de su ex.

Testigo clave

En ese marco la mujer pidió que se acepte la declaración de una testigo que ella considera clave y que "puede confirmar realmente" quién mató al Fantasma. "Antes de que me maten al padre de mis hijos esa persona salió a decir que iban a matar a un Cantero y fue verdad. Sabe con detalles lo que pasó", dijo Verdún. En ese sentido, su abogada Romina Bedetti aclaró ante una pregunta del juez Ismael Manfrín que esa persona es Norma Acosta, viuda de Miguel Angel "Japo" Saboldi, muerto en un incendio intencional en la alcaidía de Jefatura tras ser detenido en la llamada "narcochacra" de Alvear en abril de 2013. El primer día del juicio Acosta quiso participar como asesora legal de Verdún pero fue retirada de la sala.

Al pedido de Verdún se plegó Monchi. De pie, desde un micrófono cercano a su asiento, dijo que Acosta sabe "la verdad". Contó que a los seis meses de su arresto habló con ella por teléfono desde prisión y la mujer le contó entonces que policías de Judiciales se habían acercado al velorio del Japo para decirle que Monchi estaba detrás de esa muerte.

Sin embargo, el testimonio de Acosta había sido rechazado al momento de definirse las pruebas a discutir en el juicio y también por la Cámara Penal ante una apelación de los defensores. Por lo tanto Manfrín les dijo a los defensores que "hay cuestiones procesales que no pueden ser sorteadas", respuesta que pareció no dejar margen para escuchar a Acosta en el debate.

"Paz nos trató de asesinos y dijo que no tiene pruebas. Yo sí tengo pruebas de que él mató al Pájaro"

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario