PROTESTA AZUL

El reclamo se hizo sentir en la Jefatura

Una airada manifestación se extendió desde la mañana de ayer frente a la Unidad Regional II esperando respuestas concretas a sus reclamos.

Jueves 10 de Septiembre de 2020

Desde temprano, ayer a la mañana unas 200 personas se reunieron en la puerta de la Jefatura de Rosario para entregar un petitorio en el cual reclamaron “sueldos dignos” para los uniformados. Dijeron ser parte de “la familia azul” y eran policías de franco, oficiales retirados, esposas de agentes de diferentes rangos y sus hijos.

“Queremos entablar un diálogo. Lo que hacemos es pacífico y por eso vamos a entregar el petitorio a las autoridades de la Unidad Regional II para no romper la cadena de mando. Queremos sueldos dignos”, explicó la abogada Evelyn Andreozzi, portavoz de los presentes e hija de un policía retirado. Por su parte, los gremios no reconocidos, Apropol y Utrapol, enviaron al gobernador Omar Perotti un reclamo que a ese ítem le agregó otros pedidos para mejorar la situación laboral de la fuerza.

La protesta fue escalando durante la tarde, la gente cortó la avenida Ovidio Lagos y se llenó de aplausos y sirenas alrededor de las 19 cuando el tercio que terminaba su turno llegó en forma de caravana con motos, autos y camionetas de la fuerza saludando la protesta.

En algún momento, entre los presentes se hizo saber que la fuerza se iba a acuartelar y que impedirían la salida del tercio de la noche para manifestar su disconformidad con los anuncios de mejoras hechos por el ministro de Seguridad, Marcelo Saín, a media tarde. Pero oficialmente se sostuvo que eso no ocurrió, aunque un 50% de los móviles quedaron dentro del predio y la otra mitad salió a cumplir con su trabajo.

Alrededor de las 21, la flamante jefa de la policía provincial, la directora Emilce Chimenti, salió por el portón que da a avenida Francia y se reunió con tres delegados de los presentes. No les negó la posibilidad de acampar en los alrededores pero sí que liberen los portones para que los móviles pudiesen salir a trabajar. El diálogo de 45 minutos tuvo momentos de tensión y la asamblea de los presentes no aceptó la propuesta.

Así, los manifestantes montaron carpas, desplegaron parrillas y prendieron fuegos para ir haciendo los choripanes con los cuales seguirían haciendo el aguante. Es que el acuerdo al que habían llegado sobre el mediodía la abogada Andreozzi y su colega Jorge Bedouret, tras entregar el petitorio, hablaba de una tregua de 24 horas a la espera de las respuestas.

El eje fundamental es que la policía de Santa Fe es una de las peores pagas de la región centro del país con un básico de 6.125 pesos, que con las cifras no remunerativas llega a unos 33 mil de bolsillo para un inicial. Mientras los peticionantes que llegaron a Jefatura propusieron llevar ese sueldo a 85 mil pesos, el documento de los gremios no reconocidos exige “un piso para un suboficial recién ingresado de 60 mil pesos y todo en blanco”. En ese sentido indicaron que la policía de Santa Fe “es de las peores pagas de la región centro, muy detrás de la Metropolitana, la cordobesa y peleando con la bonaerense por el peor sueldo de los conglomerados más grandes del país”.

Explicaron que un suboficial inicial cobra en Santa Fe unos 33 mil pesos, que en Córdoba es de 59 mil pesos y en la Metropolitana asciende a 65 mil pesos. Y agregaron que la santafesina está dividida por un plus que asciende a unos 12.200, pesos sólo para algunas áreas operativas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario