Policiales

El jefe de la policía atribuyó la reciente ola de violencia a una "guerra" entre bandas narco

El titular de la Unidad Regional II de Policía,Claudio Romano, aseguró que los crímenes con sello sicario son producto de la disputa territorial que generó que los líderes de las bandas estén detenidos.

Jueves 09 de Enero de 2020

El jefe de la Unidad Regional II, Claudio Romano, afirmó que la seguidilla de homicidios ocurridos en el arranque de 2020, que dejó como saldo provisorio doce muertos en nueve días, tiene que ver “varias bandas delictivas dedicadas al narcotráfico que quieren ocupar terreno y esto generó una guerra”.

La ciudad amaneció hoy con la noticia de otro hecho de sangre. Dos muertos y tres heridos fue el saldo de un ataque a balazos contra una familia que anoche estaba en la vereda tomando fresco en Alzugaray y Pineda, en barrio Las Flores. En los nueve días del año se registraron doce homicidios violentos en el departamento Rosario.

Romano atribuyó la ola de violencia a la disputa por el territorio de de organizaciones criminales. “Lo que se estableció es que están queriendo ocupar terreno diferentes bandas delictivas dedicadas al narcotráfico y esto generó una guerra y están estas consecuencias”, afirmó en declaraciones al programa "Zysman 830", que se emite por La Ocho.

"Si bien se realizan operativos de prevención y se detuvieron muchas personas con armas, las bandas se fueron corriendo".

Asimismo, señaló que el análisis de los hechos de violencia le permitió determinar cuáles son los puntos de la ciudad que se revelan como los "más álgidos". Y aclaró que "si bien se realizan operativos de saturación en prevención y hemos detenido a muchas personas con armas de fuego, las bandas se fueron corriendo a raíz de nuestro trabajo”.

Consultado sobre la causas de los homicidios, en su mayoría con sello sicario, Romano los atribuyó a la disputa de poder que se suscitó como consecuencia de que los principales jefes de las organizaciones están detenidos. “Al no haber líderes concretos, los de abajo quieren ocupar esos lugares. Ahí están los problemas”, explicó.

>> Leer más: Dos muertos y tres heridos en una feroz balacera contra una familia en Las Flores

En ese sentido, Romano señaló que, gracias al relevamiento de las cámaras de seguridad y los patrullajes de los móviles policiales que se analizan en el OJO, se pudieron determinar cuáles los puntos más calientes de la ciudad. “Los casos de violencia se concentran en los sectores periféricos y más humildes. Ahí, la gente buena y trabajadora debe convivir con los que no lo son”, detalló.

En otro orden, el funcionario sostuvo que la policía de Rosario está compuesta por 4.500 efectivos para todo el departamento. “Tenemos una gran extensión territorial con varias localidades. De los 4.500 empleados, hay 500 con carpeta médica o licencia o con pedido de retiro o baja. Nos quedan 4.000”, agregó.

En cuanto al nombramiento de los efectivos que se graduaron en la última promoción en el Instituto de Seguridad Pública, Romano manifestó que “esa es una decisión política que depende del Ministerio de Seguridad. Las autoridades dispondrán cuándo esos efectivos puedan salir a la calle para patrullar”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario