Policiales

Confirmaron el procesamiento a un exjefe de la Federal

Se trata de Marcelo Lepwalts, acusado de supuesta connivencia con una organización criminal dedicada al narcotráfico. 

Miércoles 13 de Noviembre de 2019

La sala B de la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario ratificó los procesamientos contra el ex jefe de la Delegación Santa Fe de la Policía Federal Argentina (PFA), Marcelo Octavio Lepwalts, tres de sus subalternos y un vendedor de drogas, por la supuesta connivencia en el negocio del comercio de estupefacientes.

Lepwalts había sido reemplazado en su cargo el 9 de mayo pasado por el ex comisario Mariano Valdés, quien la noche del 9 de septiembre se vio envuelto en una vidriosa balacera ocurrida en la autopista Buenos Aires-Rosario, en jurisdicción de Villa Constitución. Con el correr de esa investigación se supo que Valdés mintió sobre el origen del supuesto ataque y que ese hecho podría estar ligado al contenido de un bolso que llevaba y que, tras ser analizado, dio positivo de restos de drogas sintéticas.

Lepwalts y sus subalternos , quienes están bajo prisión preventiva, fueron procesados por los delitos de falsedad ideológica de documento público, sustracción de elementos probatorios, encubrimiento por alteración y desaparición de rastros del delito agravado por tratarse de un delito especialmente grave, actuar con ánimo de lucro y mediante intervención de funcionarios públicos, incumplimiento de deberes de funcionario público, cohecho y tenencia simple de estupefacientes.

Escuchas que complican

El jueves 4 de abril efectivos de la Delegación Santa Fe de la PFA montaron un retén vehicular sobre la ruta provincial 70, en jurisdicción de Empalme San Carlos. Una camioneta Nissan Frontier, dominio KAV 072, evadió el control, se dio a la fuga y fue interceptada a la altura del peaje ubicado en el ingreso a la ciudad de Esperanza. El conductor de la camioneta era Guillermo Alberto "Lucho" Kernc. Le incautaron siete envoltorios de nailon celeste y cuatro tubos eppendorf conteniendo aproximadamente 81 gramos de cocaína.

Kernc estaba siendo investigado por el fiscal federal Walter Rodríguez en relación a supuestas actividades de tráfico de estupefacientes y poseedor de una línea de aprovisionamiento de drogas. Al presentar el caso, el fiscal general Marcelo Palacín remarcó que en principio la pesquisa estuvo en manos de la PFA, pero los federales fueron apartados de dicha pesquisa el 18 de junio de 2018.

Tras ser detenido, y según escuchas telefónicas volcadas en el expediente realizadas entre el 5 y el 8 de abril, Kernc llamó a un celular que estaba en manos de su madre. "Me robaron y me llevaron los celulares, me llevaron todo", le dijo. La madre del detenido llamó entonces a una tal "Alejandra" a la que le comentó: "Lo agarraron con mucho, pero fraccionado, en 10, en 20, después los capuchones". Esa escucha se sumó a la que tuvo Kernc con su pareja, donde le contó que tenía la intención de rescatar uno de los teléfonos, al que se refirió como el chiquito, porque "tenía cosas". Lo mismo le dijo a Alejandra en otra llamada. Y le agregó: "Ya hablé, conozco a uno ahí. Viste, siempre yo tengo algún conocido (en la Delegación de la PFA). Y bueno, ahí me está acomodando un poco las cosas, pero me van a cobrar una plata, pero tengo que esperar hasta el lunes".

En la charla contó que eran "cuatro o cinco" los policías con los que había arreglado que le devolvieran el dinero. "Además le ofrecieron que si les pagaba en forma mensual iba a poder trabajar tranquilo en la calle con la protección que ellos le brindarían", se indicó en la resolución en la que se confirmó parcialmente los procesamientos.

Allanamientos

Sobre la base de esas escuchas el fiscal federal Rodríguez ordenó una serie de allanamientos realizados el 8 de mayo, uno de ellos en la Delegación de la PFA de Santa Fe. En el baño de la sede policial hallaron un guante de látex con un trozo de tela de color verde con vestigios de marihuana, un trozo de tela color rojo envuelto en cinta adhesiva blanca con marihuana con un peso de 2,42 gramos junto con 88 envoltorios que hicieron casi 50 gramos de cocaína. Y en la oficina del jefe Lepwalts se incautaron de 42 mil pesos en efectivo.

En ese marco, el 30 de mayo pasado el fiscal Rodríguez procesó a "Lucho" Kernc como presunto autor de los delitos de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, cohecho y tenencia de arma de guerra. Y a los policías Lepwalts, Cristián Pablo Bogetti, Michael Juan Arbildo y Carlos Fernando Gómez Navarro como presuntos coautores de los delitos de falsedad ideológica de documento público, sustracción de elementos probatorios, encubrimiento por alteración y desaparición de rastros del delito, agravado por tratarse de un delito especialmente grave, actuar con ánimo de lucro y mediante intervención de funcionarios públicos; incumplimiento de deberes de funcionario público, cohecho, falso testimonio, y tenencia simple de estupefacientes.

Idas, vueltas y resolución

Las apelaciones fueron presentadas en tiempo y forma y la sala B de la Cámara Federal compuesta por Aníbal Pineda, Elida Isabel Vidal y José Guillermo Toledo confirmaron parcialmente los procesamientos luego de escuchar a las defensas.

Los abogados de Kernc pidieron la nulidad del procesamiento y los que representaron a los policías plantearon que no había evidencias suficientes para involucrar en los delitos a sus clientes.

Pero en la resolución escrita por el camarista Pineda, como primer voto, se confirmó el procesamiento de Kernc como autor de los delitos de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, cohecho y tenencia de arma de guerra.

Los federales Lepwalts, Bogetti, Arbildo y Gómez Navarro fueron encausados como coautores de los delitos de falsedad ideológica de documento público, sustracción de elementos probatorios, encubrimiento por alteración y desaparición de rastros del delito, agravado por tratarse de un delito especialmente grave, actuar con ánimo de lucro y mediante intervención de funcionarios públicos, incumplimiento de deberes de funcionario público y tenencia simple de estupefacientes.

La modificación al procesamiento original del 30 de mayo se sustenta en que los camaristas dictaron la falta de mérito por el delito de falso testimonio sólo para Lepwalts y Bogetti.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS