Policiales

Cómo se proyectan las futuras estaciones policiales de Rosario

Son las siete grandes unidades que vienen a reemplazar a las actuales comisarías. La primera, en el sudoeste, tendrá 4600 metros cuadrados.

Martes 03 de Abril de 2018

A principios de enero de 2019 terminará de construirse la primera de las siete estaciones distritales de policía que se levantarán en Rosario y Villa Gobernador Gálvez. Se trata de un edificio de 4600 metros cuadrados que demandará 8 meses de trabajo y que estará ubicado en la zona sudoeste. Según el director del Area de Arquitectura del Ministerio de Seguridad de Santa Fe, Cristian Caturelli, quien brindó a este diario detalles de la obra, el edificio fue proyectado como acompañamiento edilicio del nuevo esquema de seguridad pública. "Este proyecto es hijo de un diagnóstico de cómo los viejos edificios de policía se fueron deprimiendo. La ciudad, la urbanidad y la territorialidad fueron cambiando. Y cuando se repiensa la policía tiene que repensarse también la infraestructura", remarcó.

"En 2013 terminamos con los diagnósticos y pese a todo lo que pasó en materia de seguridad nunca nos movimos del eje de trabajo, que era sacar a los presos de las comisarías, hacer plazas penitenciarias nuevas y pensar a la Policía del siglo XXI", sostuvo el arquitecto. Las dos primeras etapas se concretaron con la inauguración en enero pasado del Complejo Penitenciario de Rosario, en 27 de Febrero al 7800. Repensar a la Policía conllevó dos líneas: una operativa y otra de infraestructura. "La parte que a mí me toca son los edificios", resumió Caturelli.

Paradigma

El nuevo esquema de seguridad pública proyectado para Rosario prevé reemplazar las 36 seccionales que funcionan en Rosario y en Villa G. Gálvez por siete grandes comisarías: una por cada distrito y una más para la vecina localidad.

Las estaciones distritales de policía son una de las tres patas edilicias que sostienen al nuevo paradigma que se plantea desde el gobierno provincial. Trabajarán de forma coordinada con el Ojo —órgano técnico-policial del Ministerio de Seguridad destinado al análisis permanente y en tiempo real de los mapas delictivos e indicadores de violencia— y un Punto de Ingreso, que utilizará edificios en los que ahora funcionan seccionales y los transformará en espacios adonde lleguen las personas detenidas para ser puestas a disposición de la Justicia.

La tríada funcionará en forma dinámica. El personal policial que hoy trabaja en comisarías dependerá, una vez que se ponga en funcionamiento por completo el sistema, de una estación distrital.

La del sudoeste será la primera y se prevé que sea inaugurada en enero próximo en Crespo al 4700. "Esa zona tuvo varios momentos álgidos, y por eso se decidió ese lugar para empezar a trabajar. El programa que se armó ahí va a ser el mismo que para las demás estaciones", dijo el director. Está prevista una edificación de 4600 metros cuadrados.

Los espacios en la estación fueron pensados para que la parte operativa y de logística necesaria para patrullar el distrito estén garantizadas. Los agentes llegarán al edificio; se loguearán a partir de sus datos biométricos; accederán a un vestuario, donde podrán uniformarse; a la armería, adonde se equiparán, y luego pasarán a un auditorio adonde recibirán las instrucciones para el día, desde el Ojo con información actualizada cada ocho horas.

En el nuevo esquema de seguridad, que funciona hace dos años en forma primigenia, el territorio de Rosario queda dividida en 86 cuadrículas que serán administradas territorialmente por las siete estaciones. Los agentes cumplirán las órdenes emanadas desde el Ojo en una de esas cuadrículas y sí, como resultado de su trabajo, resultaran personas detenidas, éstas no son trasladadas a las estaciones sino al Punto de Ingreso correspondiente, que en el caso del distrito sudoeste funcionará en el espacio que hoy ocupa la subcomisaría 19ª. Luego de realizar allí los trámites administrativos, regresan a la calle con una nueva orden del Ojo.

"En las estaciones nuevas no van a tener presos, no van a tener autos chocados, es un edificio estrictamente para asistir al agente de policía y a toda la operatoria logística y la demanda que necesite el territorio para la cuadrícula", dijo Caturelli.

Al final del turno, el agente entregará al Ojo un informe con el resultado de su jornada laboral. De ese modo el sistema se retroalimenta y se elaboran las órdenes para el turno siguiente.

Las estaciones contarán también con espacios para que los uniformados que necesiten descansar entre turno y turno puedan hacerlo.

La estrategia

"Cuando se desea asistir territorialmente la estrategia de cuadricula, que ya lleva casi dos años, no sirve la comisaría, porque las principales están en el centro, y en la periferia, en las urbanidades bajas, hay mucho territorio sin infraestructura. Lo que vienen a traer las estaciones policiales distritales es la materialización del paradigma pasado a edificio", sostuvo el arquitecto.

"Cuando presentamos el proyecto trajimos la idea de que si íbamos a cambiar un edificio para una organización que tiene 150 años, tenía que tener una estética que viniera a cubrir todas las condiciones de lo que se les pide a los agentes, a la fuerza policial, a la seguridad pública. Es un edificio que tiene que imponer autoridad, pero que a la vez tiene que ser un edificio abierto. Es un edificio que en un 80 por ciento está resguardado, porque es un espacio policial pero, a pesar de eso, es un lugar accesible". En este sentido, Caturelli detalló que el edificio ocupa el 25 por ciento de la manzana. "El resto es una plaza pública".

proyectada. La estación policial de Crespo al 4700, ya licitada y que demandará ocho meses de trabajo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario