Policiales

Asaltaban a un repartidor, les falló el arma y terminaron muertos a balazos

Dos individuos intentaron asaltar a un repartidor de panadería e incluso habrían intentado disparar contra la víctima, pero el arma falló y el empleado salvó su vida y abrió fuego contra los delincuentes. Ambos resultaron muertos. Ocurrió esta mañana, en Riobamba al 4200.

Domingo 31 de Agosto de 2008

Rosario.- Dos individuos intentaron asaltar a un repartidor de panadería e incluso habrían intentado disparar contra la víctima, pero el arma falló y el empleado salvó su vida y abrió fuego contra los delincuentes. Ambos resultaron muertos. Ocurrió esta mañana, en Riobamba al 4200.

De acuerdo con el testimonio que el propio Germán G. -un repartidor de panadería de 33 años- brindó a la Policía, se encontraba trabajando en Riobamba al 4200 cuando, a las 9.15, fue interceptado por dos sujetos que le robaron la recaudación, le pegaron un culatazo en la cabeza y hasta gatillaron dos veces el revólver que portaba uno de los asaltantes, pero los disparos no salieron.

De esta manera, siempre según su propia declaración en la comisaría 13ª, Germán G. salvó su vida y tuvo tiempo de sacar del auto un revólver calibre .38 especial de su propiedad, con el que efectuó cuatro disparos, de los cuales dos impactaron en los asaltantes. El repartidor, quien presentó la documentación de su arma, dijo que de inmediato abandonó el lugar, en caso de que hubiese algún conocido de los asaltantes en la zona.

Poco antes, personal policial de la comisaría 13ª se había hecho presente en Riobamba al 4200, tras escucharse detonaciones de armas de fuego. En el lugar, los efectivos encontraron en plena vía pública un revólver .32 largo, dos cartuchos intactos y los cuerpos sin vida de dos sujetos. Uno de ellos, identificado como Alberto A., de 19 años, había recibido un disparo en el pecho y yacía sobre una zanja. El restante, Nicolás M., de 17, presentaba una herida de bala en la cabeza y había quedado tendido en la vereda. Ambos tenían antecedentes: mientras el mayor tenía cinco causas abiertas, Nicolás tenía 16.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario