Pandemia

En pandemia, aumentó exponencialmente el consumo de alcohol

Estiman que se triplicó el número de personas que ingieren bebidas todos los días. Otro efecto indeseado del confinamiento

Jueves 02 de Septiembre de 2021

El consumo de alcohol durante la pandemia creció exponencialmente. Los especialistas observan el fenómeno como otro efecto indeseado del confinamiento, pero también de la angustia que produjo la enfermedad que mantiene en vilo al mundo. Bajo este contexto, Alcohólicos Anónimos (AA) estimó que en Rosario se triplicó el número de personas que ingieren bebidas alcohólicas todos los días, tal como se experimentó también en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba).

Según datos proporcionados por la entidad, una comunidad internacional de ayuda contra la adicción al alcoholismo, el cinco por ciento de la población argentina (poco menos de 3 millones de personas) transita entre los niveles de abuso y dependencia, y la franja etaria con mayor vulnerabilidad está entre los 25 y 35 años. Luego, le sigue la adolescencia y juventud (entre los 14 y 25 años). Además, de cada 22 víctimas en accidentes de tránsito que se registran a diario en la Argentina, 9 ingirieron alcohol y drogas.

“Estos datos pueden perfectamente extrapolarse a Rosario, e incluso pensamos que los números llegarían a ser mayores”, destacó Luis, coordinador de AA en el área Santa Fe.

La pandemia complicó todo. Ya en mayo de 2020, un grupo de investigadores del Conicet en el Instituto Gino Germani, lanzó un relevamiento para conocer cuánto se bebía antes y cuánto durante la cuarentena. Las conclusiones fueron muy duras: se triplicó el número de personas que ingieren bebidas alcohólicas todos los días, y se redujo a la mitad el porcentaje de quienes las consumían exclusivamente los fines de semana. El relevamiento se hizo en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba).

De esta manera, durante la cuarentena, el alcohol se incorporó a nuevas situaciones cotidianas. Casi un 20 por ciento comenzó a tomar durante la cena y cerca de un 15 mientras lee, escucha música o mira televisión. Por otro lado, quienes consumieron alcohol en la cuarentena dieron cuenta del aumento en ciertas bebidas, especialmente el vino (el 40 por ciento de estas personas aumentó el volumen consumido) y la cerveza (en el 25 por ciento de los casos).

“Definimos a esto como una enfermedad de la que es difícil salir”, sostuvo el representante de Alcohólicos antes de referirse al consumo de alcohol en pandemia. “La gente empezó a consumir por el mismo motivo por el que lo hace cuando tiene un problema: busca una solución y ve al alcohol como una ayuda, un compañero para evadirse”, dijo, además de remarcar que “se trata de tapar las sensaciones de angustia”, como la que generó en muchos rosarinos la pandemia y la consiguiente cuarentena, con su impacto emocional y económico.

Además, habló del “encierro” y subrayó que, “de la misma manera que muchas personas decidieron hacer otro tipo de actividades, como por ejemplo dedicarse a la repostería hogareña, varias se pusieron a tomar más”.

Según informes estadísticos, entre las razones que llevan a beber más alcohol prevalecen las que suponen una desorganización del tiempo (42,2 por ciento porque tienen más tiempo libre y 29,4 por ciento por la falta de una rutina estable) y la afectación emocional provocada por la cuarentena (33,6 por ciento). Y quienes afirmaron estar consumiendo menos alcohol durante la cuarentena, señalaron mayoritariamente la falta de salidas o eventos sociales (70 por ciento).

Según la OMS, las tendencias apuntan a un aumento en el consumo global per cápita para los próximos años. Esa suba previsible podría impedir que se alcance el objetivo establecido por los gobiernos de conseguir una reducción relativa del 10 por ciento en el consumo de alcohol a nivel mundial entre 2010 y 2025.

De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el consumo de alcohol provocó más de 300.000 muertes en la región, es decir, aproximadamente una cada 100 segundos. Por su parte, se estima que en la Argentina más de 8.000 personas mueren cada año por enfermedades vinculadas al consumo problemático de alcohol.

Los contactos online para seguir con la recuperación

Alcohólicos Anónimos (AA) es una comunidad de personas que comparten experiencias para resolver su problema común y ayudar a otros a recuperarse. En Rosario y su zona hay unos 20 grupos.

Sin embargo, no fue fácil que aquellos encuentros se llevaran adelante en plena pandemia, pero se hicieron los máximos esfuerzos. “No obstante, no todo el mundo pudo seguir encontrándose en la virtualidad”, dijo Luis, coordinador del Área Santa Fe. Así y todo, el referente observó como positivo que todos los grupos hayan podido establecer sus contactos online. Es más, en muchos casos se perdió la territorialidad: “Me tocó compartir momentos con compañeros de la Patagonia, que se sumaron en busca de hallar una solución a la falta de reuniones en su zona”.

Mañana, jornada clave

Con el eje puesto en el crecimiento del consumo en tiempos de cuarentena y aislamiento, mañana se desarrollará la Jornada Nacional de Información Pública, organizada por Alcohólicos Anónimos. Bajo el lema “Alcoholismo, la otra pandemia, su problemática social y enfermedades colaterales”, diez grupos de la ciudad harán diversas actividades en plazas u otros sitios donde suelen juntarse.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario