Clásico rosarino

Tras su primer triunfo en un clásico, Leo Fernández va de titular

"Trabajamos duro para demostrar que podemos estar", expresó un emocionado Fernández

Lunes 11 de Diciembre de 2017

Misión cumplida. Al menos en esta parte interina. Leo Fernández pasó con honores el filtro de los tres partidos que le tocó dirigir a Central. Metió tres triunfazos al hilo: Talleres, Boca y Newell's. Ahora la pelota de la definición la tienen los dirigentes. Esos mismos que condicionaron su continuidad en base a resultados. "Ahora es momento de que decidan ellos. Como empleado e hincha de este club espero lo mejor y respetaré la decisión que tomen. Lógico que trabajé duro junto al grupo de colaboradores para demostrar que podemos estar", fue la sincera frase que empleó el entrenador en diálogo con Ovación mientras sus ojos negros irradiaban "una gran felicidad por esta victoria que obtuvimos".

Vivió el partido con adrenalina. Se paró y sentó un sinfín de veces mientras se disputaba el clásico más pasional del país. "Se jugó con el corazón. Los muchachos dejaron todo. Este triunfo es para todos los hinchas. Esos mismos a los cuales ya no podemos pedirles más nada. Es momento de darles a ellos algo", tiró un emocionado Leo en la intimidad con este medio.

"Qué linda alegría tengo. Salió todo como lo soñamos. Como lo laburamos", acotó de manera espontánea Fernández mientras anhelaba "ir a casa para disfrutar este triunfo con la familia, esa misma que me banca en todo desde hace muchísimo tiempo".

En la conferencia de prensa habló de varios temas sin poner excusas. Lo hizo con calma. Sin subirse al caballo de la soberbia ni declarando con la mirada hacia el piso. Arrancó expresando lo que le dictaba su corazón en ese instante. "Sí, estoy contento. Esto es lo queríamos, ganar el clásico", tiró el DT antes de remarcar que "estos tipos de partidos quedan en la memoria de uno, sobre todo por la euforia de nuestra gente".

También reconoció que "el juego no fue bueno. No es lo que queríamos, pero lo importante es el resultado final". Además, ponderó "el orden que tuvo Central en líneas generales. Fuimos prolijos, pese a que por momentos no pudimos sostener la tenencia de la pelota".

Por más que intentaba explicar de todos los modos posibles lo que significó el triunfo ante la Lepra, Leo no podía disimular el agotamiento físico y mental que acusaba. Era como que la tensión había bajado. Se estaba relajando de tal manera que su mirada comenzó a achicarse literalmente.

"Sí, estoy fusilado. No doy más. Me pegué una ducha y quedé liquidado. Fue un día de mucha adrenalina. Estoy tan cansado como feliz por esta alegría que le dimos a la gente", le confesó el entrenador canalla a este medio mientras accedía una selfie con dos hinchas que estaban llamativamente en la zona destinada exclusivamente para los medios.

Claro que cuando Ovación volvió a consultarle sobre su futuro, el DT fue determinante con su respuesta. "No sé porque hasta ahora no charlamos nada de este tema. Me debo una reunión con ellos, pero a la vez sé que soy empleado del club. La decisión ya no corre por parte nuestra. Como cabeza del cuerpo técnico puedo decir que estamos muy tranquilos", enfatizó de manera concreta.

"Tenemos muchas ganas de poder continuar. Estamos muy esperanzados desde ese punto de vista. Lo único que puedo decir en estos momentos es gracias al plantel por el respeto que mostró hacia nosotros desde el primer día como también el profesionalismo que exhibieron en cada entrenamiento. Pudieron revertir una situación incómoda, y eso no es poca cosa", tiró Leo como con orgullo de sus pupilos y a modo de conclusión tras el triunfazo.

En tanto, hoy tempranito estará en la ciudad deportiva de Granadero Baigorria "viendo a los chicos" de la reserva, que jugarán el derby en la cancha del pozo desde las 9. El entrenador entró oficialmente en vacaciones.

Pero en realidad espera que hoy sea citado por la dirigencia canalla para ver si llegan a un consenso en pos de asumir oficialmente como entrenador de Central para lo que resta del campeonato. Aunque si hay algo que está claro es que Leo demostró en breve lapso que está para ser titular.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});