Ovación

Tenis: dos de tres con esfuerzo

Corrieron y sufrieron más de la cuenta, pero al final tanto Juan Mónaco como David Nalbandian triunfaron, y en la jornada que comienza esta noche lucharán por un lugar en los octavos de final del Abierto de tenis de Australia, un sitio al que no pudo acceder Juan Martín Del Potro, quien abandonó por una lesión.

Viernes 18 de Enero de 2008

“Siete. Voy mejorando”, fue el puntaje que le puso a su actuación Nalbandian (10º del mundo), tras vencer al australiano Peter Luczak (90º) por 4/6, 7/5, 6/4 y 6/1 en un intenso encuentro. El cordobés enfrentará en la tercera ronda al español Juan Carlos Ferrero (21º).
“Siempre confié en mi juego y en mi físico”, sintetizó Mónaco (23º), quien ganó uno de los partidos más heroicos de su carrera al derrotar al estadounidense Amer Delic (136º) por 6/3, 7/6 (6), 5/7, 6/7 (8) y 8/6. Su próximo rival será el checo Tomas Berdych (13º).
Muy diferente fue el día para Juan Martín del Potro (53º), quien cayó por 6/3, 6/4 y abandono ante el español David Ferrer (5º).
Del Potro, de 19 años, tenía el dolor y la decepción reflejados en el rostro. “Me da mucha tristeza lo que me pasa. Cuando todo esto pase tendré que empezar el año de nuevo”, explicó el tandilense, quien jugó el torneo con una fractura en una vértebra.
“Según el más optimista, sólo tendré que parar 15 días. El más pesimista dice que estaría tres meses sin jugar”, agregó.
Mónaco no tiene pesimismo, es puro optimismo, aunque se le haya complicado su partido ante Delic mucho más de la cuenta.
Pico ganaba por dos sets a cero, 5/3 y su servicio, pero no pudo definir. “Yo lo veía muy cansado, me relajé un poco y después tuve que trabajar dos horas y media más”, reconoció Mónaco.
Por unos instantes, Luczak hizo pensar que también podía interrumpir el camino de Nalbandian en Australia.
Durante buena parte de las dos horas y 42 minutos, Nalbandian debió exigirse al máximo.
El cordobés convirtió 19 aces, contra 15 del australiano, en todo un símbolo de un choque veloz y agresivo.
Sólo en el set final, Luczak se rindió. Cedió su servicio para 2 a 0 y Nalbandian se subió al tren de la victoria.
“Hoy lo di vuelta a tiempo, porque él empezó jugando muy bien, y yo no tan fino. Eso sí, saqué muy bien todo el partido. Sacar fue lo mejor y lo más parejo que hice”, analizó Nalbandian.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario