Diego Newell's

Newell's y Boca, con Diego Maradona en el palco celestial

Newell's visita a Boca en la Bombonera. Una velada emotiva y con Maxi como emblema del amor hacia Diego Maradona. Partido clave para clasificar

Domingo 29 de Noviembre de 2020

El mundo Newell’s. La camiseta argentina. El universo Boca. La mítica Bombonera. El palco "vacío y lleno” de Diego Armando Maradona. La figura rutilante en cancha de Maximiliano Rodríguez, como uno de los futbolistas que entró en corazón del Diez eterno. Muchísimos ingredientes afectivos para una velada que será a corazón abierto y repleta de emociones y sensaciones, que excederán ampliamente el mero resultado del cotejo, más allá de la importancia que para los de Kudelka tienen los puntos de hoy.

   Es el primer encuentro que debe afrontar Newell’s tras la dolorosísima partida del genio del fútbol mundial. Y quiso el destino que sea justamente ante Boca y en la Bombonera, la otra casa en el país de Diego como es también el Coloso del Parque o el estadio de Argentinos en La Paternal. Imposible obviar que el partido estará atravesado por el adiós al pibe de Villa Fiorito, al gambeteador de ingleses y al gran campeón que todo el pueblo argentino venerará por siempre. Serán noventa minutos de fútbol, en una noche histórica en la que el recuerdo de Diego estará por encima de todo.

76700180.jpeg.thumb.jpg
El legado. Diego inmortal. Hoy “mirará” el juego desde su palco en el firmamento.

El legado. Diego inmortal. Hoy “mirará” el juego desde su palco en el firmamento.

   Porque Maradona usó y sintió la camiseta rojinegra. Porque Diego también se enamoró de Newell’s. Porque se hizo leproso y lo repitió con emoción cada vez que pudo. Incluso el año pasado siendo entrenador de Gimnasia y emocionado hasta las lágrimas como un chico gritó por Newell’s ante un Coloso a reventar que le regaló una ovación que resonará para siempre en sus oídos y lo acompañará adónde quiera que esté.

   Por ello también esta semana se improvisó un altar pagano en el Coloso donde los hinchas fueron a dejar una flor, una camiseta, una foto, a encender una vela o simplemente a dejar caer una lágrima. Y lo mejor de este homenaje fue que los simpatizantes leprosos les abrieron la puerta también a los amantes del fútbol en general, sin distinción de camiseta, en un gesto que el propio Diego aplaudiría de pie.

   La noche de la Bombonera será muy especial, de profunda emoción, de congoja por el inmenso ser que se fue, pero a su vez con la alegría de que Diego seguirá siempre "rondado” por el mundo en cada pelota que pique, en cada gol convertido, en cada "niñe” que pise un campito y en cada sueño de superación personal y colectiva.

   Por supuesto que para Maxi Rodríguez será una noche de altísimo voltaje sentimental. Quizá uno de los días más emotivos de su exitosa y extraordinaria carrera profesional. La Fiera fue jugador de Diego para Argentina en el Mundial de Sudáfrica 2010 y el cariño entre ambos se selló para siempre. Incluso Maxi estuvo en el velatorio de Diez y sufrió muchísimo su paso a la inmortalidad.

   Claro que, además, el partido desde lo estrictamente deportivo es vital para las aspiraciones leprosas de avanzar a la fase campeonato de la Copa Maradona. Ya que una victoria le permitiría depender de sí mismo y definir en cada en la última fecha ante Lanús. Pero una derrota lo dejaría automáticamente fuera de carrera. Con la igualdad deberá esperar que en el cierre de la zona 4 lo ayuden el resultado propio y el ajeno.

   Lo dicho, es cierto que hay un partido clave desde puntos, pero hay uno más relevante desde lo emotivo que copará el centro de la escena. Newell’s visita a Boca en la Bombonera, dos de las camisetas que lució el Diez eterno, en un cotejo que por primera vez en la historia será con Maradona viendo el partido desde su "palco” celestial, desde el trono de la eternidad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS