Fútbol

En Newell's, hay Fiera Rodríguez hasta el 2021

Maxi Rodríguez renovó su vínculo con Newell's por un año y por lo tanto será el único jugador en la historia leprosa en jugar con 40 años.

Viernes 08 de Mayo de 2020

Nadie duda de que por estos días lo único importante pasa por la vida de los seres humanos y cómo hacerle frente al coronavirus. Pero, aunque sea por un rato y para limpiar la cabeza ante tanta información sanitaria, los hinchas de Newell’s tendrán un motivo realmente saludable para sentirse felices en este tiempo de incertidumbre que genera la cuarentena. Es que Maximiliano Rodríguez, el ídolo del pueblo leproso, vestirá por un año más la camiseta que tanto ama y se convertirá en el único futbolista en la historia rojinegra en jugar con 40 años. Ovación puede dar por confirmada la noticia que tanto quería leer o escuchar el pueblo de Newell’s porque el capitán rojinegro renovará su contrato con el club hasta junio de 2021. La Fiera ya le dio el sí a la dirigencia para seguir hasta los 40 años (los cumple el 2 de enero próximo) y cuando se normalice la situación que generó la pandemia en cuanto a la operatividad institucional será el momento de la foto protocolar en la que el jugador estampará la firma en su nuevo vínculo.

La decisión de renovar por un año nunca tuvo en ascuas a la dirigencia por la sencilla razón de que nadie dudaba de que Maxi tendría otro acto de amor con Newell’s. Uno más de una vida bañada con los colores rojo y negro. Es cierto que el contrato de la Fiera vence el 30 de junio, pero el propio jugador no quiso seguir dilatando el suspenso. Mucho menos en un escenario de irresoluciones sobre cuándo volverá a rodar la pelota en el fútbol argentino.

Por eso en los últimos días acordó el nuevo vínculo, aunque sinceramente lo único que le comunicó a la dirigencia fue que continuará por una temporada más para cerrar una carrera de ensueño nada menos que disputando la Copa Sudamericana del año que viene, ya siendo un señor de las cuatro décadas.

Maxi había dado reiterados indicios sobre su continuidad durante estos meses de inactividad deportiva. Si bien la extensión del contrato quedó sellada en los últimos días, Rodríguez siempre dejó entrever que su historia con Newell’s merecía un capítulo más. “Es importante que el club quiera que siga”, "Es importante que el club quiera que siga" contestó en abril pasado cuando hizo un vivo en Instagram con el periodista capitalino Juan Pablo Varsky, en el que también aclaró que se prestó a una broma cuando sugirió que Newell’s tomara la misma postura que Juventus, club que acababa de extender el contrato del arquero Gianluigi Buffon, de 42 años. Ya en ese momento Maxi había insinuado que seguiría. ¿Yo podría renovar por un año más con Newell’s?

En realidad, el capitán de Newell’s ya tenía decidido estirar un poco más ese matrimonio de amor puro que tiene con el club desde adentro de la cancha. Obviamente que la determinación que tomó estuvo auxiliada por un ámbito familiar que lo acompañó en todo momento. Es que nada hubiera sido posible sin ese beso cálido o ese abrazo cómplice de su mujer Gabriela y de sus hijas Alma y Aitana. Ese círculo íntimo que tantos veces lo cuidó y mimó para dejar la piel con la camiseta de Newell’s es el mismo que lo bancará por un tiempo más hasta el retiro. Mamá Claudia, a quien Maxi siempre la honró con el mote de “mamá y papá”, y sus abuelos Beatriz y José fueron los encargados de tallarlo en ese molde del que salen las personas agradecidas. Y si hay algo que la Fiera y Newell’s se juramentaron para la eternidad es agradecimiento. También mucho tuvo que ver en la decisión este presente de tranquilidad deportiva y económica que atraviesa el club. Seguramente si Newell’s estuviera viviendo un ambiente de convulsión, la Fiera lo hubiera pensado más de dos veces si valía la pena seguir a esta altura de su trayectoria.

Con esta renovación de votos con su amado Newell’s, Maxi podrá irse del fútbol con la plena seguridad de que atravesó por todos los estadíos en el club que lo formó futbolísticamente hasta elevarlo a la estatura de uno de los máximos ídolos de la historia. Toda una vida con la camiseta rojinegra impregnada en su cuerpo. Se formó en las inferiores del club, emigró a Europa y logró mostrarle al mundo ese sentido de pertenencia tan propio de los que salen de Bella Vista. Luego volvió para pelear el descenso y terminó consagrándose campeón bajo la tutela del Tata Martino. Pero aún había más episodios para engrandecer el póster. Se exilió en Peñarol para camuflar una despedida forzada, pegó otra vuelta para tenderle una mano cuando más lo necesitaban y no sólo ayudó a sacar otra vez al equipo del pantano, sino que lo guió para jugar otra copa internacional, como será la Sudamericana 2021. Como es una habitualidad en estos tiempos de globalización, apenas se oficializó en las redes sociales del club la continuidad de Maxi Rodríguez, un aluvión de Twitters y posteos en Instagram y Facebook inundó de agradecimientos cada página en la que escarbará un hincha leproso. No es para menos. El emblema que mejor representó en los últimos tiempos al pueblo rojinegro le volvió a decir “acá estoy para seguir un poco más con ustedes”.

Está todo dicho. Poco para agregar. Maxi le puso fin al misterio, si es que algún leproso trasnochado creyó que no iba a seguir con ellos. Lejos de bajarse del barco, el capitán de Newell’s se subió a una nueva cruzada con la camiseta que adora. Jugará con 40 años una nueva copa internacional.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario