Ovación

Central tiene una cita ineludible con la victoria ante el Lobo para seguir prendido

Luego de la exitosa minigira por territorio cuyano vuelve a presentarse en casa con un solo objetivo: ganarle a Gimnasia de La Plata para continuar prendido en el tren de la ilusión. 

Domingo 27 de Septiembre de 2015

Luego de la exitosa minigira por territorio cuyano vuelve a presentarse en casa con un solo objetivo: ganarle a Gimnasia de La Plata para continuar prendido en el tren de la ilusión. La realidad de uno y otro indica que Central asoma como claro favorito para comerse esta tarde al Lobo. Es que el cómodo puesto en las posiciones marca además que está muy por encima de su rival de turno. El hecho de que no puede dejar escapar más puntos si desea seguir mordiéndoles los talones al puntero Boca y al escolta San Lorenzo lo obligarán a mantener el ímpetu de protagonista en todo momento. Una de las claves para poder izar la bandera del triunfo será mantener la calma y no entrar en el frenesí popular, independientemente de los nombres que Eduardo Coudet pondrá en el escenario mayor de Arroyito.

   Atrás quedaron las valorables victorias en Mendoza ante Godoy Cruz y frente a Estudiantes en San Juan por Copa Argentina. El conjunto canalla viene dando claras señales de que no se bajará así nomás de la lucha por el campeonato. Al contrario. Quiere dar el batacazo. Y lo hace manteniendo el bajo perfil mientras entrena a diario en soledad en el hermético country. La cocina de la esperanza está en Arroyo Seco y el chef Coudet tiene la mesa preparada para darles un banquete a los fieles auriazules, quienes volverán a Arroyito tras el pálido empate que consumieron en la última presentación de local frente a un Newell’s que salió a defenderse.

   Gimnasia estará frente a las narices de Central. Habrá que ver si el Coudet les entregó bien las coordenadas a sus muchachos para que puedan aprovecharse de las limitaciones que viene exhibiendo el Lobo. El Chacho ya avisó que no pueden regalar más puntos porque el margen de error se achicó de manera considerable. Está claro que si hoy no gana será en vano pensar en que la próxima semana podrá recuperar terreno si vence a San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro. Entrar en el juego de las especulaciones a esta altura del torneo puede ser contraproducente para las aspiraciones propias.

   Las estadísticas no ayudan demasiado al técnico jugando en casa (ver aparte), más allá de que conserve el invicto. Hasta el momento sacó más puntos afuera que adentro. Eso indica que no es regular. Y para ser campeón hay que tener y mantener una línea. Igualmente, está tercero y con posibilidades intactas de lograr algo importante tras muchos años de sequía. Esta tarde el dueño de casa tendrá la chance de regresar al triunfo ante los ojos de su pasional pueblo. Gimnasia será la excusa perfecta para dar un paso más hacia adelante con firmeza.

   Será momento de ratificar lo realizado en Mendoza ante Godoy Cruz, donde el equipo fue mucho más que el Tomba. Hoy estarán prácticamente los mismos nombres que les metieron un empujón a los cuyanos el pasado domingo. Aunque eso no es parámetro en la previa para asegurar que el partido ya está ganado. Gimnasia está en la actualidad herido y desde hace unas fechas no muestra su mejor versión futbolística. Pero es un rival para no fiarse porque puede levantarse en cualquier instante y dejar en la lona a su oponente. No obstante, Central tratará de imponer su estilo para seguir prendido a la ilusión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS