Opinión

Todos unidos y ¿lista única?

Las fechas de las elecciones en la provincia de Santa Fe ya se han convertido en un Prode para los políticos.

Domingo 09 de Diciembre de 2018

"28 de abril las Paso y 16 de junio las generales". Las fechas de las elecciones en la provincia de Santa Fe ya se han convertido en un Prode para los políticos. Todos arriesgan domingos probables, mientras desesperan por una confirmación oficial. "El gobernador con este tema es como el Mellizo con la formación de Boca: sólo él la sabe y la va a demorar hasta el último minuto", sostiene en un análisis más psicológico que político un habitué de la Casa Gris.

"No hay ninguna ventaja en esta demora. Es sólo para marcarle la cancha a todos. Es como decir: 'como lo decido yo, lo voy a resolver cuando quiera", comentan ya divertidos los que hace un mes pedían a gritos una definición. "No puede haber demasiadas variantes, pero es insólito que se estire el decreto cuando no hay motivos valederos", señalan con algo de enojo los referentes de algunos partidos políticos que aseguran que el retraso no tiene que ver con que se los esté consultando por este tema. "Las últimas rondas las hice cuando era chico", sostiene risueño uno de ellos.

Las fechas mencionadas son las que tienen más votos. Porque con ellas el cierre de listas de candidatos se produciría el 22 de febrero, con lo que hay tiempo para preparar todo en los primeros dos meses del año. El domingo anterior al 28A (el 21/4) cae Semana Santa y el 14/4 obligaría a cerrar listas el 2 de febrero.

"Igual, tenga cuidado. Si se mencionan tantas fechas, es probable que se elija una que nadie haya pensado, sólo para desmarcarse de las especulaciones", recomienda con sorna un viejo conocedor de las mentes políticas.

El tema parece trivial, pero no es menor. Sobre todo si se tiene en cuenta que para armar cada lista completa (desde gobernador a concejales e intendente) se necesitará convocar a 2.500 candidatos, que tienen que firmar y hacer todos los trámites de presentación que exige la ley. Se calcula que habrá al menos cinco partidos o frentes que tendrán que cumplir estos trámites a nivel provincial en Santa Fe. Ni qué decir de los 30 partidos que podrían intentar competir en Rosario. O imaginar esa misma situación en las 363 ciudades y pueblos de la provincia.

fechaslecciones.jpg

De tres listas a una sola

Pero una especulación empezó a ganar terreno. Y, aunque no explica las demoras, podría vincularse con estirar la decisión hasta cuando se pueda.

Y es nada menos que la manera en la que el Frente que integran socialistas y radicales irá a las próximas elecciones. En un principio se habló de una interna segura entre al menos dos candidatos a gobernador, y hasta se empezaron a barajar nombres para armar tres listas de diputados provinciales: una para cada contendiente, y una tercera para los radicales.

Hay que recordar que no se puede presentar un candidato a gobernador sin lista de diputados. Sí al revés.

En ese esquema, a la candidatura ahora ya lanzada de Antonio Bonfatti se sumaba la de Maximiliano Pullaro o algún otro ministro del gabinete. Se llegó a asegurar que Pablo Seghezzo era el candidato alternativo del gobernador.

Pero en las últimas horas está primando la cordura y lo que parecía un esquema que tensaba todo y se acercaba a una ruptura, mutó en conversaciones para lograr la unidad en las listas a nivel provincial. Traducido: un sólo candidato a gobernador y una sola nómina de diputados provinciales. La posibilidad de internas quedaría así reducida a ciudades como Rosario y comunas donde no haya acuerdo.

"¿Por qué no ponemos todo el gobierno en línea?", fue la propuesta que empezó a ganar consenso en la mesa chica de negociaciones entre socialistas y radicales. Y comenzaron a sacar cuentas: de las 55 comunas, tenemos más de la mitad gobernadas por candidatos del frente, hay un buen candidato en Santa Fe (se descartó que Jatón integre la fórmula con Bonfatti) y hay unos 150 presidentes comunales del sector, la mitad de los que se pondrán en disputa en 2019.

La conclusión se vio ayudada por una certeza: no existen tantos tiempos de campaña, y dio lugar a un debate. Muchos creen en el socialismo que no les suma la interna, y recuerdan la elección de Hermes Binner frente a Bielsa y Rossi juntos. "Sacamos los mismos votos en la general que en las Paso", dicen computadoras en mano.

Reconocen que eso no es igual en todos los partidos. Al peronismo, por ejemplo, la interna lo fortalece, pero después lo debilita en el resultado de las generales.

Por lo tanto, tener más de un candidato sólo serviría para mostrar una diferencia interna, antes que para favorecer las chances de competencia del frente.

Habrá que ver en qué están pensando quienes decidan alguna de las dos opciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});