La Región

Dos hermanos se estrellaron con una avioneta y murieron en Esperanza

Hernán y Yael Marcos eran de Santa Fe y estaban haciendo pruebas cerca del Aeroclub. La aeronave se precipitó a tierra.

Viernes 03 de Enero de 2020

Hernán Marcos tenía 45 años y su hermana Yael, 31. Ambos eran de Santa Fe. Hernán, paracaidista y apasionado del aire, había fabricado junto con un amigo y en tiempo récord una avioneta experimental para cumplir su sueño de pilotear. La terminaron en 2009. Diez años después de esa hazaña, la muerte lo encontró junto a su hermana en la ciudad de Esperanza, donde la aeronave se precipitó en la zona del Club de Planeadores, ubicado a la vera de la ruta provincial Nº 70, a 198 kilómetros al norte de Rosario.

La tragedia ocurrió el miércoles, antes de las 20 y aún con la luz del sol, cuando una aeronave monomotor cayó en la zona del Club de Planeadores. Los dos ocupantes de la aeronave, los hermanos Hernán y Yael Marcos, de 45 y 31 años respectivamente, fallecieron en el acto.

En el momento en el que se precipitó a tierra, por causas que son materia de investigación, los familiares de los hermanos estaban en el predio del Club y quedaron completamente conmocionados al ver la caída. Entonces llamaron a la policía de la ciudad de Esperanza, cuyos efectivos preservaron el área del siniestro, y luego lo hizo el médico forense que constató el deceso de los dos ocupante de la aeronave.

Aparentemente, los hermanos Marcos hacían maniobras aéreas en la avioneta, que había sido fabricada por el hermano mayor y era utilizada para acrobacias.

Según publicó el diario digital esperanzadiaxdia, testigos del hecho aseguraron que el avión matrícula LV-X393 realizó primero un paso rasante por la pista del lugar y luego intentó completar una maniobra de looping con viento en contra pero se precipitó al piso, provocando un gran estruendo y la conmoción de los presentes, sobre todo de los familiares de las víctimas, presentes en el lugar.

Su propio avión

En el programa televisivo de Santa Fe "Constructores de la Ciudad", Hernán contaba en 2013 que la avioneta la habían fabricado con un amigo a partir de un proyecto surgido en 2007, ya que no contaban con capital para comprar uno ya hecho, y que la habían terminado en noviembre de 2009.

"Fue una construcción rápida, porque esto insume unos cuatro años", narraba por aquél entonces. Para concretarla, habían realizado muchas averiguaciones a través de Internet y compraron los planos del modelo que finalmente concretaron

El piloto comentaba que la idea surgió por su interés por el paracaidismo, que practicaba desde hacía 15 años. El modelo era un Sonerailv Low Wind Stretch, una aeronave diseñada en 1975, de ala baja y un poco más largo de lo normal para que pudieran entrar dos personas en la cabina. "No inventamos el avión, pero sí lo fabricamos", contaba.

La aeronave podía superar los 300 kilómetros por hora, una velocidad alta para un modelo tan liviano.

Los hermanos

Hernán era piloto y constructor, además de paracaidista. Era muy conocido en la actividad y participante de ella en distintas partes del país, así como también en países limítrofes. En su muro de Facebook reproducía distintos eventos relacionados con la actividad, como el lanzamiento en grupo

Por su parte Yael había estudiado Dirección de Negocios en Rafaela y Gestión Empresaria en Santa Fe. Amaba a los animales y la danza y participaba de la actividad en compañía de su hermano.

Ambos eran oriundos de la ciudad de Santa Fe y su familia dueña de una reconocida firma local, GNC Marcos, dedicada a la instalación y reparación de equipos de gas natural comprimido para automóviles.

El accidente fue denunciado a la Unidad Regional XI Las Colonias de la Policía de Santa Fe, y reportado al fiscal en turno en la ciudad de Esperanza, quien ordenó la presencia de los agentes del Area Científica de la Agencia de Investigación Criminal que fueron los que hicieron los primeros peritajes criminalísticos de rigor, además de informar sobre el suceso a autoridades de la aviación civil.

Hernán no pertenecía al Club De Planeadores Y Aeromodelismo Esperanza, sino que estaba afiliado al Club de Ultralivianos y anteriormente había sido socio del Club de Paracaidismo.

Excelente relación

Hernán “tenía excelente relación con todos los habitués del aeroclub. Una excelentísima persona, muy dispuesto y servicial”, dijo Fernando Galoppo, integrante de la comisión directiva del Club de Planeadores, piloto de avión, de paramotor y practicante activo del vuelo a vela.

   Galoppo contó a este diario que “Hernán era muy experimentado en lo que hacía. Tenía mucha práctica, era reconocido en la actividad y habitualmente volaba con la hermana”.

   Respecto a las causas de lo ocurrido, el piloto dijo que ante estos casos “es muy difícil saberlo. Una falla o un error. Estas actividades son así, no hay término medio. Es la vida o la muerte, pero no puedo ser yo quien determine lo que pasó y también será difícil para quienes investigan”.

Experimental

“Hernán piloteaba con un avión experimental de poca superficie alar que necesitaba mucha velocidad para volar y para hacer acrobacias, pero eso no significa que esas características se puedan relacionar con las causas del accidente. Es muy común comprar los planos o un kit de algún diseñador aeronáutico y fabricarlos respetando hasta el milímetro y cada tornillo que especifica el fabricante. La mayoría de los aviones acrobáticos se obtienen de este modo”, explicó, y agregó que “la cantidad de horas que Marcos tenía en ese avión hace pensar que es muy difícil atribuirlo a una falla de la aeronave”.

   Ocurre que, para el experto, “si se tratara de un avión con pocas horas de uso puede llevar a pensar en eso, pero no es este el caso”.

   Respecto al efecto que el incidente tuvo en la comunidad de la institución, Galoppo dijo que “cuando ocurre algo así, como en otros ámbitos, se vive desde lo humano. Todos pensamos en la familia de las víctimas y en las circunstancias. En este caso fue muy duro porque todos sabíamos que la madre de los dos hermanos estaba compartiendo la tarde con ellos en el aeroclub. Fallecieron los dos y ante una madre que vio cada instante de lo ocurrido y eso es muy doloroso para todos”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario