La ciudad

Seis de cada diez rosarinos no quieren subsidar a escuelas privadas que echen a docentes

Es la conclusión de una encuesta hecha por la Consultora EstrategiaGe. La consulta remite a la aprobación de la Cámara de Diputados santafesina al proyecto de ley que postula sanciones al respecto.  

Miércoles 28 de Noviembre de 2012

Seis de cada diez rosarinos aprueban que el Estado no subsidie a aquellas escuelas privadas que despidan docentes sin justificación. Esta es la principal conclusión a la que arriba una encuesta realizada por la Consultora EstrategiaGe, a mediados de noviembre. La consulta tiene que ver con la media sanción que le dio la Cámara de Diputados santafesina al proyecto de ley que establece que las escuelas privadas que reciben subsidio del Estado no pueden despedir a los trabajadores docentes sin invocación de causa.

Según precisó a La Capital el titular de EstrategiaGe, Lucio Guberman, se le preguntó a 400 rosarinos mayores de 18 años lo siguiente: “¿Acuerda o desacuerda con que se le quite el subsidio a las escuelas privadas que despidan docentes sin justificación?”. La pregunta fue esa sola y los consultados debían responder de manera cerrada si acordaban o no. “El 57% dijo estar de acuerdo; un 37% en desacuerdo y el 6% restante no sabía o no contestó”, detalló Guberman sobre estos resultados que analizan el grado de acuerdo con el proyecto que pretende poner un freno a los despidos sin causa en el ámbito de la educación privada.

El consultor explicó que “la muestra busca predecir un resultado y por tanto está obligada a ser representativa”. Esto en función de analizar el alcance que tiene la consulta.

Para Guberman “el número agregado de opiniones es contundente: seis de cada diez rosarinos aprueban que el Estado no subsidie a aquellas escuelas privadas que despidan docentes sin justificación”.

“Bajo el sobrio número estadístico se reúnen motivaciones muy diferentes. Motivaciones que no parecen explicarse por variables socioeconómicas de los entrevistados. No aparecen características sociodemográficas sólidas para describir a quienes acuerdan o a quienes se oponen al retiro del subsidio a establecimientos que despidan docentes. Son parejos los resultados cuando se los desagrega por sexo, por edad o por nivel de instrucción”, agregó sobre el análisis que se desprende la muestra obtenida.

En su opinión de especialista, “las tendencias deben buscarse en posiciones ideológicas, o si se quiere un enfoque más general, en historias de vida. Hay opiniones auto referenciales, por ejemplo, de quienes creen que evitar despidos injustificados directa o indirectamente les asegura un mayor nivel de protección a ellos mismos”.

Entre quienes acuerdan con la media sanción votada en la Cámara de Diputados santafesina, seguramente están aquellos “padres interesados en que sus hijos se formen en instituciones libres de arbitrariedades con los integrantes de su comunidad educativa”, dijo Guberman y continuó: “Otros son sensibles a situaciones conocidas de manera más o menos directa, como aquellos que alguna vez hayan sido testigos del despido de una mujer embarazada, o algunos otros que hayan acompañado el dolor de algún afecto que en medio de las dificultades de una ruptura matrimonial sumó el drama de la pérdida del trabajo”.

“En ese 57 por ciento, están también quienes posiblemente apelan a razones de estricta lógica política y que sostienen que quien no publicita sus actos no puede acudir, precisamente, al erario público para solventarlos”, afirmó.

La muestra fue tomada el fin de semana del 10 y 11 de noviembre. A pocos días de que Diputados diera su aprobación al proyecto de ley del diputado Luis Rubeo (Frente Para la Victoria) que impulsa que ya no se pueda despedir a docentes de la enseñanza privada sin dar razones. Y en caso de hacerlo se le retire el subsidio que el Estado aporta para ese cargo. La discusión ahora está en manos de los senadores provinciales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS