La ciudad

Proponen la creación de un app para canalizar las denuncias de los vecinos

La iniciativa del concejal Carlos Cardozo incentiva la fiscalización de los ciudadanos de la ciudad. 

Martes 07 de Enero de 2020

El concejal de Juntos por el Cambio Carlos Cardozo presentó un proyecto de ordenanza para crear en la ciudad de Rosario la figura de Fiscalizador Ciudadano Voluntario (FCV) consistente en la participación voluntaria de cada ciudadano en el control de la seguridad vial y normas contravencionales urbanas.

La iniciativa retoma un proyecto que ya había presentado en su momento el edil de la UCR Jorge Boasso. En este caso se le incorpora la creación de una aplicación por parte del municipio para que los ciudadanos puedan hacer sus denuncias a través de su teléfono celular.

“Esto está ocurriendo en los hechos. Vemos permanentemente, por ejemplo, en el WhatsApp del Diario La Capital que llegan denuncias de todo tipo como vehículos estacionados en la vereda, que rompen veredas, que obstaculizan rampas para discapacitados o que están mal estacionados”, manifestó Cardozo.

“Si se aprueba esta ordenanza, el juez de Faltas tendrá la obligación de evaluar cada denuncia"

En declaraciones al programa “Zysman 830” que se emite por La Ocho, el edil macrista señaló que se tuvo en cuenta para re impulsar esta iniciativa las fotos que ciudadanos “publican frecuentemente en redes sociales de tres o cuatro personas viajando en motocicleta. La idea es darle un viso de formalidad a todo esto".

"Queremos incorporar al proyecto de Boasso, la utilización de una aplicación que desarrolle el municipio para teléfonos móviles, y que esa App funcione a través de un página web para que puedan hacerse las denuncias”, añadió el edil macrista.

ciudadano2.jpg

Cardozo precisó que las denuncias que se podrán hacer "tienen que ver con el tránsito, los residuos acumulados en las calles, la extracción indebida de árboles. Es decir, de situaciones que tengan que ver con la convivencia ciudadana, dándole un marco de mayor rigor.

“Si se aprueba esta ordenanza, el juez de Faltas tendrá la obligación de evaluar cada una de las denuncias. Tampoco queremos generar una competencia entre vecinos. Hay muchas ciudades que utilizan estas aplicaciones y lo hacen manera exitosa, como Buenos Aires, La Plata y Córdoba. Ahora, en Rosario funciona de manera parcial y queremos darle rigor de ordenanza a lo que hoy funciona de manera informal”, sostuvo Cardozo.

El proyecto dice que “podrá ser FCV cualquier habitante mayor de edad con un año de residencia inmediata en la ciudad de Rosario; que voluntariamente constate y denuncie la existencia de violaciones a las normativas municipales según se encuentren definidas en el Código Municipal de Faltas".

"La idea es que también podrá detectar y denunciar irregularidades siempre que dicha constatación y denuncia no viole los derechos de terceros, en especial los derechos a la intimidad, a la integridad física y psíquica, y al honor de las personas, respetando su accionar las buenas costumbres y las normas de convivencia urbanas”, explica.

Fundamentos

En los fundamentos de la iniciativa, Cardozo apunta que “el principal objetivo del cumplimiento de las normas urbanas es proteger la seguridad de las personas y sus bienes, como también propender a mantener un nivel de civilizada convivencia, respetando la libertad y los derechos de cada uno: es entonces donde la participación ciudadana resulta natural, ya que son los mismos ciudadanos los principales interesados en velar por el respeto de sus derechos, en el marco del cumplimiento de las normas urbanas”.

“El Municipio, quien tiene el poder de control y de policía sobre el cumplimiento de estas normas, no sólo cuenta con recursos escasos para ejercer su función, sino que, más aún, hace pública la necesidad de la participación ciudadana alentando el involucramiento de los vecinos, como por ejemplo ha sucedido en temas de higiene urbana o la recepción de denuncias en la línea 147", agrega.

"Todo ciudadano que pretenda colaborar en el control de las infracciones a las normativas viales y contravencionales debe ser tenido en cuenta como aporte a una construcción colectiva al bien común y debe tener un ámbito seguro donde encauzarlo” concluye el concejal de Juntos por el Cambio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario