La Ciudad

Los fondos para el Monumento cubrirán parte de la obra total

El anuncio de la partida presupuestaria es "bienvenida", dijeron desde la Municipalidad, aunque no alcanza para terminar el proyecto.

Sábado 24 de Abril de 2021

El aporte del gobierno federal por $600 millones para continuar las obras de restauración del Monumento Nacional a la Bandera que mencionó ayer el presidente Alberto Fernández es visto con buenos ojos desde la Municipalidad, aunque no alcanza para culminar las obras que dejó inconclusas la administración anterior. Es por esto que se deberá hacer una selección de qué trabajos se completarán, teniendo en cuenta un informe realizado por especialistas de la Secretaría de Obras Públicas que no solo advirtió que la obra apenas llega al 50 por ciento de su realización (y que tuvo varias fechas de finalización), sino que mostró falencias en algunos de los puntos que ya se hicieron, como la colocación de mármoles, rotura de bloques y juntas mal selladas.

Tras conocerse el financiamiento por parte del gobierno nacional de la segunda etapa de la obra de restauración del Monumento a la Bandera, estimada en $600 millones, desde el municipio dieron el visto bueno al aporte, aunque por las cifras estimadas para completar los trabajos, no alcanza.

En diálogo con La Capital, el secretario de Obras Públicas municipal, José Luis Conde, dijo al respecto: “El presupuesto nacional es un aporte y bienvenido sea. Veremos qué items (en referencia a los trabajos pendientes en el histórico edificio) se pueden hacer”.

Las obras para restaurar el Monumento vienen demoradas casi desde que se anunciaron, en el primer año de la presidencia de Mauricio Macri. Demandaron una inversión de 9 millones de dólares y se había calificado a la intervención como la más importante a ejecutar en la construcción proyectada por Angel Guido y Alejandro Bustillo.

Entre los trabajos previstos en la licitación abierta a fines de 2016 figuraban la restauración de la estructura de hormigón del edificio, mamposterías y revestimiento. También trabajos de impermeabilización en algunos sectores, como el Propileo y el sellado de grietas. La lista de tareas incluía, además, la restauración y climatización de la Sala de las Banderas, la creación de una sala de las provincias y la incorporación de rampas y plataformas para garantizar la accesibilidad.

Las obras se iban a financiar en forma conjunta entre Nación y municipio. El gobierno nacional tenía a su cargo 70 por ciento de los fondos, con la participación de la intendencia en el resto de los aportes. Las tareas se adjudicaron en enero de 2017 a Creaurban SA, una de las firmas vinculadas al empresario Angelo Calcaterra, primo del ex presidente Mauricio Macri.

Según los planes de la licitación, la concreción de esos trabajos iba a estar en septiembre del año siguiente. Sin embargo, los movimientos se fueron ralentizando y para mitad de 2019 no habían alcanzado más del 35 por ciento; incluso, ese año las autoridades afirmaron que las obras estarían culminadas para el acto del 20 de junio, algo que tampoco ocurrió. Actualmente, apenas está concluida la mitad de la obra.

Mal hecha

“La limpieza del Propileo se ve a simple vista que está mal. Es una de las tareas a completar, además de cosas que se hicieron pero hay que hacer de nuevo, que no están a la vista como instalaciones eléctricas. Hay que hacer una repasada de lo que se hizo y reponer una serie de piezas que están faltando”, amplió Conde, y sobre esas piezas detalló: “Todo lo que hay que conseguir es complejo porque tiene 60 años. Ya es complejo cuando algo tiene ese tiempo”.

A finales del año pasado, se realizó una auditoría para conocer el estado de las obras. “Los trabajos que se realizaron en el Monumento fueron claramente un fracaso”, afirmó el intendente Pablo Javkin después de repasar algunos detalles del análisis que se realizó sobre las tareas realizadas. Los especialistas de la Secretaría de Obras Públicas del municipio se encontraron con numerosas placas de mármol travertino mal colocadas, bloques rotos o con la superficie cruzada por grietas y juntas mal selladas.

Advirtieron que las tareas previstas en el pliego de la licitación apenas se completaron en un 50 por ciento y, además, que hay trabajos que se hicieron mal y rápidamente se deterioraron o se rompieron, tareas que quedaron por la mitad y otras que, directamente, no se iniciaron. Las palabras de uno de los profesionales que participó del informe fueron muy gráficas: “Hay que pararse en la mitad del Patio Cívico. Si miramos hacia el río, nos vamos a encontrar con el sector donde se realizaron las obras de restauración. Si giramos hacia el Propileo, vamos a ver que está igual que siempre”.

Con estos antecedentes, se logró rescindir el contrato con la empresa adjudicataria de la obra, Creaurban SA. Y en septiembre del año pasado se retiró el obrador que aún permanecía al pie del Monumento.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario