La ciudad

Los cinéfilos que logran unir el amor por los filmes y la gastronomía

Llevan un año disfrutando de esta interesante experiencia sensorial y esta noche lo celebran en el Centro Cultural Atlas.

Jueves 26 de Julio de 2018

Ver películas, imaginar el placer de los sabores de sus países y hacerlos realidad una vez al mes. Esa es la propuesta del taller de cine 24 Fotogramas, que lleva varias ediciones anuales con una forma original de celebrar los sentidos. Deciden por votación un film y sirven una cena ad hoc. Es más, hoy proyectarán "Breve Encuentro" y la gastronomía será inglesa, fish and chips (pescado con papas), stew (estofado), cerveza y gin tonic a tono. Claro que cuando vieron Juan Moreira comieron empanadas con Amargo Obrero.

La cena mensual tiene nombre: "La Vuelta al cine en 80 Mundos" y es para público en general, no sólo asistentes al taller. Como no podía ser de otra manera, la primera surgió del film "Comer, beber y amar" (1994) donde se sirvieron snacks taiwaneses, canapé de bambú y un trago de té de perlas con alcohol, entre otras delicias. Fue un año atrás, en el Espacio Mirada, que funcionaba en calle Corrientes. La de hoy, en el Centro Cultural Atlas (Mitre 645), será la cena aniversario.

El taller se dicta allí los lunes, a las 19, cuando van llegando los participantes, cuadernos en mano y sin más preámbulo, comienza la proyección de fragmentos de películas para ilustrar el tema del día. En la ocasión, La Capital presenció una escena de "Vértigo", de Alfred Hitchcock, que hizo punta para hablar de encuadres memorables.

Viaje a los sentidos

La iniciativa corresponde al cineasta y comentarista de films Fernando Herrera, que en 2008 ganó el Programa Estímulo de la Producción Audiovisual Santafesina con el documental, luego película, sobre comunidades tobas que se llamó "Punto Qom".

Su afición a presentar películas ya lleva varios años y en 2016 devinieron en un ciclo más específico, nacía así el taller 24 Fotogramas, donde se ilustra y se degusta con sus cumbres gastronómicas; casi magia a dos vías.

El taller de 24 clases está organizado por módulos unitarios que se pueden tomar por separados y que abarcan la historia del cine del Siglo XX y está destinado al público en general. El grupo también se encuentra en el Facebook 24 Fotogramas, donde los recibe la imagen del histórico "Viaje a la luna", de Georges Melies.

Las cenas surgieron "casi como un juego". A Taiwan le siguieron Italia, Alemania y Rusia, sólo a modo de ejemplo. Y cuando tocó Brasil, hubo partida doble, el menú fue el mismo que preparaban en el film "Doña Flor y sus dos maridos", viendo y comiendo para explorar sensaciones.

"La cena es una actividad lúdica, la gente se engancha votando por el país del próximo encuentro con la consigna de no repetir", explicó Herrera y dijo que en ocasiones se trata de clásicos de la pantalla o películas más nuevas, como leitmotiv de la gastronomía.

Francia, México, Cuba y Perú completaron la grilla de elegidos, con pinchos, anticuchos y mojitos, entre otros.

Para el Mundial proyectaron "Baraca", un documental sobre el mundo actual, y por supuesto la mesa se sirvió con platos de diferentes banderas. Esa noche, a pesar de que Argentina perdió, votaron por Inglaterra para hoy, con su budín de Yorkshire. Quienes estén interesados pueden rastrear el grupo en el Facebook, La vuelta al cine en 80 mundos, o acudir al Atlas a las 19, para ver "Breve Encuentro", o a las 21 para cenar, imaginando Londres y oyendo su música.


Contentos

Graciela Rusica asiste al taller y dice que "la noche brasileña fue muy interesante. Cenamos lo que preparaba Doña Flor (en Doña Flor y sus dos maridos), comimos y socializamos, el cine me enseña mucho, soy poco lectora, pero con la película después voy al libro", aseguró. Para Rolando Guma, el cine y su historia fueron las motivaciones para participar del taller. "Es muy rico como formación y para tener herramientas para abordar una película, siempre hay segundas y terceras lecturas, que hay que saber buscar", comentó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario