15 años, 15 voces

Las primeras "pañuelos verdes"

Silvia Augsburger, militante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, introdujo el tema en la agenda del Congreso

Sábado 05 de Diciembre de 2020

Embed
15 AÑOS, 15 VOCES - La Capital

Hacer un acto público a favor del aborto en 2005 tenía casi un resultado cantado. “Muy pocas personas se comprometían, la asistencia era muy poca, tenía escasa prensa y para quienes participábamos en política pronunciarnos a favor de la interrupción legal del embarazo resultaba casi escandaloso”, resume Silvia Augsburger, feminista, militante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito y primera diputada nacional en llevar al Congreso la iniciativa de la campaña para terminar con la criminalización del aborto.

Aún en esas condiciones, hace quince años, se realizó la primera acción pública federal a favor del aborto legal. Con pequeñas mesitas en la calle, visibles sólo para los ojos atentos, las militantes de la campaña salieron a recolectar firmas en todo el país para reclamar por el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos. El 25 de noviembre de ese año, las cajas con las firmas se entregaron en la Legislatura.

Por entonces, Silvia era diputada nacional electa por el socialismo, le faltaba un mes para asumir. En el Congreso, la agenda de las mujeres no tenía espacio, tampoco en los partidos políticos; la militancia feminista era, por definición, autónoma del Estado y los partidos. “Y yo me preguntaba cómo podía ser que se pretendiera que la Legislatura trate la legalización, si no se permitía a los diputados tener un rol protagónico”, recuerda. Había que tender puentes.

El primer proyecto de legalización de la campaña llegó en el 2007, sin que lo presente ningún diputado o diputada. El año siguiente, la iniciativa volvió a ingresar, ya con las firmas de algunos legisladores. El resultado es más o menos conocido: durante diez años todas las iniciativas perdieron estado parlamentario, hasta el 2018 cuando por primera vez la propuesta se discutió en el recinto y logró la media sanción en Diputados.

Aunque no logró el aval del Senado, se había recorrido un buen trecho: los pañuelos verdes con la consigna de la campaña “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir” estaba en la calle, en los colectivos, en las escuelas, en el cuello de las primeras feministas y en las mochilas de las que se sumaron en los últimos años.

ABORTO-17.jpg
Silvia Augsburguer, feminista y militante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Silvia Augsburguer, feminista y militante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Todo un camino abierto a pura constancia, firmeza y temple. En quince años, resume Silvia, “pudimos torcer la historia de las organizaciones antiderechos para las que el aborto siempre fue un tema del que no se habla. Se ocultaba en las familias, se silenciaba en las oficinas del Estado o en la academia; hubo generaciones de médicos se formaron sin haber escuchado hablar del tema. Pudimos también sortear un segundo momento en el que las demandas feministas no importaban para la agenda política ni para los asuntos del Estado. Y también pudimos llevar esas reivindicaciones a los primeros lugares de la agenda pública. Actualmente, ningún candidato o candidata que se presente a un lugar de representación puede eludir pronunciarse sobre estos temas o posicionarse en relación al aborto. En eso ya ganamos”.

Este artículo forma parte de la serie "Aborto: 15 años, 15 voces" que publica La Capital en el marco de los 15 años de la articulación de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, y en el escenario actual de debate en el Congreso de la Nación de los proyectos de ley para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS