La ciudad

Impulsan sanciones más duras para vehículos que circulen con escape libre

El concejal de Cambiemos Carlos Cardozo presentó un proyecto de ordenanza para autorizar el retiro del caño de escape a los vehículos que llegan al corralón con el escape fuera de reglamento.

Lunes 16 de Julio de 2018

El concejal de Cambiemos Carlos Cardozo presentó un proyecto de ordenanza para autorizar el retiro del caño de escape a los vehículos que llegan al corralón con el escape fuera de reglamento. De acuerdo a la iniciativa esta autoparte podrá ser vendida como chatarra por el municipio.

Para Cardozo, "tal como sucede en otras ciudades de la provincia y el resto del país, para que sirva como acción ejemplificadora para quienes perturban a las personas y el medio ambiente".

Concretamente la inciativa plantea una modificación al Código de Tránsito para que, en caso de remitir el personal de la Dirección de Tránsito, la Policía o fuerzas federales vehículos al corralón con el escape fuera de reglamento, dicho elemento sea separado del auto o la moto incautada. El proyecto autoriza también la destrucción y la venta como chatarra de los escapes.

En los fundamentos de la iniciativa, el concejal de Cambiemos recuerda "que el Código de Transito (ordenanza 6543/98) prohíbe la circulación de rodados con escapes deficientes o antirreglamentarios y que la Municipalidad posee la facultad de incautar los elementos que producen estos ruidos nocivos, así como dar una muestra ejemplar a toda la ciudadanía".

El Código de Transito establece las causales de remisión de rodados a dependencias municipales y el Código de Faltas (2783/81) dispone sanciones para los que circularen con escape antirreglamentario.

"En distintas localidades como Henderson, Santa Rosa, Roldan o Pergamino se han implementado una modalidad ejemplificadora, y preventiva por tanto, la cual consiste en la destrucción pública de los elementos que emiten estos sonidos que exceden lo estipulado" señala el edil rosarino.

En el articulado que se incorpora, Cardozo propone que "las infracciones previstas serán motivo de secuestro del vehículo, quedando obligado el propietario a instalar un escape reglamentario antes de retirar el vehículo. El escape ilegal o averiado queda retenido para su posterior destrucción".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario