Información Gral

Crean un mono capaz de transmitir a su descendencia un gen implantado

Científicos japoneses crearon por primera vez monos transgénicos capaces de transmitir a su descendencia un gen implantado (el gen extraño), según un estudio publicado en la revista británica Nature.

Jueves 28 de Mayo de 2009

Científicos japoneses crearon por primera vez monos transgénicos capaces de transmitir a su descendencia un gen implantado (el gen extraño), según un estudio publicado en la revista británica Nature.

  El equipo de investigadores encabezado por Erika Sasaki del Instituto Central de Animales de Experimentación en Kawasaki subrayó que estos primates transgénicos pueden ser muy importantes para la futura investigación de enfermedades del hombre.

  Los científicos usaron un gen que codifica una proteína fluorescente, de manera tal que los animales transgénicos brillan bajo determinadas condiciones.

  Con la ayuda de un gen inactivado, el gen fue introducido en embriones de tití común (Callithrix jacchus). "Los monos resultantes resplandecen en ciertas zonas del cuerpo, pero su desarrollo es normal", indicaron los investigadores.

  Además, uno de los animales tuvo descendencia, que también portaba el gen insertado.

  Esta es la primera vez que un primate transgénico transmite a su descendencia un gen que no pertenece a su genoma normal, sino que fue introducido.

  El tití común es uno de los primates más pequeños. Su alto grado de parentesco con el hombre y su alta tasa de reproducción lo hace objeto de estudio ideales para enfermedades del hombre, como por ejemplo Parkinson, Alzheimer y algunas infecciosas.

  Sasaki y sus colegas especulan con que en el futuro se podrán modificar genéticamente colonias enteras de monos para investigación en biomedicina.

  El año pasado, los genetistas produjeron monos que presentan la enfermedad de Huntington, pero debido a que el nuevo gen causante de la enfermedad no se incorporó totalmente al genoma de los primates, no es transmitido a la descendencia.

 

Es un hito.

 

  Sin embargo, señalaron que todavía queda un largo camino por delante hasta la creación de colonias de monos de experimentación con determinada enfermedad y que el debate público al respecto es ineludible.

  Hasta hoy innumerables ratones transgénicos contribuyeron al estudio de enfermedades, pero su genoma difiere demasiado del hombre en ciertos fragmentos, por lo que no es siempre posible traspolar los resultados con fines médicos.

  En los últimos años se ha asistido al salto a la fama de las células madre o la terapia génica. Pero estas técnicas, antes de poder utilizarse en la clínica, deben pasar una serie de filtros de seguridad. Como no es posible utilizar cobayas humanas, nuestros parientes más cercanos, los primates, se perfilan como los mejores candidatos para experimentar estas técnicas. Pero para ello, es necesario reproducir en estos animales las enfermedades a tratar.

  Japón es el país llamado a liderar esta carrera, debido, principalmente, a las estrictas limitaciones que existen en Estados Unidos y Europa para la investigación con primates.

  En este caso, un equipo del Instituto Central de Experimentación Animal de Kawasaki ha logrado por primera vez crear titís que portan una proteína fluorescente y que fueron capaces de reproducirse y transmitírsela a sus hijos.

l

(DPA y AP)

En un comentario que acompaña el artículo publicado en Nature, los estadounidenses Gerald Schatten de la Universidad de Pittsburgh y Shoukhrat Mitalipov de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregon destacaron los resultados como un hito en la investigación de primates.

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario