El Mundo

Desaparece Alitalia luego de décadas de crisis y nace una nueva aerolínea, ITA

Para aprobar una inyección de capital estatal, la UE impuso el abandono de la marca. La nueva empresa tendrá 2.800 empleados, sobre 11 mil de la histórica empresa

Jueves 14 de Octubre de 2021

Tras casi 75 años de operaciones, la compañía aérea Alitalia se despidió este jueves con su último vuelo, un servicio entre Cagliari y Roma. El glorioso pasado de Alitalia no compensó las pérdidas crónicas que presentaba desde 2008. Durante dos décadas, la aerolínea no obtuvo ganancias, luego se sumó la competencia de las compañías de bajo costo, además de la rigidez de su propia fuerza laboral de alto costo.

La compañía ya no era popular entre los italianos, por los ya tradicionales paros salvajes que arruinaban los viajes de miles de usuarios, en especial en la temporada alta del verano. La empresa fue renovada varias veces, pero no resultó suficiente para lograr la rentabilidad. Ahora, para lograr el OK de la Unión Europea a una ampliación de capital, debió renunciar a su nombre. Desde ahora se llamará ITA.

Los problemas acompañaron a Alitalia hasta su último día: esta semana fueron cancelados 100 vuelos por huelgas de los empleados descontentos con la creación de la nueva aerolínea ITA, que significa Italia Trasporto Aereo, que le costó al Estado italiano la inyección de 1.350 millones de euros.

“Nos gustaría informarles que debido a las actuales movilizaciones sindicales y al compromiso con la formación profesional en la nueva aerolínea de parte de la tripulación de vuelo, pueden ocurrir inconvenientes en la prestación de los servicios de Alitalia”, informó el sitio oficial. “Pedimos disculpas a los pasajeros por las molestias ocasionadas”. Se repetía así hasta el final un "clásico" que acompañó a Alitalia en las últimas décadas: las huelgas que dejaban a sus clientes en tierra y muy molestos.

En los 90 hubo una fallida fusión con Air France, proyecto que se concretó en 1997 con la holandesa KLM. KLM rompió el acuerdo en 2000 y se comenzó a hablar de privatización. En 2007 se formó una nueva sociedad con KLM y Air France, pero a los pocos meses se retiró la aerolínea francesa. Surgió la idea de un consorcio nacionalde emprendedores: CAI, la unión de Alitalia y la aerolínea Airone, con Air France- KLM como socio estratégico con el 25 por ciento del capital.

En 2013 se debió recurrir a una recapitalización. Con un posterior aumento de capital, ingresó la estatal Correo Italiano. En 2014, Etihad Airways anunció la compra del 49 por ciento de Alitalia, y en 2017 se produjo una nueva crisis. Etihad y los accionistas minoritarios se retiraron. El gobierno italiano debió otorgar créditos a Alitalia por 1300 millones de euros. Así se llegó al nacimiento de ITA. Italia se comprometió ante la Unión Europea a no girar más de 1.350 millones de euros hasta 2023. De los 11 mil empleados de Alitalia ahora quedarán solo 2.800.

Para dar luz verde a la inversión de capital para la creación de ITA, que comenzará a funcionar desde este viernes, la Comisión Europea (la rama ejecutiva de la UE) exigió que la nueva empresa suponga una ruptura sustancial con Alitalia, que se ha beneficiado de una larga serie de "rescates" estatales.

No pocos italianos celebran la desaparición de la compañía, luego de haber sufrido en el pasado sus suspensiones de vuelos y huelgas sin aviso. Un ex funcionario la calificó de “vergüenza nacional” y desafió: “¿No puede Lufthansa simplemente hacerse cargo de ellos ya mismo?”.

A lo largo de los años, Alitalia ha sido Lai, Cai, Sai, pero siempre ha seguido siendo Alitalia en los distintos cambios de propiedad, de manos públicas a privadas, reseña la agencia de noticias ADN Kronos. Ahora, algo que nunca había sucedido, la marca histórica se suprime en nombre de la discontinuidad, condición sine qua non impuesta por la UE. No obstante, ITA debería despegar provisionalmente con la "librea" de Alitalia, a la espera de una adjudicación definitiva. Pero lo cierto es que ITA representa una neta ruptura con el pasado. Un dato es el "pequeño" tamaño de la nueva aerolínea: 52 aviones y 2.800 empleados. Alitalia tenía hasta ahora 11 mil empleados.

Conviene tomar perspectiva y hacer un poco de historia. Una historia totalmente italiana, con años dorados de gran esplendor, que fueron sucedidos por los últimos 30 años de decadencia, atribuible no sólo a los errores en las estrategias y las adversas condiciones del mercado, sino también a los políticos que vieron en Alitalia un botín a repartir. Estas décadas fueron marcadas por conflictos sindicales endémicos, que han dado lugar a ruidosas y muy dañinas huelgas y protestas.

El primer vuelo intercontinental: Milán Buenos Aires

Alitalia se fundó el 16 de septiembre de 1946 con el nombre de Alitalia-Aerolinee Italiane Internazionali y operó su primer vuelo el 5 de mayo de 1947 en la ruta Turín-Roma-Catania. Dos meses después despegó el primer vuelo internacional, de Roma a Oslo. En marzo de 1948 se inauguró el primer vuelo intercontinental: un vuelo de 36 horas que conectó Milán con Buenos Aires, con escalas en Roma, Dakar, Natal, Río de Janeiro y Sao Paulo. Entre 1949 y 1950, la flota creció y se introdujeron las comidas calientes a bordo. Era propiedad del enrome holding estatal IRI.

En 1960, Alitalia se convirtió en el patrocinador oficial de los Juegos Olímpicos de Roma. Ese mismo año se introdujeron los primeros aviones a reacción y al año siguiente se inauguró el aeropuerto de Fiumicino, en Roma, donde la compañía ubicaría su principal centro de operaciones. Diez años más tarde, la compañía se convirtió en la primera aerolínea europea en tener sólo aviones a reacción en su flota y, con la entrega del primer Boeing 747-100, la aerolínea adoptó un nuevo logotipo, la clásica "A" tricolor, que se mostraría en todas las colas de los aviones.

Pero al final de la década de los 70 llegaron las grandes huelgas: los pilotos estaban contra un nuevo contrato único para todos los trabajadores del transporte aéreo que impulsaban las grandes centrales sindicales italianas. Pocos años más tarde, la empresa ya no podía hacer frente a los retos impuestos por el mercado. A finales de la década de los 80 se produjo la ruptura entre el presidente de Alitalia, Umberto Nordio y el presidente del IRI, Romano Prodi, luego primer minstro de Italia. Se sucedieron los presidentes en Alitalia, pero sin lograr cambiar la crisis estructural de la empresa. Entre los años 80 y 90, Alitalia perdió cada vez más cuota de mercado y entró en un túnel del que ya no pudo salir.

A nivel local, ¿qué pasará con quienes adquirieron pasajes de la aerolínea para una fecha posterior al día de hoy? La Federación Argentina de empresas de viajes y turismo (Faevyt) informó que la nueva compañía ITA no reconocerá la reprogramación de viajes. La única alternativa es la devolución en pesos al tipo de cambio del momento en que fueron comprados los boletos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario