Edición Impresa

Ucrania acusa a Rusia de haber derribado un avión e infiltrar militares en su territorio

La tensión entre ambos países aumenta a medida que Kiev avanza sobre las posiciones de los separatistas prorrusos en el Este.

Martes 15 de Julio de 2014

Ucrania acusó a Rusia del derribo de un avión militar en la región separatista de Lugansk, donde poco antes el ejército había logrado desbloquear el aeropuerto de esa importante ciudad. La pesada aeronave de transporte Antonov fue derribada a gran altura por un misil de alta potencia, que no poseen los rebeldes prorrusos. La nave llevaba a bordo a ocho tripulantes. "Probablemente" fue lanzado por Rusia acusó Kiev, que además acusó a Rusia de infiltrar tropas propias entre los rebeldes prorrusos. La escalada entre ambos países se agudiza ulteriormente, después de que Rusia amenazara el domingo a su vecina con "consecuencias irreversibles" por la caída de un obús en su territorio. Ayer Rusia incluso advirtió que podría tomar acciones militares directas, mientras se conocía que había movilizado hacia la frontera unos 12.000 militares.

A causa del "agravamiento" de las situación en el este de Ucrania, donde Kiev está avanzando con éxito contra los separatistas prorrusos, Moscú invitó ayer a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) a que envíe observadores a la frontera entre Rusia y Ucrania. El objetivo primario de Moscú es detener la ofensiva ucraniana contra las milicias amigas antes de que sea demasiado tarde. Los rebeldes han perdido terreno en forma permanente con graves pérdidas de hombres y material en las últimas semanas. Kiev conquistó el....la ciudad de Slaviansk, que era el principal bastión rebelde, y desde entonces avanza sobre Donetsk y Lugansk, las principales ciudades aún en manos rebeldes.

Denuncia presidencial. La presidencia ucraniana denunció en un comunicado que un potente misil antiaéreo "lanzado probablemente desde el territorio ruso" derribó al avión de transporte militar Antonov, ya que la altura a la que volaba la aeronave (6.500 metros) es excesiva para los misiles tierra-aire portátiles que tienen los rebeldes. Estas armas, que se disparan desde el hombro, suelen tener un alcance no superior a los 2/3000 metros de altura.

La tripulación del avión derribado estableció contacto con el estado mayor ucraniano, precisó Kiev, que confirmó así indirectamente las declaraciones de una fuente rebelde que indicó el avistamiento de paracaidistas en el cielo tras la caída del avión Antonov 26 en la región de Lugansk. Las tropas ucranianas lanzaron una operación de búsqueda de la tripulación del avión derribado. En la misma zona las tropas ucranianas alcanzaron el aeropuerto de Lugansk, capital de la provincia del mismo nombre.

Según Kiev, proseguían los combates en las ciudades de Mettalist (norte), Olexandrivka (oeste), Gueorguiivka y Raskoshna (suroeste), así como en el aeropuerto de Lugansk, lo que demuestra que las fuerzas de Kiev están rodeando esta ciudad. Lugansk, una ciudad industrial de 425.000 habitantes, es con Donetsk capital de una de las dos "repúblicas populares" autoproclamadas por los separatistas en febrero pasado. Estas medidas fueron estimuladas por Moscú, que según todos los indicios arma y abastece a estas fuerzas prorrusas.

Personal ruso. Ucrania acusó además a Moscú de enviar militares a combatir junto a los separatistas. El presidente Petro Poroshenko declaró que "se ha confirmado la información de que personal ruso está tomando parte en las operaciones militares contra fuerzas ucranianas". Poroshenko dijo a sus jefes militares y de seguridad que las fuerzas gubernamentales, que perdieron 23 hombres en un ataque el viernes, se enfrentan ahora a un nuevo sistema de misiles ruso y tendrán que cambiar sus tácticas. El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Ucrania, Andriy Lysenko, dijo a Reuters: "En las últimas 24 horas hubo constancia del despliegue de unidades y equipos militares (rusos) al otro lado de la frontera. La Federación Rusa continúa colocando tropas en la frontera", añadió. La Otán confirmó esta denuncia, y dijo que Rusia ha incrementado sus fuerzas a lo largo de la frontera y que ahora tiene entre 10.000 y 12.000 soldados en la zona.

¿Ataques limitados? Del lado ruso, a las declaraciones amenazantes del domingo, cuando Moscú declaró que la caída de un obús ucraniano en su territorio tendría "consecuencias irreversibles", se sumaron nuevas declaraciones belicistas. Rusia está estudiando la posibilidad de llevar a cabo "ataques limitados" contra Ucrania declaró un alto funcionario al periódico Kommersant. "Nuestra paciencia tiene límites", dijo la fuente del Kremlin. "No se trata de una acción a gran escala sino de ataques limitados y puntuales contra las posiciones desde donde se efectúan los disparos hacia el territorio ruso", añadió. Rusia "sabe exactamente de dónde vienen los tiros". Más tarde, un portavoz del Kremlin desmintió estas afirmaciones. "Esas informaciones que dicen que Rusia se plantea la posibilidad de ataques no tiene ningún sentido y no son reales", declaró Dimitri Peskov. "Rusia no se plantea llevar a cabo ataques en Ucrania", insistió. De todas formas, y como en otras ocasiones, quedó la impresión de que Moscú recurrió a un "doble canal" para enviar sus amenazas a Kiev.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS