Edición Impresa

Isabelle Huppert: "Es vital para el cine renovarse lo antes posible"

La gran actriz francesa llegó al festival porteño y será una de sus figuras centrales. Exhiben una retrospectiva sobre su vasta filmografía.

Martes 21 de Abril de 2015

La actriz francesa Isabelle Huppert no le teme a los cambios ni a los papeles arriesgados. "Es vital para el cine renovarse lo antes posible. No puedo contrastar el hoy con el ayer, todas las épocas son buenas", afirmó la protagonista de "La profesora de piano" en Buenos Aires.

Huppert es una de las figuras centrales de la 17 edición del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI), que exhibe una retrospectiva sobre su filmografía.

La actriz fetiche de Claude Chabrol protagonizó ayer un encuentro con el público y hoy participará en un evento con el pintor Guillermo Kuitca en el Teatro Colón. La gran estrella invitada del festival es además la inspiración de una muestra de fotografía en el Centro Cultural Recoleta porteño.

Huppert aseguró que adora "las películas bellas y la diversidad del cine". "Me encanta trabajar con grandes realizadores y también me gusta hacer óperas primas porque justamente lo que me gusta es pasear por todos los géneros", aseguró en la charla con el público.

Reveló también que cuando decidió ser actriz no era fanática del cine ni admiraba a personalidades. "Me convertí en una actriz sin referencias, creo que es la mejor forma de convertirse en actriz, sin mirar lo que hacen otros", señaló.

Tampoco puede explicar qué es lo que le atrae de un guión. "En primer lugar me preocupo por el realizador a la hora de leer el guión, aunque esto no cuenta en los casos de óperas primas".

"Muchas veces me pasa que leo una frase que es el disparador, un disparador que me golpea y desde donde comienza todo", aseguró la actriz de "Niña de día, mujer de noche".

Pero también se adapta a filmar sin guión, como ya lo hizo con Jean-Luc Godard y Hong Sang-soo. "A la noche, o en la mañana misma, nos daba unas notas con los hechos básicos a filmar y luego nos explicaba cómo imaginaba las escenas", recordó de su experiencia con el director coreano.

Luego de filmar más de 120 películas en más de 40 años de trayectoria, no espera hoy un personaje en particular.

"Pensar en un personaje sin tener en cuenta al realizador es un peligro. Para mí no es una necesidad soñar con un personaje salido de la literatura. El cine tiene vida propia y no es totalmente dependiente de la literatura", afirmó.

A lo largo de su trabajo protagonizó personajes arriesgados, como en "La profesora de piano". "Cuando me entregaron el premio en Cannes por este film, reflexioné que hay papeles que nos pueden dar mucho miedo pero son los más que nos dejan".

"La preparación de un papel es un momento muy pasivo, es llenar un vacío, es un proceso muy mental, a diferencia de la preparación de un bailarín o un cantante", indicó Huppert.

Su instinto creativo y curioso la llevaron a trascender las fronteras de Francia y filmar en Estados Unidos, Camboya, Filipinas y Corea del Sur. No descarta en futuro protagonizar una película en América Latina. "¿Por qué no?", dejó abierta la puerta.

La retrospectiva que se exhibe en el marco del BAFICI incluye entre otros films "Captive", "Comedia de la inocencia", "Gabrielle", "En otro país", "La profesora de piano", "Loulou" y "Madame Bovary".

La competencia en su segunda mitad

La competencia oficial argentina entró en su segunda mitad, y lo hizo con una ficción y un documental, por un lado la cordobesa "Miramar", del debutante Fernando Sarquis, por el otro "Cuerpo de letra", segundo documental de Julian D'Angiolillo. En una hostería familiar a orillas de laguna de Mar Chiquita en que se encuentra la localidad bautizada como Miramar, en la que Sofia sueña con ganar una beca que le permitirá estudiar arte en Buenos Aires y dejar, finalmente, atrás ese lugar desolado. En coincidencia, llega al lugar y aparentemente para quedarse, un joven enigmático, con una cámara de video, que entabla un vínculo con Sofía, sin aclarar en principio qué es lo que motiva su presencia allí, como huyendo de algo que lo atormenta.╠

No hay más que eso, y ese es el principal problema de Sarquís porque no es suficiente contar con actores que se desempeñan más o menos correctamente, una cámara prolija, aunque no demasiado creativa que incluye horizontes crepusculares muy de postal.╠

"Cuerpo de letra", de Julián D'Angiolillo, recordado por su sobresaliente documental "Hacerme feriante", sigue a un puñado de pintores que, aerosoles o brocha gorda en mano, estampan los nombres de políticos en campaña para distintos cargos en paredones de autopistas en zonas suburbanas. D'Angiolillo los filma cubriendo con una fina capa de agua con cal pintadas anteriores, y poco después, nuevas tipografías con otros nombres y apellidos, que como se suele trabajar con los que se arrepienten de tatuajes, ocultan las anteriores con nuevos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario