Edición Impresa

El gobierno pide una cautelar contra el acuerdo Citi-buitres

Presentó una demanda ante la Justicia argentina para que se suspenda el pacto por el cual la entidad dejará de ser custodio de los bonos.

Jueves 09 de Abril de 2015

El gobierno presentó ante la Justicia una denuncia para que se declare la nulidad del acuerdo firmado en Nueva York entre el Citibank y los fondos buitre, por el cual la entidad pudo hacer el pago de  vencimientos de deuda argentina a los acreedores a cambio de renunciar como custodio de los bonos. El ministro de Economía, Axel Kicillof, quien considera que ese pacto vulneró la ley local, informó ayer que se presentó un pedido ante el fuero contencioso administrativo para suspenderlo.
     “El Estado nacional presentó una demanda contra el Citibank Argentina”, informó Kicillof, quien además reclamó una “medida cautelar” para que se suspenda rápidamente el “pacto ilegal” que celebró la entidad bancaria con el fondo NML de Paul Singer.
    En conferencia de prensa, Kicillof puntualizó que la denuncia del Estado argentino se extiende para  que también “se declare nula cualquier acción derivada de ese acuerdo”, ya que insinuó que el Citibank y los fondos buitre también habrían   “pactado cerrar otro tipo de negocios”.
    El titular del Palacio de Hacienda dijo que la denuncia del gobierno “es en defensa de los clientes del Citibank, del sistema legal argentino y  la soberanía del país”, ya que “el acuerdo interfiere en la regulación de nuestra deuda pública”. Es que el pacto entre el Citibank y los buitres incluye a títulos emitidos bajo ley argentina, por lo que “no son deuda externa” y están fuera del alcance  del juez neoyorquino Thomas Griesa.
    “Griesa extiende su brazo fuera de su jurisdicción y lo mete en el Citibank”, enfatizó y sostuvo que la entidad “se va a tener que enfrentar ahora a los tribunales argentinos”. Para el ministro, los fondos buitre extorsionaron al banco, que “firmó un pacto con el Diablo” y “tiró a sus clientes a la parrilla”.
    El pacto entre el Citi y los buitres es consecuencia del cepo que impuso el juez Griesa para forzar al Estado nacional a pagarle a los fondos especulativos que compraron deuda en default y, en lugar de ingresar a los canjes de 2005 y 2010, eligieron realizar sus ganancias a través de una demanda judicial. Ante la negativa argentina   a cumplir con la sentencia, bloqueó el cobro de los acreedores que aceptaron la reestructuración, que son el 93%.╠
■□   En esa medida cayeron también los bonos que custodia el Citi, que fueron emitidos bajo ley argentina. Ante el pedido de la entidad, el magistrado lo exceptuó de su bloqueo, “por única vez”, en tres ocasiones. Pero en la última petición, cuando estaba por operar el vencimiento de fin de marzo pasado, denegó la solicitud. Pocos días después, el magistrado volvió sobre sus pasos y habilitó el pago. Finalmente, se supo que obedeció a una orden del fondo NML; de Paul Singer, quien previamente llegó a un acuerdo con el Citi: a cambio de habilitar la transferencia, se comprometía a abandonar el negocio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario