Economia

Comerciantes piden respetar la ley de grandes superficies y controlar a las distribuidoras

En un contexto de pandemia e inflación, comerciantes arman una mesa de trabajo con autoridades provinciales y municipales

Domingo 20 de Junio de 2021

En un contexto incierto por las consecuencias económicas de la pandemia y de la inflación, el sector comercial de Rosario busca adaptarse al nuevo escenario del consumo. En ese terreno escarpado, los empresarios trabajan en paralelo con autoridades públicas de todos los niveles una agenda de temas que los preocupan y atraviesan a mayoristas, supermercadistas y almaceneros. Néstor Rubicondi, director de relaciones institucionales de Micropack, los enumera: presión para romper con la ley provincial de grandes superficies, implementación de la ley de góndolas y la irrupción “descontrolada” de nuevos actores en el sector bajo el formato de las distribuidoras.

-¿Cómo atravesó la pandemia Micropack?

- La empresa nuestra fue una de las más afectadas porque sí o si tuvimos que cumplir el DNU que firmó el presidente en marzo de 2020 por el cual no se podía aceptar ningún aumento de la industria mayor al 3%. Mucha gente no lo respetó y no tuvo faltantes en góndolas. Pero los que cumplimos con la norma nos encontramos con que durante mucho tiempo no teníamos determinados productos porque la industria esperaba aumentos de 10 a 15 puntos y nosotros no los podíamos tomar, porque sufríamos una multa o la clausura. Para sortear esto, la misma industria sacaba el mismo producto pero con otra presentación, la vendían con aumento y uno la podía comprar.

- El gobierno nacional intervino para combatir esa estrategia de la industria.

- Sí. Pero de cualquier manera la industria nos decía: no nos compran ustedes, nos compran otros. El problema era que no existía un control estricto del gobierno porque nadie debería haber comprado a esos precios.

- ¿Y en cuanto a nivel del consumo?

- Cuando se entró en fase 1, al principio, hubo un importante incremento del consumo porque la gente estaba más en la casa y consumía más alimentos. Después se fue estabilizando. Las restricciones a la circulación afectaron a quienes, como el caso nuestro en el local de avenida de Circunvalación, quedamos un poco aislados. En las ventas mayoristas hubo un incremento. En Micropack entramos en Buenos Aires y eso influyó positivamente, porque antes no llegábamos a ese mercado. Hoy la parte de distribución disminuyó y se incrementó en las bocas directas, porque el DNU de Precios Máximos dejó de lado y se está permitiendo tomar los incrementos de la industria. Estamos teniendo más afluencia del público minorista.

- Una vez pasada la pandemia, se notó una reactivación en distintos sectores de la economía. Pero no tanto en el consumo.

- La gente se volcó a las segundas, terceras o cuartas marcas. Se dio cuenta de que cada supermercado, sobre todo los grandes, tienen su marca propia, con productos que son elaborados por la misma industria. Es la misma calidad y la marca propia del supermercado está de 30% a 50% más barata. O sea que hay una baja en la recaudación pero hay más cantidad, porque vendés más cosas, más baratas. Los programas oficiales los respetamos a rajatabla. Ahora, por ejemplo, se hace una canasta de un producto por rubro. Nosotros lo respetamos. Porque somos en la provincia los que más tributamos y porque siempre tenemos una inspección encima. Por eso nos indigna que haya gente trabajando sin habilitación.

- ¿Esto lo están trabajando institucionalmente a nivel de las cámaras sectoriales?

- Históricamente integramos la Cámara de Supermercados pero empezamos a tener algunas diferencias con algún integrante de la entidad que quiere violar la ley 12.069, de grandes superficies comerciales, que fue sancionada en el año 2002. Esta norma regula la cantidad de metros cuadrados que se pueden habilitar para el comercio minorista. Es una ley que protege al negocio chico. La Cámara de Supermercados y el Centro de Almaceneros la impulsaron y se encargaron de que se cumpla a rajatabla. Y ahora hay muchos que, no sabemos cómo, en medio de una pandemia y luego de una recesión total, aparecen abriendo nuevos supermercados. Eso nos llevó a tener algunas diferencias. Incluso hay gente de la cámara que en su momento estuvo a favor de la ley, y que ahora está tratando de abrir nuevas superficies en la localidades a Rosario. Eso nos llevó a tener algunas diferencias. Este año se formó la Cámara de Almacenes y Distribuidores Mayoristas, que preside Luciano Di Santo, de Micropack. Estamos en contacto con el gobierno provincial y tenemos muy buena relación con Omar Perotti y el secretario de Comercio Interior, Juan Marcos Aviano. Perotti fue uno de los que impulsó la ley de grandes superficies como legislador. Estamos en una provincia en la cual hay competencia, hay supermercados por todos lados. Institucionalmente, también estamos trabajando con el intendente Pablo Javkin, la problemática creada por una serie de distribuidoras que están apareciendo de la noche a la mañana en cualquier lugar, en cualquier galpón. Empiezan a vender sin tickets sin habilitación. Trabajamos con una mesa con el gobierno municipal y el provincial. El Ministerio de Seguridad está abocado al tema porque en algunos lugares no se puede ir a inspeccionar porque te sacan violentamente. También investiga el posible lavado de activos y, la Afip, posibles maniobras de evasión. Estamos muy preocupados porque se termina desvirtuando el comercio. El Estado está preocupado porque muchos negocios están a nombre de testaferros y no sabe bien de dónde viene el dinero.

"Tenemos diferencias con algunos integrantes de la Cámara de Supermercados que quieren violar la ley de grande superficies "Tenemos diferencias con algunos integrantes de la Cámara de Supermercados que quieren violar la ley de grande superficies

- ¿Se han hecho denuncias concretas al respecto?

- Denuncias hay. Las tuvo el intendente y el secretario de Comercio. En lugares no pudieron entrar a inspeccionar y tuvieron que pedir ayuda del Ministerio de Seguridad. Están todos preocupados. Los almaceneros porque, de la noche a la mañana, se encuentran con que hay una persona vendiendo mercadería. Y además no se entiende como venden debajo del costo. Esto es un problema en Rosario pero además se le vende a muchas localidades de afuera. Hay distribuidoras de negocios chicos que tienen 20 años de historia y de la noche a la mañana estos nuevos actores van a una ciudad vecina y abren un depósito grande. Por eso es muy importante armar esta mesa institucional para hacer un cruzamiento de la información. No puede ser que un monotributista tenga un depósito que factura $ 100 mil por día. Y hay que controlar la cadena, porque hay industrias que los abastecen. Hay mucho negreo. Estamos hablando de delito, de evasión. A veces dicen que alguien se fundió y abre una distribuidora porque se quedó sin trabajo. Pero para hacerlo tenés que tener $ 20 millones de pesos. Ante una crisis te podés poner un minimarket, pero esto tiene otro trasfondo y si no lo paramos va a ser un desastre, porque la plaza va a quedar totalmente destruida.

- El gobierno reglamentó la ley de góndolas. ¿Cómo la están implementando?

- De la misma manera que un pequeño fabricante no tiene cabida en un supermercado porque el que está le dice «no te conoce nadie», o le pide plata, también es complejo pasar de la noche a la mañana a decretar que todos tienen que tener tu producto a cambio de nada. Entonces, el supermercadista que pone en góndola los productos que más se venden, por ahí tiene que resignar espacio de productos que realmente consume la gente para otros que no conoce nadie y cuesta instalarlos. Eso le saca rentabilidad. Por otra parte, cuando se empiece a aplicar la ley de góndola, muchos comercios quedarán desabastecidos porque esa pequeña fábrica a la que se le abre la góndola muchas veces no tiene la producción necesaria que se requiere. Por eso es importante aclararle a la gente que, a veces hay un espacio vacío en la góndola, y es porque tenemos que darle lugar a cuatro o cinco empresas y dependemos de que entreguen la mercadería.

"Estamos trabajando con el intendente por la problemática de distribuidoras que aparecen sin habilitación, desvirtuando el comercio "Estamos trabajando con el intendente por la problemática de distribuidoras que aparecen sin habilitación, desvirtuando el comercio

- ¿Tuvieron discusión con el gobierno por esto?

- Es una ley nacional para darle posibilidad a los chico, pero me da la sensación de que tiene que ser gradual y no para todo el mundo, porque están metiendo en un brete al que tiene una empresita, está empezando y de la noche a la mañana se encuentra con que tiene que proveer a los supermercados. No es fácil crecer en este país. No hay crédito, estamos en un contexto de pandemia. En el 95 había 100 empresas líderes proveedoras. Hoy son 5, está todo muy concentrado. La ley es buena. Pero desde el gobierno le daría una ayuda a los proveedores chiquitos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario