Política

Obsecuencia o traición

Domingo 21 de Marzo de 2021

El peronismo, cuando es gobierno, resulta muy proclive a buscar obsecuentes para ocupar sus filas dirigenciales, sin darse cuenta que en política hay una moneda con dos caras: de un lado la obsecuencia y del otro la traición. Basta recordar a Sergio Massa que tiró la moneda y, cayendo del lado de la obsecuencia, asumió como jefe de Gabinete en el gobierno de Cristina Elisabet Fernández. Tiempo después, volvió a hacerlo, y resultando del lado de la traición, renunció, formó una lista para las elecciones legislativas y coadyudó para que ella no obtuviera los dos tercios que pretendía con el propósito de lograr el dictado de una nueva Constitución; luego criticó toda la gestión kirchnerista llegando a sostener que “con La Cámpora no voy ni a la esquina” (Sic). Posteriormente, lanzó una vez más la moneda y cayendo del lado de la obsecuencia, se unió al Frente para la Victoria y terminó siendo presidente de la Cámara de Diputados. Por su parte, Alberto Fernández también usó tal moneda. Cuando la arrojó y cayó como obsecuencia fue jefe de Gabinete del gobierno de Néstor Kirchner y del de su esposa. Luego, la volvió a lanzar y al aparecer el lado traición, renunció y formuló duras críticas a las gestiones de la presidente, tildándolas de “deplorables” (sic); mas no satisfecho con ello, por último, la arrojó por los aires y cayendo de la cara de obsecuencia, aceptó la propuesta de candidato a presidente de la Nación. Me pregunto, ¿seguirán ambos -y tantos otros kirchneristas- utilizando la moneda para decidir sus rumbos políticos futuros?

Roberto A. Meneghini

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS