La Región
Miércoles 09 de Noviembre de 2016

En su día, los docentes rurales demandan más escuelas y cargos

El 9 de noviembre se instituyó como fecha conmemorativa del sector en homenaje a una maestra santafesina.

Angela Peralta Pino enseñó por más de 20 años en el norte provincial; se movía entre las poblaciones más pobres alfabetizando a los hijos de los hacheros y peones del campo, trasladándose en una casa rodante, lo que hizo que se la conociera como "La maestra caracol". Su labor resultó tan trascendente que se instituyó el 9 de noviembre —fecha de su nacimiento (1901-1991)— de cada año como el Día Nacional de los Maestros Rurales. Las principales demandas de la educación rural santafesina actual pasan por más escuelas, cargos docentes y que se consideren las particularidades propias de la modalidad.

"Es necesario superar el anacronismo de pensar al espacio rural como único y homogéneo. Nuestra provincia tiene una generosa geografía con similitudes y diferencias específicas que deben ser consideradas en las políticas educativas que se llevan adelante en este contexto", invita a reflexionar la secretaria de nivel primario de Amsafé provincial, Mónica Soria. Quien también ejerció como docente en una escuela de jornada completa de Calchaquí considera que la futura ley provincial de educación debiera incluir esta particularidad.

El llamado de atención tiene que ver con una siempre postergada discusión en la provincia que es contemplar la modalidad rural educativa, como la reconoce la ley de educación nacional 26.206. Todo cuenta —dice Soria— a la hora de pensar cómo se enseña en estas realidades, desde las distancias, las migraciones de la población escolar, la precariedad de vida y la explotación de muchos chicos y sus familias, también conocer si acceden a los recursos tecnológicos y cómo. Y, desde ya, lo propio de la tarea del magisterio: "Sabemos de las plurifunciones de maestros y profesores rurales, del contexto de soledad, de lo inhóspito y de difícil acceso que resultan algunos lugares; del valor de la enseñanza en el plurigrado donde la maestra se las ingenia para que todos tengan un alcance igualitario en lo pedagógico y en lo social".

El acceso y permanencia en la escuela obligatoria es otro de los retos de la educación rural provincial. La profesora Soria hace hincapié en el nivel inicial y en el secundario. En las zonas rurales, las maestras jardineras ejercen su tarea de manera itinerante, van de escuela en escuela, con determinada frecuencia para asistir a diferentes nenes y nenas algunos días a la semana. "La itinerancia no sólo pesa en el trabajo de estas maestras que se mueven de una escuela a otra sino también en que no garantiza la continuidad pedagógica ni la igualdad de oportunidades", dice la dirigente de Amsafé.

"Nos preocupa que no se haya avanzado con políticas que protejan a las escuelas de comunidades rurales"

Núcleos rurales. La educación secundaria en la ruralidad transita sobre los llamados núcleos rurales, no suficientes para todos ni para cubrir con igualdad de condiciones a las escuelas urbanas con esta enseñanza. Amsafé pide que esos núcleos rurales se conviertan en verdaderas escuelas, y que éstas se multipliquen para alcanzar a más adolescentes, muchos de los cuales están siendo excluidos del sistema y pasan a formar las estadísticas de deserción escolar. También pesan aquí las políticas de inclusión como las becas y la entrega de bicicletas. "Faltan más, como faltan comedores escolares en las escuelas rurales", resalta la educadora.

Además hay un fuerte cuestionamiento y oposición a la transformación de las escuelas rurales en centros de educación rural (CER). "Es parte de un ajuste, marca un retroceso en el cargo docente y pierde la comunidad", afirma Soria y menciona como ejemplo que los CER en su manejo diario dependen de las escuelas primarias a las que pertenecen hasta para comprar las tizas.

Especialidades. Una deuda que siempre está en agenda de la ruralidad son los docentes de las especialidades, como plástica, música o educación física, entre otras. "Si hablamos de igualdad de educación, los chicos del campo tienen derecho a tener estos profesores. No es imposible. Hay que ponerlo en una política bien clara para Santa Fe", desafía Mónica Soria.

El panorama de demandas se completa con puntos clave acordados en paritarias, tomados por los comités mixtos de salud laboral, pero nunca definidos en lo concreto: el transporte seguro y gratuito para quienes trabajan tanto en zonas rurales como en las urbanas, y el cuidado de la salud de las poblaciones cada vez más afectadas por las fumigaciones. "Nos preocupa que no se haya avanzado con políticas firmes con respecto de legislaciones que protegen a las escuelas de comunidades rurales de la aplicación de agrotóxicos. Estamos exigiendo resguardo a la salud de los chicos, de los docentes, de los asistentes", subraya la educadora.

Según datos del Ministerio de Educación provincial, en Santa Fe hay 1.404 escuelas rurales y 14 agrotécnicas, a las que asisten 67 mil estudiantes, y en las cuales trabajan unos 11 mil docentes y asistentes escolares.

peralta.jpg


La historia de la "maestra caracol"

"La maestra caracol", como se la conoce a Angela Peralta Pino, se hizo cargo de la Escuela Rodante Nº 942 en 1940, donde trabajó hasta 1962 como docente de grado y directora en forma simultánea. En esos años enseñó en los obrajes de Los Guasunchos, Los Quebrachales e Itapé; las zonas rurales de Santa Margarita, Los Guanacos, Las Cuatro Bocas y El Mate.

También estuvo en zonas conocidas como La Avanzada, La Carreta y La Hiedra, del norte santafesino. La casa rodante que oficiaba de escuela era un viejo vagón que trasladaba tirado por un tractor. El espacio funcionaba como aula, dirección escolar, biblioteca y vivienda.

Cuando Angela se retiró de la enseñanza la escuelita rodante quedó abandonada por largo tiempo. En 1983 fue restaurada y hoy es Museo Provincial. Está instalada en el ingreso a la ciudad de Tostado y se puede visitar. La historia de esta docente la narra el fotógrafo Fernando Ráber en su libro "Angela Peralta Pino. La historia de una pasión" (Ediciones Amsafé).


Comentarios