La Región
Martes 01 de Noviembre de 2016

Cuando las escuelas fueron como museos

Los alumnos de 15 escuelas presentaron diversas expresiones plásticas en las aulas y convocaron a artistas locales y a las familias.

"Obí nderé a' a danan oyé nden", decía el cartel colgado en el ingreso principal a la Escuela Nº 127 de Granadero Baigorria que invitaba gentilmente a entrar, y que en lengua chaná significa "Bienvenidos a la casa guarda memoria". El viernes pasado esta primaria formó parte de una movida tan inédita como original: convertirse por un día en un museo.

No fue la única: fueron 15 escuelas; 15 museos. Para concretar la idea trabajaron previamente artistas plásticos locales junto a los docentes, y el día de la muestra se sumaron los músicos. Las exposiciones fueron bien diversas pero con el acento en común puesto en el protagonismo principal de los estudiantes.

En cada escuela los alumnos y alumnas tomaron la posta para contar sobre lo investigado y puesto a la vista de los visitantes; la mayoría familias y vecinos, además de delegaciones de escolares que dedicaron la tarde a ir de establecimiento en establecimiento.

En uno de los salones de la escuela 127 estaban Uriel y Brian, de 7º grado, muy entusiasmados hablando sobre costumbres y leyendas de los chaná. El aula estaba acondicionada para acompañar esos relatos con las creaciones escolares: mayormente artesanías y dibujos y en los demás salones la iniciativa se replicó con otros temas siempre referidos a estos aborígenes de la región.

Motivación. Las charlas previas que motivaron la puesta en escena en esta escuela primaria las ofreció el artesano y músico Gabriel Cepeda. Después, los diferentes grados se lanzaron a crear sobre lo aprendido sobre la historia, la fauna y a flora de la zona.

También la Escuela Especial Nuestra Señora de la Esperanza se sumó con una versión de la leyenda del colibrí teatralizada y volcada en originales fotomontajes. "Una historia de amor" llamaron a su propuesta, que integró música, historias populares y gran participación de los alumnos y alumnas. En esta tarea colaboró la artista plástica Marisa Gallo.

Del otro lado de la ruta 11, más cerca del Paraná, está el Jardín de Infantes Provincial "Río marrón". En la galería principal se expusieron los grabados, las pinturas y las serigrafías de los nenes y nenas. Bien orgullosas se las vio a las familias que no se cansaron de fotografiar las producciones infantiles. Silvia Valdano es la artista local que entusiasmó a los chicos y chicas del Río Marrón a utilizar estas técnicas. Otras artistas y artesanos que acompañaron a las escuelas y enseñaron sus técnicas más creativas son Carina Calaneo, Leandro Fernández, Carina Galindo, Claudia Uriarte, Flor Acuña, Sofía Machado, Melina Otaño, Julia Rosenzvaig, Vasco Sarisábal, Gabriel Schuavina, Daniel Kosik y Verónica Pizarro.

Esas imágenes se multiplicaron en otras instituciones educativas secundarias, para jóvenes y adultos de Baigorria. Lo singular fue que todas se encontraron en el proyecto "La escuela se hace museo" y en una misma jornada, con un trabajo previo al que se unieron otros actores de la comunidad como artistas y artesanos. También participaron de este encuentro cultural y educativo las escuelas 1.293, 6.418, 550, 1.294, el Instituto Superior Nº 16 (anexo), las secundarias 422, 330, el Politécnico (anexo), el Centro de Alfabetización de Educación Básica de Adultos (Caeba), el Jardín Nucleado Nº 161, los jardines municipales y la Técnica 550.

El proyecto fue declarado de interés cultural por el Concejo Deliberante, y recibió los auspicios del Ministerio de Educación de Santa Fe, la Municipalidad local y el diputado nacional Alejandro Ramos.

Comentarios