La Región

Trabajadores del Gomara se movilizaron en defensa de su fuente de trabajo

Tras la audiencia con las autoridades municipales, hoy serán recibidos en Rosario por el senador departamental Miguel Angel Cappiello

Miércoles 23 de Agosto de 2017

Los trabajadores del sanatorio Gomara, de Villa Gobernador Gálvez, junto a representantes de diversas organizaciones sociales y partidos políticos de la ciudad, se movilizaron ayer por las principales arterias hasta confluir nuevamente en el centro de salud, en el complejo cooperativo de Oppici y General Mosconi.

En el lugar se desarrolló una audiencia en la que participaron los trabajadores, el intendente Alberto Ricci; la secretaria de Salud del municipio villagalvense, Marisa Bernal, y el diputado Carlos Del Frade, entre otros, en un encuentro dirigido a comprometer a las autoridades provinciales en la lucha por la recuperación de un centro de salud necesario para la comunidad, pero que permanece cerrado desde hace más de 20 días y sobre el que pesa la amenaza de la quiebra.

Los 66 trabajadores y profesionales de la sanidad no cobran los sueldos y su fuente de ingresos corre serio riesgo.

En tal sentido el delegado de los empleados en conflicto, Ricardo Dosko, criticó duramente la inacción y las actitudes dilatorias de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (Atsa) seccional Rosario.

Consultado por LaCapital, Dosko adelantó que como saldo del encuentro de ayer se logró el compromiso para que una delegación de los trabajadores se reúna, hoy a las 11, en la sede Rosario de la Gobernación, con el senador departamental Miguel Angel Cappiello; una posible reunión con la Comisión de Asuntos Laborales de la cámara Alta, y que el municipio se involucre en la pelea por una estatización del Gomara, habida cuenta de que los servicios que presta son privados y la ciudad y quienes no cuentan con obra social necesitan de los mismos.

Gomara

El sanatorio, de cinco pisos ya no cuenta ni con guardias médicas. Sus responsables, la empresa Masa, no pagó los sueldos de julio y los empleados de todos los niveles y los profesionales que se desempeñan en el mismo no cobraron.

En ese sentido, Dosko aclaró que "la empresa Medicina Asistencial SA tiene un contrato por 20.000 pesos como locatario del Gomara y que entre esos 66 empleados también hay 10 de mucha antigüedad que dependen directamente de la Cooperativa Gomara, corresponsable de la situación.

Paralizados

"No hay médicos", señala un cartel pegado en la puerta principal del edificio ubicado en Oppici y General Mosconi. El gremialista señaló que "el Gomara es el único sanatorio privado con tan alto nivel de prestaciones en el sur del departamento Rosario. Cuenta hasta tercer nivel de complejidad, terapia intensiva, tomógrafo, ecógrafo y resonador magnético; puede atender urgencias y especialidades, sobre todo para los trabajadores de las industrias del sur provincial".

El gremialista destacó: "Estamos al borde de la quiebra. Supuestamente, están esperando cobrar un remanente de Pami para pagar un proporcional del sueldo", explicó Dosko, quien hizo responsable al gobierno provincial por no garantizar el servicio del tercer nivel, y agregó: "El Estado tiene la estructura, los elementos y los trabajadores para garantizar el servicio. Es el momento justo para que se haga cargo. Lo que venimos planteando es que se estatice", y recordó además que en el sanatorio se atendían más de 7.300 jubilados y los obreros de Villa Gobernador y alrededores.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario