Política

Scioli dice contar con el apoyo K y Randazzo lo desafió a debatir

El gobernador dijo que Cristina “va a tener un rol preponderante”. El ministro dijo “no tener dudas” de que en las Paso la presidenta vota por él.

Jueves 09 de Abril de 2015

El gobernador bonaerense y precandidato presidencial, Daniel Scioli, aseguró ayer que ve “un gran respaldo” para su postulación dentro del oficialismo, mientras su rival interno y ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, insistió en cuestionarlo y lo desafió a “debatir”, pese a pedidos de dirigentes kirchneristas para dejar de lado las críticas como el diputado ultra K Carlos Kunkel.
  “Lo mío es lo más coherente y previsible, la gente sabe con qué se va a encontrar, no va a tener sorpresas. Y lo que se va dando a medida que se va clarificando el panorama electoral es un gran respaldo a mi candidatura dentro de este espacio”, aseguró Scioli.
  En tanto, Randazzo dijo “no tener dudas de que en las Paso la presidenta (Cristina Kirchner) me va a votar a mí” igual que “los jóvenes que militan en este espacio”, y reiteró que le “preocupa” cuando ve “a los principales «editorialistas» promocionar a Scioli” por lo que desafió: “Me gustaría debatir con Daniel Scioli”.

Buscando el “dedazo”. En declaraciones a diferentes radios porteñas, tanto Scioli como Randazzo coincidieron en buscar el respaldo de la presidenta de la Nación a sus respectivas candidaturas y destacaron el rol “preponderante” que tendrá la primera mandataria a la hora de definir a los eventuales compañeros de fórmula y otros candidatos a cargos electivos de cara a las próximas primarias de agosto.
  Scioli evitó dar nombres sobre su compañero de fórmula, aunque volvió a elogiar la figura del ministro de Economía, Axel Kicillof: “Es un hombre al que se lo ha subestimado, que viene demostrando condiciones para soportar embestidas internas y externas muy poderosas” y ha “mostrado experiencia más allá de su aspiración política y profesional”.
  En ese marco, Scioli afirmó que la presidenta “va a tener un protagonismo muy importante”, y que “va a marcar los lineamientos de hacia adonde se proyecta la Argentina”.

“Pacto restaurador”. Por su parte, Randazzo volvió a plantear diferencias “ideológicas y de origen” con Scioli y se posicionó en las “antípodas” de las políticas que representa el gobernador bonaerense al indicar que “tiene esa idea de restaurar un pacto entre la política, los medios y las corporaciones”.No obstante, Randazzo admitió que en caso de que Scioli gane las Paso, el mandatario bonaerense contará con su “voto” porque “en el peronismo, quien pierde acompaña”.

Retos ultra K. Randazzo negó que la presidenta le haya pedido que baje el tono de las críticas hacia Scioli —”Nunca me ha dicho eso”, aclaró— y dijo que no le “preocupa lo que digan los dirigentes”, en referencia a los diputados Diana Conti, Carlos Kunkel y Fernando Chino Navarro, que reclamaron dejar de lado las críticas entre precandidatos del oficialismo.
  Desde el kirchnerismo volvieron a rechazar las críticas de Randazzo a Scioli, por considerar que esa estrategia podría debilitar al conjunto del oficialismo de cara a las elecciones generales.
  Kunkel admitió que “con Scioli uno puede tener diferencias y puntos de vista parciales, cada dirigente tiene derecho a opinar, pero personalmente creo que fue inadecuada una expresión de esa naturaleza, cuando ha sido cuatro años nuestro vicepresidente y en dos períodos nuestro gobernador”.
  Esta semana la diputada Diana Conti dijo: “Si Randazzo quiere ser presidente, que hable más del adversario y deje de criticar a un compañero”, refiriéndose al gobernador bonaerense y candidato presidencial del oficialismo.
  Por su parte, Navarro admitió tener “una dicotomía compleja con Daniel Scioli” porque “tenemos una visión crítica de la política de seguridad en la provincia”, aunque dijo “no coincidir” con las críticas de Randazzo y afirmó que “no creemos que la solución sea pelearnos o descalificarnos”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario