Policiales

Tras asaltar al padre y al hijo, dos ladrones se llevaron sin saberlo un importante botín en una caja vacía

Sucedió en Garzón al 3400, donde los delincuentes a punta de pistola ataron con alambres a las personas que estaban en la vivienda de la que se llevaron unos 25 mil pesos  y otros objetos

Martes 14 de Julio de 2015

Padre e hijo fueron víctimas de una violenta entradera en Garzón al 3400, en la zona sudoeste, en la que los malvivientes se llevaron todo lo que encontraron a su paso y hasta una caja vacía de un equipo de música, en el que, sin saberlo, había unos 25 mil pesos, que uno de los integrantes de la familia guardaba para cambiar el auto. 
 
Sucedió cuando los delincuentes ingresaron al taller del hijo a punta de pistola y tras atarlo con el alambre que encontraron en el mismo local de la familia procedieron a revisar todo en busca de dinero y objetos de valor. 
 
"Primero uno sacó el revólver y después el otro y nos decían vayan para adentro, vayan para adentro", relató Eduardo Ramírez, una de las víctimas del robo. 
 
"La impotencia que me generó estar atados con alambres... y sin poder hacer nada y con un trapo en la boca fue tremendo", remarcó, al tiempo que sentenció que "casi nos cortan las manos con el alambre". 
 
Al ingresar a la casa los malvivientes se encontraron al padre de Eduardo, de unos 80 años, a quien tras reducir también lo ataron. "Estaba sentado y me sorprendieron de atrás", dijo en su humilde vivienda de Garzón al 3400. "Estoy enfermo, estoy agitado, les decía, pero me ataron igual", contó. 
 
"Para que vean que colaboraba con ellos le dije a uno de ellos que buscaba plata: rompe el colchón, fijate en los caños de la cama", señaló Eduardo, quien además siguió dando detalles: "les dije que en mi pieza había 500 pesos y fueron y lo buscaron, pero hablaban con alguien por teléfono y después de eso me insistían: dale, donde está la plata..."
 
Para Eduardo, una de las víctimas y el hijo del señor mayor que vive en la casa, una de las razones de la búsqueda estaba orientada porque "mi hermano le había contado a un taxista quería cambiar el auto...", al tiempo que recalcó que los malvivientes casi por accidente se terminaron llevando la caja de un equipo de sonido en el que guardaban el dinero, pero que en el momento de llevárselo los ladrones no sabían que adentro estaba lo que buscaban, unos 25 mil pesos. 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario