Policiales

La quiosquera contó cómo fue el robo que derivó en el tiroteo en pleno centro

Romina forcejeó con el asaltante luego de que éste le disparara a un cliente. Justo apareció "el ángel", un policía de civil.

Martes 01 de Octubre de 2019

"El ángel" es el término que usa Romina para referirse al policía de civil que apareció en el momento justo en la puerta de su quiosco de Zeballos al 1700, precisamente cuando estaba siendo asaltada a mano armada. Instantes después la persecución siguió puertas afuera, alrededor de la manzana y terminó con el delincuente baleado en Montevideo e Italia. "La Policía actuó como debía actuar", sostuvo la quiosquera, que terminó con una herida cortante en la cabeza pero no fue quien se llevó la peor parte: un cliente resultó con un balazo en una pierna.

Todo ocurrió cerca del mediodía cuando un hombre ingresó a comprar algo al quiosco de Zeballos casi Italia. "Le vendí, pegó media vuelta como para irse y entonces sacó el arma, la cargó y el cliente que estaba adentro conmigo intentó defendernos, se le tiró encima y empezó el forcejeo", contó Romina, todavía conmovida por la situación que había pasado minutos antes.

"En un momento sonó el balazo", narró la mujer, que en ese momento estaba atrás del mostrador y corrió hacia el agresor con un termo como única arma. Dijo que el delincuente ni siquiera acusó el golpe con el termo ("ni se mosqueó", sostuvo) y entonces tuvo "una de esas reacciones que uno tiene, que no sabe cómo hace. Logré agarrarlo y abrir la puerta, y lo saqué para afuera prácticamente luchando cuerpo a cuerpo".

Embed

Entonces apareció "el ángel", un policía de civil que se enfrentó al hombre armado mientras un cómplice se daba a la fuga. "No pasa un policía de civil todos los días por la puerta de tu casa", resaltó Romina, quien más tarde se reencontró con el hombre y le agradeció.

>> Leer más: Un delincuente resultó herido al enfrentarse a tiros con policías en Montevideo e Italia

Apenas el asaltante salió del quiosco, la mujer atendió al cliente que estaba baleado en la pierna y fracturado. Ella tenía un corte en la cabeza luego del forcejeo y de chocar contra una estantería.

Embed

"Dentro de la malo siempre hay algo bueno y es que hubo gente que socorrió rapidísimo", sostuvo la quiosquera, y aseguró que no es la primera vez que sufre el ataque de delincuentes: "Ya me robaron de todas las maneras distintas. Ya sabemos dónde vivimos, cómo estamos y la inseguridad que tenemos".

>> Leer más: Los videos del tiroteo cerca de Tribunales

Romina justificó el accionar policial. "Si atentó contra la vida de otras personas sin ningún problema, la Policía actuó como debía actuar. No pueden ser dueños de nuestra vida como se les antoje", dijo.

Embed

Los testimonios de otros vecinos y testigos permitieron rearmar todo el recorrido del asaltante luego del violento robo en el quiosco. El sujeto salió del comercio de Zeballos casi Italia, fue por Zeballos y dobló por España hacia el sur, siempre perseguido de cerca por el policía de civil. "La Policía le decía que se detenga y el hombre no se quería detener", dijo un testigo, y un conductor que justo circulaba por España contó: "Sentí gritos y bocinazos. Miré por el espejo y en un momento tenía a alguien apuntándole a mi mujer, intentando entrar al vehículo. Quería abrir la puerta, que estaba trabada".

Otro vecino dijo que el delincuente "empezó a manotear las puertas de los autos que pasaban con intención de subirse a un vehículo para fugarse, cuando el policía de civil, de campera negra y pantalón claro, sacó el arma y le disparó a las piernas". Antes le había dado la voz de alto varias veces, pero el asaltante siguió caminando como si nada. Una mujer que estaba en la esquina de Italia y Montevideo completó el relato: "Ahí cayó y empezó a los gritos del dolor. Y se empezó a amontonar la gente alrededor".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS