Policiales

Imputan al "Manco" liderar una banda que usurpa casas y ejecuta balaceras

Tiene 47 años y es dueño de una distribuidora. Pero le atribuyen hechos cruentos como instigar los homicidios de tres personas y amenazas.

Miércoles 16 de Enero de 2019

Oscar César G., el hombre de 47 años reconocido en barrio Plata por los apodos de "Manco" o "Gitano", fue imputado ayer como líder de una organización ilícita dedicada a la usurpación de viviendas para la venta. El fiscal Gustavo Ponce Ashad lo imputó como instigador por una tentativa de homicidio en una feroz balacera contra los ocupantes de una casa ubicada en Savio y Bulevar Oroño, donde resultaron heridos un joven de 18 años, una chica de 23 y su hijo de un año y medio. Además lo acusaron por hechos de estafa y defraudación, amenazas agravadas por la finalidad y falsedad ideológica de documento público. El juez Héctor Núñez Cartelle le dictó prisión preventiva por el término de 90 días. A principios de mes otras cinco personas, entre ellas la pareja del "Manco", fueron detenidas e imputadas por delitos semejantes.


Al "Manco" los viejos investigadores lo recuerdan ligado con Jorge Alberto Laferrara, un ex socio de andanzas del viejo Ariel Máximo Cantero con quien cayó detenido en el año 2000 en Corrientes ingresando al país 150 kilos de marihuana. El sábado efectivos de la Policía de Investigaciones lo detuvieron en una vivienda de Las Flores 3667. El 30 de diciembre otras cinco personas de su grupo habían sido apresadas, entre ellas un ciudadano colombiano y la esposa del apodado "Manco". El 3 de enero fueron imputados, pero sus defensores apelaron la medida. El lunes el camarista José Luis Mascali confirmó las acusaciones.

Las personas ya imputadas son Carla R., esposa de "Manco"; los hermanos Maximiliano Alejandro y Ariel Omar Q.; Eric Nicolás R.; y el colombiano Mauricio A.G.

Siete imputaciones

"Manco" G. fue asistido por los abogados Marcelo Piercechi y Claudio Tavella. El fiscal le hizo siete imputaciones. Lo acusó de instigar a terceros para defraudar a una mujer vendiéndole una casa en Savio al 2230 por 70 mil pesos —10 mil en efectivo y el resto en cuotas— el 10 de junio pasado. La persona que realizó la operatoria fue Maximiliano Q., detenido y ya imputado. La fiscalía lo acusó de instigar a terceros para "amenazar y amedrentar" a una mujer que vivía en ese domicilio en agosto de 2018. A lo que le sumó que instigó a terceros para que "mediante violencia y clandestinidad" desalojara a una mujer de la misma casa el 10 de octubre de 2018. La fiscalía indicó que la mano de obra seleccionada fue la de Maximiliano Q., ya imputado.

La cuarta imputación fue haber ordenado a Maximiliano Q., que llevara a cabo "el desalojo mediante la clandestinidad y administración de forma total de la posesión, tenencia y ejercicio legítimo" de la propietaria legal de la vivienda en cuestión, el 10 de julio de 2018. La más impactante de las acusaciones fue el haber ordenado que balearan la casa de Savio 2230 "y que quiten la vida en forma indiscriminada a los que vivan en el lugar".

La noche del 16 de diciembre pasado, desde un Chevrolet Corsa gris, la vivienda fue baleada. Alexis B., de 18 años, fue baleado en un glúteo; A Patricia C., de 23 años, un balazo le fracturó la rodilla y su hijo Ian F., de un año y medio, recibió un disparo en una pierna. Siete tiros impactaron en la fachada de la casa y en la escena se pudieron recolectar cinco vainas servidas calibre 9 milímetros.

Ponce Ashad le imputó además haber falseado su dirección al sacar el permiso de conducir —el 27 de septiembre— y, como cierre, ser jefe de una organización ilícita integrada por cinco de los imputados el 3 de enero pasado. "Dirigiendo, organizando y ordenando el accionar colectivo de un grupo de personas mediante el despliegue de medios intimidatorios con el objetivo inequívoco de defraudar personas, amedrentar familiar, usurpar viviendas que luego fueron vendidas a título personal", dijo el fiscal. Para asegurarse el logro realizaban "balaceras contra los domicilios o realizaban atentados contra los residentes en los domicilios", explicó. La organización realizó operaciones al menos desde agosto.

El fiscal expuso 37 evidencias entre testimonio de víctimas, análisis de lugares allanados, relación entre los investigados e informes policiales.

"Manco" G. negó la acusación y ponderó su vida como comerciante. Dijo que no iba a contestar preguntas. Luego que iba a contestar sólo las que le hicieran sus abogados y finalmente respondió también al fiscal. Dijo que iba a poner a disposición de Ponce Ashad su teléfono celular, pero aún no lo entregó. Tavella se opuso a la figura de asociación ilícita ya que no estaba acreditada la participación de su representado. "La única organización documentada es que G. tiene un negocio familiar y trabaja" dijo el abogado".

El juez Núñez Cartelle dio por válida la evidencia. Valoró como negativo que "Manco" se mantuviera prófugo más de 15 días sabiendo que su concubina había sido detenida. Le restó importancia a que desconociera los apodos que le sindicaban y que la investigación no se hiciera referencia a escuchas telefónicas. Dijo el juez que existe "probabilidad" de que "Manco" haya instigado delitos. Y le dictó preventiva.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});