Policiales

Acusado por un triple crimen será sometido a una junta médica

Lo ordenó la jueza Silvia Castelli tras dictarle 90 días de prisión preventiva por perseguir y matar a una pareja y su beba en febrero pasado.

Miércoles 08 de Julio de 2020

La primera noticia que tuvieron los familiares de la pareja asesinada junto a su beba en febrero pasado en Empalme Graneros fue que habían sufrido un accidente de moto. Una hermana de Cristopher Nahuel Albornoz encontró al muchacho desvanecido en el piso, con la moto sobre el cuerpo. "Tía, está con tiros", le avisó un sobrino. Y entonces también notó que Florencia Naomi Corvalán, tendida cerca de él, "tenía la campera subida y se le veían agujeros de tiros en la espalda". Cuando contemplaba esa escena, un adolescente del barrio cruzó de vereda y le dijo: "Decile a tu papá que «El salteño» los mató".

"El salteño" es el apodo de Cristian Carlos V., un joven de 22 años que ayer fue imputado como el ejecutor de la ráfaga de ametralladora que el 16 de febrero mató a la pareja y a su beba, Adelai Chelsi Albornoz, de 1 año y 11 meses, alcanzada por tiros en la cabeza y el pecho cuando sus padres ya habían caído heridos.

La fiscal Marisol Fabbro acusó a Cristian V. como autor de tres homicidios agravados por el uso de arma de fuego y la portación de una ametralladora calibre 9 milímetros. Tras ello la jueza Silvia Castelli le dictó la prisión preventiva por 90 días y ordenó que sea sometido a una junta médica para determinar si una discapacidad que padece le permite transitar el proceso en prisión.

El segundo acusado

Cristian V. es el segundo detenido por el triple crimen. En marzo fue imputado Matías "Gringo" O., de 22 años, como quien manejaba el auto del cual partieron los disparos y en el cual una mujer, pareja del conductor, iba en el asiento de atrás.

De acuerdo con la imputación, "El salteño" iba como acompañante cuando a las 20.30 del día del hecho persiguieron a las víctimas por calle Génova y al llegar a Cabal comenzaron a tirarles desde atrás. Albornoz, de 21 años, y Corvalán, de 23, cayeron de la moto con múltiples heridas.

Luego el tirador le apuntó a la beba y la hirió con dos disparos. Unos vecinos vieron a la nena perdiendo sangre y como aún se movía la trasladaron al Hospital de Niños donde falleció. Los cuerpos de sus padres quedaron en el lugar y murieron tras ser llevados a hospitales.

Cuando sus familiares se acercaron a la escena con el dato de que habían sufrido un accidente de tránsito los encontraron inconscientes y con múltiples heridas. Ambos recibieron siete impactos. Albornoz uno letal en la cabeza; Corvalán falleció por una hemorragia de tórax.

La familia del joven, hijo de Miguel Angel "Caracú" Albornoz, quien está bajo prisión domiciliaria por ser parte de una organización de venta de drogas de la zona noroeste, supieron desde un primer momento quién fue el tirador. "Se me acercaron tres o cuatro pibes que andan siempre en un terreno que usurparon frente al mercado chino. Uno morochito y petiso me dijo: «El salteño lo guaceó mal a tu hijo, le dio con una metra»", relató "Caracú" a este diario días después del triple crimen.

Según la evidencia citada por la fiscal, ese testigo le dijo a "Caracú": "Se ve que lo venían siguiendo, le pegaron un tiro por la espalda y cayeron. Ahí se bajó «El salteño» con la metra y le tiró. La bebé estaba parada y también le tiró un par de tiros".

La familia Albornoz denunció que al regresar del velorio "El salteño" pasó dos veces frente a ellos a baja velocidad en una moto negra junto con un acompañante y la tercera vez les mostró un arma que llevaba bajo la ropa. En el momento llamaron a la policía. "Lo conocemos del barrio, anda en un (Chevrolet) Aveo gris con los vidrios bajos, con música. Es un gordito joven y usa cadenas de oro", dijeron. También indicaron que "usa muletas y distintos choferes para cometer los hechos" aunque también "maneja autos y motos".

Según la fiscal, los vecinos también apuntaron de manera informal a Cristian V., al que señalaron como "mano armada o sicario" de un vendedor de drogas de la zona. Desde un primer momento el triple crimen fue vinculado a la disputa narco en el barrio. En un allanamiento a la casa de "El salteño" se encontró documentación de una causa del juzgado Federal Nº 3 por la que debía presentarse en forma mensual en la comisaría 12ª así como una lista de nombres entre los que figuraba un hermano de Albornoz con una descripción de sus rasgos físicos: "Morocho, ojos claros, dos dientes de oro, medio panzón".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario