Pandemia

Durante la pandemia se duplicaron los reclamos por ruidos molestos en los edificios

El titular de La Cámara de Propiedad Horizontal dijo que durante los meses de calor las denuncias por el uso indebido de espacios comunes fueron un dolor de cabeza

Lunes 14 de Junio de 2021

El titular de la Cámara de la Propiedad Horizontal de Santa Fe, Adolfo Jägger, reveló que se duplicaron los reclamos por ruidos molestos y problemas de convivencia desde que comenzó la pandemia y se dispusieron las distintas medidas de confinamientos desde marzo del año pasado. Además comentó que los espacios comunes de esparcimiento de los edificios, como las piletas o los quinchos, también llamados “amenities”, fueron un “auténtico dolor de cabeza” durante los meses de calor porque muchos inquilinos no acataron los protocolos vigentes para evitar los contagios de Covid.

El representante de la cámara que agrupa a administradores de edificios sostuvo este lunes que desde un tiempo a esta parte “se han duplicado en la sede de los colegas los reclamos referidos a ruidos molestos y problemas de convivencia producto de las medidas de confinamiento que se prolongan en el tiempo”.

En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de LT8, Jägger sostuvo: “Desde la cámara valoramos la función que están haciendo nuestros asociados; los colegas que administran propiedad horizontal, porque de repente se encuentran en la función de mediadores siendo que no es nuestra función y ni siquiera tenemos capacidad para hacerlo”, agregó Jägger.

El titular de la Cámara de la Propiedad Horizontal consideró que “lo importante es la certeza del reclamo. A veces nos encontramos con que se sobredimensiona el problema y cuando se le traslada el reclamo al supuesto infractor no era tan grave como se había planteado”, indicó.

Jägger explicó que ante situaciones de reclamos por conflictos entre vecinos se les comunica a los asociados que existe una oficina municipal de mediación para vecinos y que de esa manera se puede buscar una salida viable en un “terreno neutral”.

Morosidad estándar

“La gente, por suerte, en su gran mayoría acepta que los espacios comunes no se utilizan como tampoco se deberían realizar reuniones en los departamentos. Ahora con las temperaturas bajas tenemos mejor respuesta pero en el verano fue un verdadero dolor de cabeza porque la gente no había dimensionado lo que se venía o no quisieron y los resultados están al día”, subrayó.

>> Leer más: Fiestas clandestinas, detenidos y agentes de control al hospital

Al ser consultado sobre el porcentaje de morosidad en el pago de expensas, Jägger consideró que “hay un nivel de morosidad estándar, pero no se exhibió un incremento en el atraso que sea preocupante. Los costos de las expensas por lo general acompañan el índice inflacionario que va de un 30 a 35 por ciento”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario