Central

Sumar para seguir andando en el tren de la alegría

Central se presenta ante los santiagueños en un duelo directo en la pelea por el promedio y con la meta de continuar la racha ganadora.

Domingo 01 de Diciembre de 2019

Se liberó, quizás, de cierta falta de confianza que había acumulado. Mezcló la acción con la entrega y sacrificio y los resultados llegaron. Central elevó su autoestima, archivó los malos momentos transitados y hoy goza de una salud envidiable. Y así, con el ánimo por el cielo, se presentará esta noche frente a Central Córdoba, en este Santiago del Estero colmado de pasión por el andar del aurinegro y por la final de la Copa Argentina frente a River Plate que se le viene. El canalla, que llega con algunas bajas sustanciales, recorre el camino de la ilusión hacia posiciones lejanas al peligro, más allá de que aún reste un largo trecho para dejar atrás ese temor del descenso que tanto agobia.

El fútbol es tan impredecible que lo hace apasionante. Central y Cocca sobre todo estaban en situaciones complejas. El canalla porque no recibía puntos para engrosar el promedio y, de la mano de eso, el entrenador observaba que su crédito se acortaba. Hasta que dijo lo que dijo, se puso un plazo a su estadía en la entidad ("si no ganamos ante Godoy Cruz me voy”) y eso generó un impacto positivo. Porque sus muchachos reaccionaron de tal manera que no sólo ganaron ese juego sino que metieron tres triunfos seguidos y con goleada para ponerle un manto de tranquilidad a la vida futbolística auriazul. Y sobre todo para el DT.

   Los resultados, como siempre ocurre, elevaron la confianza, el clima pasó de tormentoso a soleado y agradable. Pero la tarea, por supuesto, no está cumplida ni nada por el estilo porque falta un recorrido para llegar al objetivo final de permanencia. Claro que hoy importa lo inmediato y se llama el ferroviario, rival directo en la carrera por la ratificación en primera división.

   Hoy la misión actual de Cocca y compañía es dar el doble golpe que significaría doblegar a un contendiente que está en la misma pelea. Por eso es un juego de los que se llaman de seis puntos y son los más importantes para buscar salir airosos. Y más aún en estos finales para ponerle punto final a la Superliga, donde Central se despedirá dentro de una semana nada menos que frente a Boca en el Gigante de Arroyito.

   La importante levantada canalla trajo un manto de piedad a todas las dudas existenciales que se habían instalado en Arroyito. Y encima llegaron a borbotones esos goles que les eran esquivos a los canallas. Sí, es cierto que se podrá decir que fueron ante rivales “fáciles” como el Tomba y Aldosivi, aunque también se puede sostener que no hay equipos a los que se los pueda bautizar con ese mote. “Cualquiera le gana a cualquiera”, se dice y es una realidad insoslayable. Pero el punto de inflexión, sin dudas, fue el golpe anímico que consiguió en el Monumental. Como para que Central dejara de sufrir y empezara a creer que podía salir de la incertidumbre que lo acongojaba.

   Hoy tiene la posibilidad de revalidar esos votos de confianza que supo ganarse con las tres victorias consecutivas. El de esta noche en el estadio Alfredo Terrera disputará una nueva final, donde hay doble premio en la carrera hacia la búsqueda de la salvación.

   Pero esa será otra historia que entregará varias páginas a este andar auriazul en la Superliga. Hoy la prioridad central está focalizada en no perder el tren de la alegría ante el ferroviario.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario