Ovación

River no para de sufrir, pero esta vez ganó y como visitante

River Plate parecía tener controlado su partido por la 11ª fecha del torneo Apertura de primera, pero Argentinos Juniors lo hizo sufrir hasta el final. Finalmente, el equipo de Leo Astrada ganó 2-1 en el estadio Diego Armando Maradona.

Jueves 29 de Octubre de 2009

River Plate cortó la mala racha. Pero antes, le tocó sufrir. El equipo de Leo Astrada venció esta noche a Argentinos Juniors por 2 a 1, en La Paternal, y terminó con la sequía de 17 partidos sin ganar de visitante, en el encuentro que cerró la undécima fecha del torneo Apertura.

Los goles del partido los convirtieron Diego Buonanotte, a los 29 minutos del primer tiempo, y Mauro Díaz, a los 33' del  complemento. Descontó Néstor Ortigoza, de penal, sobre el final del encuentro.

Cuando estaba 2-1 y con tres minutos agregados, Argentinos (que se vio superado en el resto del partido por el visitante) se jugó entero y dispuso de más de una oportunidad para quedarse con un empate.

Además de ganar fuera de casa después de ocho meses, los tres puntos significaron el primer triunfo de Leonardo Astrada como entrenador en su vuelta al banco del equipo de Núñez, y el primer triunfo millonario en el remodelado estadio Diego Armando Maradona.

A la leve mejoría en el juego que mostró en los empates frente a Huracán y en el superclásico, River le agregó el resultado positivo, el segundo del campeonato.

Los puntos fuertes de River fueron la solidez de la línea de tres en el fondo, el traslado de Diego Barrado, y la improvisación de los chiquitos de arriba.

El entrenador de Argentinos, Claudio Borghi, dispuso un dibujo táctico idéntico al de su rival, pero llegó poco y cuando lo hizo se encontró con las buenas respuestas del arquero de River, Daniel Vega.

En lo que respecta al trámite del partido en La Paternal, River fue de menor a mayor en el primer tiempo, y esa mejoría coincidió con el ingreso de Mauro Díaz por Cristian Fabbiani, quien debió dejar la cancha por un corte al saltar con Andrés Scotti.

Antes de que se acomodaran los dos equipos en el campo de  juego, Ismael Sosa se encontró con la pelota en la puerta del área, remató fuerte y la pelota dio en el travesaño del arco defendido por Daniel Vega.

La respuesta de River llegó a los 4 minutos, con un remate de Buonanotte que se fue cerca, por arriba de Sebastián Torrico, mientras, a los 15', Ariel Ortega desperdició lo que pudo ser la ventaja para River al definir mal ante la salida del arquero de Argentinos.

Pero el Burrito Ortega se redimió al asistir de manera perfecta a Buonanotte, para que el Enano defina cruzado y marcara la merecida ventaja, a los 29 minutos.

Santiago Raymonda tuvo el empate, a los 36', pero Vega ratificó su buen momento con una estirada hacia su palo izquierdo, y Paulo Ferrari pudo aumentar la ventaja sino fuera por el palo derecho de Torrico que evitó el segundo gol del partido.

Así como tuvo la última de la primera etapa, Ferrari también tuvo la primera chance en el complemento, aunque su tiro a la carrera se fue por arriba.

River no renunció a atacar en el angosto campo de juego: Gustavo Cabral tuvo su chance de gol con un cabezazo, Ortega otro mano a mano fallido y el movedizo Buonanotte con más remates desde lejos.

Gabriel Hauche pudo empatar a los 31', pero creció la figura de Vega y Mauro Rosales del banco -ingresó por Buonanotte- para sellar el resultado después de la asistencia precisa de Mauro Díaz.

Sobre el final, Almeyda bajó la pelota con la mano dentro del área y Néstor Ortigoza transformó el penal en el descuento. Sólo quedó sufrimiento para River en el tiempo agregado, ya que el Bicho contó al menos con tres chances claras para robarle un empate.

Cuando el equipo local tuvo el control fue porque River se lo permitió, no supo lastimar con el ingreso tardío de Gustavo Oberman ni con pelota detenida, y lo pagó con una justa derrota.

El árbitro Federico Beligoy, que no pasó sobresaltos, pitó el  final del partido, que significó una chance perdida para Argentinos de acercarse a los líderes del campeonato, y le sirvió a River para salir lentamente del pozo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS