Ovación

Gio, el cerebro de la selección de Lionel Scaloni

Giovani Lo Celso jugó un partidazo ante Nicaragua a partir de la notable visión de juego.

Sábado 08 de Junio de 2019

Giovani Lo Celso ya es un jugador totalmente maduro. Anoche jugó el primer tiempo con el manual de la creación y la sorpresa debajo del brazo. Desparramó fútbol a lo largo y a lo ancho del campo. Siempre a partir del toque preciso y la visión en alta definición para leer el mapa del partido con claridad meridiana. Hoy es titular inamovible de la selección de Lionel Scaloni, tras no haber jugado ni un minuto en el último Mundial de Rusia cuando las riendas las tenía Jorge Sampaoli.

El crack rosarino surgido en Rosario Central se paró al principio como volante por derecha, siempre dispuesto a recibir y abastecer a Messi como principal misión. Y lo hizo de manera muy efectiva. El ex diez canalla que juega en Betis y ahora lo persiguen los equipos más poderosos de Europa para contratarlo dejó reiteradamente a compañeros en posición de gol. Primero a Saravia, después a Messi y a continuación a Acuña, quienes en sus primeros intentos fallaron las oportunidades.

Hasta que en el tramo final del primer tiempo, Gio se conectó con la Pulga y el mejor jugador del mundo dentro del área dejó sentado a tres rivales para clavar el primero albiceleste. Después llegó el segundo de Leo. Pero el primer tiempo de Lo Celso fue muy bueno, apelando a una luminosidad notable para elegir el mejor pase posible para romper los moldes.

En el complemento Gio reguló las energías y siguió recostado sobre la derecha. Ya no estaba Messi por lo que le faltaba el socio principal para triangular y sorprender. El partido no tuvo la intensidad en el juego de la etapa inicial y además la cantidad de cambios desnaturalizaron el desarrollo.

Igual, en la noche sanjuanina quedó más que claro que Lo Celso (jugó los 90 minutos) es una pieza clave en este recambio de la selección. Su lectura de juego lo ubica como un jugador fundamental en la organización de los ataques de Argentina. La Copa América que se viene debe ser su consolidación y explosión con la camiseta albiceleste.

Aquel volante ofensivo que asomaba como un pichón de crack en el Central del Chacho Coudet hoy es un futbolista maduro de selección y con un futuro enorme. Anoche impuso su impronta en la goleada 5 a 1 ante Nicaragua.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario