Ovación

Central: Coudet tiene todo para repetir el equipo, algo que hasta aquí nunca se dio

Si hay algo que caracterizó a Coudet en las fechas que se llevan disputadas en el torneo es la capacidad y decisión a la hora de meter mano en el equipo. Ya se dijo bastante. Se escribió otro tanto.

Miércoles 15 de Abril de 2015

Si hay algo que caracterizó a Coudet en las fechas que se llevan disputadas en el torneo es la capacidad y decisión a la hora de meter mano en el equipo. Ya se dijo bastante. Se escribió otro tanto. ¿Y ahora qué? ¿Mantiene o cambia? ¿Ratifica lo que puso en cancha contra San Martín de San Juan o varía según las características de Estudiantes? Será un nuevo desafío para el Chacho. Y no porque quiera presentarse la situación desde un lado caprichoso, sino porque hay argumentos para sostener la hipótesis de que el DT canalla está ante una semana particular. ¿Por qué? Porque desde Racing hasta acá hubo una catarata de variantes. Veinte para ser más exactos. Algunas de ellas bajo el rótulo de obligadas, pero la gran mayoría por propia decisión. Ahora la cuestión es especial. No tiene lesionados (amén de las molestias que evidenciaron ayer Nery Domínguez y Ruben, ver página 3), suspendidos ni futbolistas que vengan de una suspensión o hayan cumplido alguna sanción. ¿Entonces?

Desde estas mismas páginas se hizo referencia a que es un técnico al que "no le tiembla el pulso" a la hora de la toma de decisiones. Es por eso que casi que resulta un juego de ajedrez repasar todas y cada una de las variantes que fue realizando de un partido a otro. Fueron ocho semanas en las cuales las evaluaciones estuvieron a la orden del día, como seguramente seguirá sucediendo. Y en todas esas previas hubo un estudio pormenorizado por parte del cuerpo técnico, pero, lo más importante, muchas tomas de decisión. Y lo de "muchas" no es en sentido figurado. Después de Racing hasta el choque contra San Martín (SJ), el Chacho hizo 20 modificaciones. Claro que existieron contratiempos (lesiones y suspensiones), pero fueron las menos. Apenas seis casos fueron los que pusieron en aprietos al DT y lo obligaron a buscar una alternativa. ¿Los otros 14? Decisiones pura y exclusivamente de orden táctico. Y lejos está este análisis de poner en tela de juicio el accionar de Coudet. Ante la labor que viene realizando el equipo no cabe otra cosa más que el reconocimiento. Puede discutirse si tantos cambios seguidos alteraron en cierta medida el comportamiento del conjunto en esto de retrasar su afianzamiento. Pero esa es harina de otro costal.

Hoy todo pasa más por un juego de especulación que otra cosa. Simplemente eso. Y pensarlo en ese sentido implica el razonamiento de que están todas las condiciones dadas para que allá por la décima fecha el Chacho finalmente pueda repetir los once de un fin de semana a otro.

"Cada partido hay que pensarlo, pero siempre valorando lo nuestro. Siempre analizamos al rival. Yo voy poniendo lo que se me va cruzando por la cabeza y de acuerdo al partido que imagino. Hasta ahora las cosas nos vienen saliendo bien y eso ayuda", reflexionó en su momento el DT auriazul.

Contra San Martín de San Juan, Víctor Salazar cumplió con creces (fue su debut en el torneo). Damián Musto y Nery Domínguez se acoplaron muy bien (fueron los primeros minutos que compartieron en cancha en el campeonato). El esquema, una vez más (como ante Defensa y Justicia), respondió. No hay nadie que venga de una suspensión o que se haya repuesto de una lesión.

Postales, imágenes y hechos concretos en la previa de un partido al que el Canalla irá nuevamente a defender la punta sin la necesidad de cambiar algo. Por supuesto, Coudet es quien decide.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario