Series

Crítica de la serie de Netflix "Marcella": Los inocentes son los culpables

Netflix estrenó la segunda temporada de la serie británica "Marcella", un policial negro que explora los miedos de una mujer que, como tantas mujeres, siente que es la responsable de todos los males del mundo.

Viernes 22 de Junio de 2018

"Marcella" llegó a Netflix sin estridencias, sin la maquinaria publicitaria de los grandes títulos de la plataforma de video en streaming, y, como en los viejos tiempos, se ganó un lugar gracias a los comentarios "de boca en boca". Sus primeras imágenes, en las que Marcella, la detective que le da nombre a la serie, se lava la sangre que le mancha los brazos, las piernas, la cara, en una bañera, son estremecedoras, pero no más que su mirada, atónita, perpleja, desconcertada, ella no sabe por qué está ahí y mucho menos qué hace.
Marcella Trailer 1

Su desconcierto es el lei motiv de la historia, ella investiga un crimen, lo hace porque es policía, pero también porque no sabe si no es la culpable. Ese es el tema de fondo de "Marcella", la culpa, y si bien la aborda desde una perspectiva extrema -asesinatos horrendos que tienen como víctimas inocentes a mujeres o a niños- la cuestión se revela cotidiana, familiar, un tormento más real que la ficción. Son dos temporadas, de ocho episodios cada una, que si no fueran asfixiantes sería inevitable la maratón.
marcella06.jpg

De qué se trata: Macella es una detective retirada, abandonó la fuerza después de fracasar en la búsqueda de un asesino serial inteligente y despiadado que, sin explicación aparente, deja de matar. Ella, que se refugió en la familia -marido y dos hijos-, recibe una llamada de su jefe que le dice que la necesita, que apareció un cadáver con la firma del criminal que la empujó a dejar el trabajo. Vuelve, claro, y reanuda la cacería, que es implacable y feroz, pero también confusa, porque ella, el cazador, termina siendo la presa, y peor, el verdugo.
marcella04.jpg

Por qué hay que verla: La investigación policial de Marcella se cruza peligrosamente con su vida personal. Su marido la abandona y ella, que es una mujer devastada y también, una detective sagaz, descubre que hace años que la engaña con una compañera de trabajo. Lo horroroso es que la amante es asesinada y Macella, que sufre inexplicables blackouts que le borran fragmentos de la memoria, no sabe si no fue ella misma quién la mató. Esa dualidad, que la investigadora sea también la sospechosa, resulta inquietante. También, irresistible.
marcella07.jpg

Historia de fondo: Los detectives clásicos de la novela negra son brillantes, infalibles, capaces de esclarecer el crimen más oscuro y misterioso, pero no sus problemas, esos que resolverían con un llamado telefónico o una consulta a un terapeuta y, como no hacen nada, los persiguen a sol y a sombra. Marcella es uno de ellos, solo que, además, su patología -sufre repentinas lagunas mentales- hace que ella y los que la rodean la hagan blanco de horribles sospechas. En la primera temporada, como autora de un crimen; en la segunda, peor.
marcella01.jpg

Para que sepas: "Marcella" tiene dos cartas de triunfo: la primera, el guionista, la serie fue escrita por el novelista y guionista sueco Hans Rosenfeld, el autor de "The Bridge", el título que puso en el radar al "nordic noir", uno de los géneros que más y mejores dividendos a la nueva televisión; la otra, la protagonista, la actriz inglesa Anna Friel, que logra con su mirada perdida darle a la trama una profundidad que pone los pelos de punta, y no solo eso, es una intérprete consagrada que brilló en la serie de culto "Pushing Daisies".
marcella03.jpg

Lo que importa: Anna Friel firmó para tres temporadas, y ella es Marcella, así que los fanáticos de la serie pueden quedarse tranquilos: hay vida después del segundo tramo de la historia que acaba de colgar Netflix y que gira en torno a la investigación de una serie de crímenes de niños que aterrorizan a Londres. El primero que descubren no es otro que el mejor amigo del hijo de Macella y, como no podía ser de otra manera, ella, su exmarido, su amante, todos los que están a su alrededor, son arrastrados al abismo.
marcella09.jpg

Entrelíneas: Netflix, atenta a los gustos de sus espectadores, a los que conoce mejor que ninguna cadena de televisión, le dio a las mujeres un lugar que nunca antes había tenido en la pantalla chica. Sus historias policiales le dijeron adiós al "modelo Philip Marlow" y le dieron protagonismo a las mujeres, "The Killing", "The Fall" y "Collateral" son buenos ejemplos de esta tendencia, "Marcella", obviamente, también, y eso hace que la historia tenga matices que los manidos estereotipos masculinos de la ficción clásica no tienen.
Marcella Trailer 2

La verdad desnuda: La elección de Anna Friel no fue una elección inocente. La actriz británica saltó a la fama por haber protagonizado, cuando tenía tan solo 17 años, el primer beso lésbico de la televisión inglesa. Fue en la serie "Brookside", una de las series más provocadores de Channel 4, que se atrevió a romper con todos los tabúes y se atrevió a incluir una escena de incesto. Si bien en "Marcella" firmó para que haya desnudos, en la ficción de Fox Premium "The Girlfriend Experience" Friel se anima a eso y mucho más.
marcella02.jpg

Alerta spoilers: El relato de "Marcella" juega, no siempre honestamente, con los saltos en el tiempo. La historia arranca, retrocede, vuelve a avanzar y va para atrás tantas veces como sea necesario. Eso, más las repentinas pérdidas de memoria de la protagonista, hacen que la trama esté siempre en un claroscuro inquietante, ahí entre las sombras está la verdad pero aunque entrecerremos los ojos no podemos distinguirla. Todo el tiempo esperamos la luz de Marcella y cuando llega uno se da cuenta que era mejor seguir a oscuras.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario